Secciones
Síguenos en:
¿Por qué la UE equiparó la situación de Bielorrusia y Venezuela?
Josep Borrell

Josep Borrell, alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

Foto:

EFE

¿Por qué la UE equiparó la situación de Bielorrusia y Venezuela?

FOTO:

EFE

Un Alto funcionario de la Unión Europea dice que no reconocen ni a Lukashenko ni a Maduro.

El jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, equiparó este lunes la posición de la UE ante la situación en Bielorrusia y la actualidad de las relaciones con
Venezuela.

(Lea también: ¿Qué es el 'comando secreto' contra EE. UU. que creó Venezuela?)

Borrell reiteró en una conferencia de prensa que la UE no reconoce la "legitimidad democrática" del presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, al fin de una reunión de los cancilleres europeos en el Consejo de Relaciones Exteriores de la UE.

"En el caso de Lukashenko tenemos una situación parecida a la de Venezuela. No reconocemos la legitimidad del señor (Nicolás) Maduro como presidente (...), por las mismas razones y condiciones por las que no reconocemos la legitimidad democrática de Lukashenko", expresó.

Esto ocurre, dijo el jefe de la diplomacia europea, "porque no consideramos que las elecciones" que les permitió permanecer en el poder "hayan sido válidas".

Sin embargo, Borrell añadió que aunque la UE no reconoce la "legitimidad democrática" de ambos dirigentes, "no quiere decir que no reconozcamos la realidad".

(Lea también: ¿Por qué la Guardia Nacional ataca a disidencias de Farc en Venezuela?)

"Tanto Lukashenko como Maduro tienen el control del gobierno, de la administración y del territorio", señaló. Los cancilleres de la UE mantuvieron este lunes en Bruselas una reunión en que la posibilidad de sanciones contra Bielorrusia se impuso como tema predominante, por las denuncias de manipulación electoral y la represión a las protestas.

Sin embargo, los cancilleres no lograron alcanzar la unanimidad requerida para imponer sanciones, y por ello Borrell se limitó a reiterar que la UE considera que los resultados de las recientes elecciones enBielorrusia fueron "falsificados".

"Es tan claro como esto. No reconocemos los resultados (de las elecciones) ni la legitimidad" de Lukashenko, reforzó. Con relación a Venezuela, Borrell dijo que informó a los cancilleres sobre las conversaciones con el Grupo Internacional de Contacto (GIC), y les explicó que no están presentes las condiciones para el envío de una misión de observación para los comicios legislativos del 6 de diciembre.

(Lea aquí: El poder que debe asumir Europa en el juego geopolítico)

"El Consejo de forma unánime apoyó la decisión del GIC de continuar las negociaciones para discutir la posibilidad de elecciones que puedan ser observadas por nuestras misiones. Esas condiciones no están dadas en este momento", señaló.

El GIC está compuesto por países europeos como España, el Reino Unido, Francia, Alemania e Italia, y varios latinoamericanos. Argentina acaba de incorporarse, mientras Bolivia lo abandonó.

Alexander Lukashenko

Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia.

Foto:

Efe

Lukashenko asume en secreto la presidencia

El autoritario presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, juró este miércoles el cargo en una ceremonia que se mantuvo en secreto hasta el último momento a causa de la ola de protestas antigubernamentales que vive esta antigua república soviética desde las elecciones del 9 de agosto.

(Lea aquí: Crisis por fraude en Bielorrusia, nuevo pulso entre Rusia y Occidente)

"Al tomar posesión del cargo de presidente de Bielorrusia, juro solemnemente servir al pueblo de la República de Bielorrusia, respetar y proteger los derechos y las libertades de las personas y los ciudadanos", dijo Lukashenko con la mano derecha sobre un ejemplar de la Constitución del país.

A continuación, el mandatario firmó el acta del juramento, tras lo cual recibió sus credenciales de jefe del Estado de manos de la presidenta de la Comisión Electoral Central (CEC) de Bielorrusia, Lidia Yermóshina.

"No puedo ni tengo el derecho de abandonar a los bielorrusos que han vinculado con el rumbo estatal no solo sus preferencias políticas sino también su destino y el futuro de sus hijos", afirmó Lukashenko, citado por la agencia estatal BELTA.

La ceremonia de investidura tuvo lugar en el Palacio de la Independencia de Minsk y contó con la asistencia de unas 700 personas, entre parlamentarios y otras autoridades del país, según fuentes oficiales.

El acto se llevó a cabo en medio de un gran secretismo y la información sobre la toma de posesión de Lukashenko comenzó a filtrarse en los medios simultáneamente con la ceremonia.

(En otras noticias: Putin le ofrece gratis a la ONU la vacuna rusa contra el covid-19)

Los medios bielorrusos ya habían adelantado días atrás que en medio de la crisis política y la caída de la popularidad de Lukashenko, el "eterno" dirigente del país, en el poder desde 1994, optaría por mantener en secreto la fecha de la investidura.

AFP Y EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.