Secuestrador abatido en Brasil dijo que quería 'pasar a la historia'

Secuestrador abatido en Brasil dijo que quería 'pasar a la historia'

Según algunos rehénes, William da Silva buscaba una recompensa del Estado por liberarlos. 

Secuestrador de autobús en Brasil

Después de ser impactado por uno de los francotiradores, el secuestrador del autobús identificado como William Augusto da Silva fue trasladado herido al Hospital Souza Aguiar, donde falleció.

Foto:

Foto: Captura de video Record TV

Por: Efe
21 de agosto 2019 , 08:39 a.m.

El secuestrador de un autobús con 37 personas abordo en la ciudad brasileña de Río de Janeiro que fue abatido este martes por un francotirador de la Policía de élite dijo antes de morir que cometía el acto para "entrar a la historia".

William Augusto da Silva, de 20 años y con antecedentes criminales, secuestró a las 5.26 hora local (8.26 GMT) un autobús que transportaba pasajeros entre el municipio de Sao Gonçalo, en la región metropolitana de Río de Janeiro, y el centro de la capital fluminense.

"Él no amenazó dentro del autobús a nadie, no fue violento e incluso hacía chistes. Dejó orinar a varios pasajeros en la parte trasera del autobús. Solo decía que quería 30.000 reales (unos 7.500 dólares) del Estado", dijo Hans Moreno, uno de los rehénes.

Durante tres horas y 36 minutos, el joven retuvo a los 36 pasajeros y al conductor del vehículo, aunque en el transcurso de las negociaciones con la Policía liberó de manera individual y con intervalo de tiempo a cuatro mujeres, una de ellas embarazada y que se desmayó, y a dos hombres.

Secuestro en Barsil

Da Silva, secuestró un autobús que transportaba pasajeros entre el municipio de Sao Gonçalo, en la región metropolitana de Río de Janeiro, y el centro de la capital fluminense.

Foto:

AFP

El gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, quien concedió una rueda de prensa después de la acción que terminó con la vida del secuestrador y liberó a los 31 rehenes que estaban todavía dentro del autobús, señaló que da Silva estaba "perturbado mentalmente" y eso no dio tregua para prolongar la negociación de su rendición.

Witzel habló con la madre del secuestrador después del fatal desenlace y, según el gobernador, ella se lamentó por algún "error" cometido en la educación del joven y pidió disculpas a las autoridades y a los rehenes por el incidente provocado por su hijo.

"La asistencia sicológica será no solo para los rehenes, sino también para la familia del joven secuestrador", afirmó Witzel. De acuerdo con la Policía de Carreteras Federal (PRF, por su sigla en portugués), primera autoridad en acudir al emblemático puente Río-Niteroi, donde el autobús fue atravesado por orden del secuestrado para impedir el tráfico, Da Silva tiene cuatro registros en su ficha de antecedentes judiciales.

Según un comunicado de la PRF, en la ficha del secuestrador existen reseñas por violación, porte ilegal de armas, intento de hurto y una de violencia contra mujeres, encajada dentro de la llamada ley de protección 'María da Penha'.

Secestro de autobús en Brasil

Antes de ser abatido, Da Silva exigió la presencia de una ambulancia en el lugar y pidió que ampliaran el cordón de seguridad que usó la Policía para que la prensa tomara más distancia del autobús.

Foto:

Pilar Olivares / Reuters

Uno de los 31 rehenes que permanecieron hasta el final dentro del autobús, el profesor Hans Moreno, relató a periodistas que el joven dijo cuando anunció el secuestro que no iría a robar las pertenencias de los pasajeros y que lo hacía para "entrar a la historia" y para que las personas "tuvieran mucho que contar al final del día".

Moreno contó que el secuestrador pidió a una pasajera amarrar las manos de los otros rehenes con abrazaderas de plástico y pasar una cuerda por encima de las ventanillas del autobús para colgar botellas plásticas que llenó con gasolina, combustible que transportaba en un galón.

La asistencia sicológica será no solo para los rehenes, sino también para la familia del joven secuestrador

"Él no amenazó dentro del autobús a nadie, no fue violento e incluso hacía chistes. Dejó orinar a varios pasajeros en la parte trasera del autobús. Solo decía que quería 30.000 reales (unos 7.500 dólares) del Estado", añadió Moreno.

El joven, además del galón de gasolina, un encendedor, un cuchillo grande y un 'teser' (arma de choque eléctrico), portaba un revólver de juguete.

El secuestrador decía que quería 30.000 reales (unos 7.500 dólares) del Estado

Después de ser impactado por uno de los francotiradores del Batallón de Operaciones Especiales (Bope), la Policía de élite de Río de Janeiro, Da Silva fue trasladado herido al Hospital Souza Aguiar, donde falleció a las 10.35 hora local (13.35 GMT) por un paro cardiorrespiratorio producto de los disparos policiales.

Antes de ser abatido, Da Silva exigió la presencia de una ambulancia en el lugar y pidió que el cordón de seguridad implementado por la Policía fuese ampliado para que así la prensa tomara más distancia del autobús.


Efe

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.