Tras 25 años de Acuerdos de Oslo, Trump, un obstáculo más para la paz

Tras 25 años de Acuerdos de Oslo, Trump, un obstáculo más para la paz

El presidente de EE. UU, abandonó su rol de mediador para tomar partido por Israel.

oslo1

El momento histórico de la firma de los Acuerdos de Oslo de 1993: Rabin y Arafat estrechan sus manos bajo la mirada de Clinton.

Foto:

AFP

12 de septiembre 2018 , 08:32 a.m.

Mientras el Gobierno estadounidense aborda con ambigüedad el conflicto palestino-israelí, su presidente, Donald Trump, no ha dejado de alinearse con Israel y golpear a los palestinos con controvertidas decisiones que han molestado a los países árabes y muchos occidentales.

Cuando se cumple el 25 y el 40 aniversario de los acuerdos de
Oslo y de Camp David, el Ejecutivo de Washington mantiene en el limbo el denominado 'Pacto del siglo', con el que Trump pretende dar una solución a un conflicto de décadas, pero cuyos términos exactos se desconocen.

Un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca dijo a que "el plan de paz comienza con la realidad. Reconoce la historia del conflicto pero evita depender de nociones agotadas de lo que debería ser, y en su lugar se centra en lo que podría ser".

"No es una hoja de términos de dos páginas sino un documento extenso que explica cómo el equipo de paz (de EE. UU.) piensa que el conflicto debería ser resuelto", subrayó la fuente.

Tras consultas con israelíes, palestinos, líderes regionales y otros interlocutores, según indicó el portavoz, la Administración ha trazado un plan que considera "realista, justo, e igualmente importante, aplicable" con el que ambas partes "ganarán más de lo que den".

Pese a la falta de detalles, el presidente palestino, Mahmud Abás, reveló recientemente que el equipo estadounidense le había sugerido una iniciativa basada en una confederación jordano-palestina, a lo que él respondió que aceptaría solo si Israel formase parte de ella.

El corresponsal del diario palestino Al Quds en Washington, Said Arikat, dudó que la idea de confederación pueda ser aceptada por las autoridades israelíes, ya que el pasado 19 de julio Israel aprobó una ley por la que aseguraba su carácter como Estado nacional de los judíos.

Mahmud Abás

El presidente palestino, Mahmud Abás.

Foto:

EFE

También se mostró crítico con la postura del actual Gobierno estadounidense el exembajador de EE.UU en Israel (2001-2005) y en Egipto (1997-2001), Daniel C. Kurtzer.

"Creo que la gente de esta Administración que trabaja en este asunto no ha leído ni entendido la historia", destacó Kurtzer, quien señaló que los actuales negociadores de EE. UU. ven que la clásica solución de dos Estados, uno palestino y otro israelí, no es en interés ni de Israel ni de Washington.

Arikat opinó que Washington "ha adoptado la visión israelí del conflicto, dejando fuera la solución de dos Estados, y además ha reconocido a Jerusalén como capital de Israel..." En resumen, "esta Administración se ha alineado completamente con la posición del Israel y del Likud (el partido del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu)", remarcó Arikat.

Esta Administración (EE. UU.) se ha alineado completamente con la posición del Israel y del Likud (el partido del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu

Lejos quedan los esfuerzos mediadores de EE.UU. que condujeron a los acuerdos de Camp David (1978) y de Oslo (1993). En opinión de Kurtzer, el legado más significativo de esos pactos fue "el reconocimiento mutuo, la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) reconoció el derecho de Israel a existir e Israel reconoció a la OLP como representante legítimo del pueblo palestino".

La situación ha cambiado desde entonces y el también académico de la Universidad de Princeton recordó que el problema palestino-israelí "ya no es una prioridad para "nadie en ningún lado". "Cuando Trump fue elegido dijo que sería una prioridad -agregó-, pero creo que ahora la Administración ha reconocido que hay muchos más asuntos desafiantes solo en Oriente Próximo.

Siria, Irak, el Yemen, los temas nucleares de Irán han empujado el problema muy debajo en la agenda", dijo Kurtzer.

Donald Trump

El presidente Trump se alineó con la posición de la derecha israelí.

Foto:

Mandel Ngan / AFP

En cuanto a las perspectivas sobre el terreno, Arikat denunció que lo que hay "es una situación de un Estado, y en todos los sentidos es un Estado de 'apartheid', Israel es una parte que usa la fuerza y la ocupación militar contra los palestinos y asedia Gaza, ha erigido un muro y tiene normas distintas para palestinos e israelíes". "Esto continuará y será más exacerbado y prevalente", auguró.

Aun así, Kurtzer afirmó que una solución al conflicto es "cien por ciento posible", ya que "ambas sociedades tienen un dibujo mental de lo que sería un acuerdo de paz", con dos Estados, con sus respectivas autoridades y aparatos de seguridad.

"Lo que falta y ha faltado durante años ha sido un liderazgo heroico", puntualizó el experto, para quien ahora "no hay nadie preparado para hacer el trabajo duro y poner la clase de trabajo que se vio con gente como Anuar al Sadat o Jimmy Carter".

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.