Aterradores casos de masacres de sectas collage
EL TIEMPO

Aunque la Real Academia Española tiene varias definiciones de la palabra 'secta', la mayoría de personas identifica el término como algo negativo. Y lo cierto es que sí puede serlo. Ejemplos, como el del psicópata Charles Manson o el del Movimiento para la Restauración de los Diez Mandamientos de Dios son recordados con temor y, tal vez, con algo de curiosidad.

Historias de líderes perversos que tienen la capacidad de reducir por completo la voluntad de sus seguidores han sido contadas en el cine y en la literatura numerosas veces. Y, aun así, parece que no dejan de impresionar al público. Le contamos algunos casos de sectas que se salieron de control y llevaron a la gente a cometer hechos aberrantes.

Abubakar Shekau, líder de Boko Haram
AFP

Boko Haram

Es más conocido como un grupo terrorista. Sin embargo, su vocación religiosa y los ritos que practican sus miembros son patrones típicos de una secta. Actualmente operan en por lo menos cinco países de África: Nigeria, Chad, Camerún, Níger y Mali. Uno de sus actos criminales más recordados fue el secuestro de más de 200 niñas en un colegio de Abuya, la capital de Nigeria. Hasta el 2019 aún no se sabía el paradero de al menos 112 menores.

Pero esa no ha sido la única atrocidad cometida por esta secta de orientación islámica. El secuestro de niños, y sobre todo niñas, para utilizarlos en la guerra es una práctica común dentro del grupo. En su vestimenta esconden bombas para cometer atentados 'suicidas', que en realidad son el sacrificio de la vida de la persona raptada.

Las masacres y los ataques que han perpetrado son numerosos y se distinguen por su inusitada crueldad. Una de los peores tuvo lugar en el nororiente de Nigeria, en 2014: 50 hombres de Boko Haram ingresaron a un colegio y lo quemaron parcialmente. Medios como la 'BBC' reportaron que hubo alrededor de 60 menores muertos. No contentos con ello, se atrevieron a acuchillar y disparar a algunos sobrevivientes.

Copia del expediente de David Koresh en el FBI
Cortesía archivo del FBI

Davidianos

El 19 de abril de 1993 ocurrió una de las tragedias más lamentables de Estados Unidos: la masacre de la secta de los davidianos de Waco. El rancho de Monte Carmelo, ubicado en el centro de Texas, ardió en llamas provocando la muerte de 76 personas que pertenecían a la secta. Entre los que murieron también había cuatro policías.

David Koresh, líder mesiánico de la secta davidiana que pertenecía a la iglesia Adventista del Séptimo Día, convenció a un centenar de personas para atrincherarse en un rancho a las afueras de Waco, según un artículo de la agencia 'EFE'. Encerrados en su propiedad, los davidianos, entre los que había incluso niños, celebraron diferentes ritos bíblicos que culminaron con 'la conmemoración del Apocalípsis'.

Tras 51 días de asedio, en los que hubo enfrentamientos con armas de fuego y se consiguió la liberación de algunos niños, los agentes del FBI y del Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) decidieron asaltar el rancho. La investigación posterior determinó que el fuego había sido provocado por el autoproclamado mesías y sus seguidores para hacer realidad el suicidio colectivo que ansiaban, tal y como establecía su  insípida religión.

Brujería
Johhanes Duque

Hermanos Hernández

A principios de los años 60, los hermanos Santos y Cayetano Hernández formaron una secta que combinaba la mitología azteca e inca para estafar al pueblo de Yerbabuena, en Tamaulipas (México). Los hermanos prometían a los habitantes de la zona compartir los tesoros que, supuestamente, había en las montañas. Con esa mentira lograban que la gente les rindiera tributos económicos y favores sexuales. Los hombres reclutaron en Monterrey a una mujer llamada Magdalena Solís, quien venía de una familia disfuncional y de bajos recursos. Con la ayuda de los estafadores logró hacerse pasar por la reencarnación de la Diosa ‘Coatlicue’ (en la mitología azteca es la Diosa de la fertilidad) y 'afianzar' todavía más los absurdos postulados de los Hernández.

Al estar tan apersonada de su papel mandó asesinar a dos opositores y, a partir de ese hecho, empezó una serie de sacrificios y mutilaciones. Luego de seis semanas de cometer estos actos, un niño, de 14 años, dio aviso a la policía. Los tres fueron sentenciados a 50 años de prisión, según información del medio local 'Televisa'.

Coro Iglesia del Templo del Pueblo
Cortesía Archivo California Historical Society

Iglesia del Templo del Pueblo

Esta secta es conocida por perpetrar una de las peores masacres de la historia.

Jim Jones, líder del Templo del Pueblo, eligió Guyana, en Suramérica, para establecerse con sus seguidores. Miles de personas, en su mayoría de raza afro, servían para él. Todos vivían en Jonestown, una granja de 140 hectáreas.

En noviembre de 1978, se notificó de la muerte de 919 personas, entre las cuales había al menos 300 niños. Jones era uno de los fallecidos.

Según las investigaciones, se trató de un homicidio masivo provocado por Jones, quien obligó a sus seguidores a tomar cianuro después de una investigación que el congresista estadounidense Leo Ryan estaba haciendo contra la secta.

Ryan viajó hasta Jonestown y, cuando  se disponía a volver con algunos desertores, fue atacado y asesinado. Minutos después de eso, ocurrió el homicidio masivo.

Movimiento para la restauración de los Diez Mandeamientos de Dios
AFP

Movimiento para la Restauración de los Diez Mandamientos de Dios

Hace 20 años, en el distrito Kanungu, en el suroccidente de Uganda, cientos de personas fueron encerradas dentro de una iglesia y sus líderes les prendieron fuego desde afuera. Las personas que murieron hacían parte del Movimiento para la Restauración de los Diez Mandamientos de Dios, una secta del 'día del juicio final' que creía que el mundo se acabaría a comienzos del milenio.

Hasta el momento nadie ha sido juzgado por la masacre y los líderes de la secta nunca han sido encontrados. Según algunos relatos de los ciudadanos de Kanungu, se hallaron cientos de cuerpos en fosas comunes que, al parecer, fueron personas asesinadas por esta misma secta.

Secta de Zaid Zaman de Inglaterra
Tomado de @NorthumbriaPolice en Facebook

Secta de Zahid Zama

Esta secta, en el Reino Unido, estaba liderada por un hombre llamado Zahid Zaman. El grupo secuestraba a personas para obligarlas a hacer zoofilia y acciones de canibalismo, entre otras atrocidades.

Según la pagina oficial de la Policía de Northumberland, uno de los casos mas conocidos fue el de un hombre obligado a tener relaciones sexuales con un perro. El detective Andy Fairlamb dijo: "Este ha sido realmente uno de los casos más horribles con los que he tratado. La forma en que estas personas trataron a este hombre fue aborrecible".

(La foto fue sacada de la pagina de Facebook de la Policía de Northumberland, en Reino Unido. La primera foto pertenece a un hombre, de 43 años, que fue víctima de la secta y finalmente murió. Los demás son integrantes de la secta). 

Charles Manson
California Department of Corrections and Rehabilitation

La familia Manson

El asesinato de la actriz Sharon Tate y sus acompañantes a manos de la secta liderada por Charles Manson es una de las masacres más recordadas en la historia de Hollywood. El hecho sucedió en Los Ángeles, California, en agosto de 1969. Tate era esposa del director de cine Roman Polanski y tenía ocho meses de embarazo.

En ese mismo mes, los integrantes de aquel grupo cometerían otro asesinato: en la casa del matrimonio LaBianca.

En total, mataron a siete personas.

Nunca se supo el porqué esta secta arremetió contra estas personas. Una de las hipótesis más conocidas, según la 'BBC', es que Charles Manson quería iniciar una guerra racial en Estados Unidos. Obsesionado con el White Album, de The Beatles, se dice que Manson quería desencadenar una situación de caos y descontrol de la que él saliera victorioso y dejar pruebas falsas en los asesinatos para incriminar a miembros de las Panteras Negras.

Operativo para rescatar a las víctimas de la secta panameña La Nueva Luz de Dios
Tomado de @MinSegPma en Twitter

La Nueva Luz de Dios

En enero del 2020, las autoridades panameñas desmantelaron una secta religiosa llamada La Nueva Luz de Dio. Según testimonios de algunos sobrevivientes, los miembros de este culto secuestraban y torturaban personas para hacer sus ritos. En el momento de la captura tenían a varias personas secuestradas, entre ellas niños y mujeres embarazadas. La secta estaba radicada en una localidad indígena apartada.

Según versiones, algunos de los rescatados presentaban traumas en su cuerpo y quemaduras. La Fiscalía de ese país se trasladó a este lugar y encontraron una fosa común con varios cuerpos, entre ellos, el de una mujer con sus cinco hijos.

Más Regiones 16 de junio de 2020 , 02:38 p.m.

Casos de masacres de sectas que han ocurrido en el mundo

Historias de líderes perversos que reducen por completo la voluntad de sus seguidores.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.