Ola de calor aviva el fuego en Australia y llamas alcanzan Melbourne

Ola de calor aviva el fuego en Australia y llamas alcanzan Melbourne

Incendios ya dejaron más de tres millones de hectáreas afectadas y más de mil viviendas arrasadas.

Incendios en Australia 2

Australia entró en estado de alerta por la magnitud de los incendios forestales de los bosques de Sídney. Este lunes, el fuego se propagó hasta Melbourne.

Foto:

Dean Lewins / EFE

Por: AFP
30 de diciembre 2019 , 10:07 a.m.

Unas 100.000 personas tuvieron que abandonar cinco localidades cercanas a Melbourne este lunes mientras la ola de enormes incendios sigue arrasando Australia. Además un bombero voluntario murió luchando contra las llamas en el interior del país.

Lea también: (Ciclista se detuvo para dar agua a un koala que moría de sed)

Las autoridades de Melbourne, la segunda ciudad más poblada del país, declararon el estado de emergencia por fuego e instaron a los residentes a "actuar inmediatamente para sobrevivir".

En Bundoora, a 16 kilómetros al norte del centro de la ciudad y sede de los dos principales campuses universitarios de Australia, el fuego "amenazaba viviendas y vidas", informaron los servicios de emergencia del estado de Victoria. "Estáis en peligro y hay que actuar inmediatamente para sobrevivir", dijo la agencia a los residentes en un mensaje.

Los medios locales mostraron imágenes de bomberos sobrevolando barrios residenciales y de familias mojando sus viviendas con agua con la esperanza de poder detener el avance de las llamas.

Se trata de la última declaración de emergencia en Australia en esta devastadora estación de incendios, que se ha visto incrementada por una prolongada sequía y por el cambio climático.

Incendios en Australia

Helicópteros intentaron apagar el fuego en Melbourne.

Foto:

William West / AFP

En Nueva Gales del Sur (sureste) un bombero voluntario murió y otros dos sufrieron quemaduras después de más de cinco horas combatiendo el fuego en el suroeste de Sídney, informaron los servicios rurales de incendios.

En total once personas murieron, más de mil viviendas fueron arrasadas y más de tres millones de hectáreas (un área más grande que Bélgica) fueron abrasadas.

Las condiciones empeoraron el viernes con fuertes vientos y temperaturas que se dispararon a lo largo del país, alcanzando los 47 grados en algunos estados del oeste y los 40 en todas las regiones, incluso el templado estado insular de Tasmania, en el sur.

Más de doce enormes llamaradas avanzan también descontroladas en el interior, en la región de Gippsland, donde las autoridades dijeron que "varios" de los 30.00 turistas que visitan cada año la zona, han recibido advertencias de evacuación.

Algunos de los incendios son de tal intensidad que cientos de bomberos han tenido que retroceder fuera de la línea de fuego de unos mil kilómetros. El responsable de lucha contra los incendios de Gippsland, Ben Rankin, consideró que era "peligroso" para los bomberos permanecer en las áreas de matorrales, y calificó la situación de "muy intensa".

Ola de calor en Australia

Cientos de bomberos fueron removidos de las zonas afectadas ante el riesgo por incendios en Australia.

Foto:

William West / AFP

'Demasiado tarde para irse'

Las autoridades advirtieron a los turistas en Gippsland que los incendios podrían provocar el corte de la última carretera aun abierta.

El comisario de los servicios de emergencia del estado de Victoria, Andrew Crisp, dijo por su parte que los residentes y turistas en el área probablemente tengan que mantenerse varados ya que ahora "es demasiado tarde para irse". Además no "es posible" hacer llegar ayuda a todos los visitantes de la zona, recalcó.

La vecina región de Australia del Sur también está sufriendo "catastróficas" condiciones por los incendios. El director del servicio de bomberos del estado, Brenton Eden, dijo que probablemente este lunes será un día "muy peligroso" para la gente de la región, con tormentas eléctricas "secas" - que generan truenos y relámpagos, pero no lluvia - que ya provocaron varios fuegos, incluyendo un frente de nivel de emergencia en la isla Kangaroo.

Está previsto también que las condiciones se deterioren en Nueva Gales del Sur, donde este lunes por la mañana había cien incendios activos, 40 de ellos sin controlar.

Sídney y otras grandes ciudades se vieron envueltas, además, en humos tóxicos durante semanas, lo que obligó a los niños a permanecer en sus casas y provocó la cancelación de importantes eventos deportivos profesionales.

La capital Canberra tuvo que cancelar los fuegos artificiales de Año Nuevo por una prohibición que afecta al territorio de la capital, una medida secundada por varias localidades de la región.

En Sídney circuló  una petición para cancelar los famosos fuegos artificiales de Año Nuevo y emplear ese dinero para combatir los incendios que ha recaudado 270.000 firmas, pero las autoridades dijeron que los mantendrán.

AFP

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.