Regreso de diplomáticos estadounidenses a Cuba, en vilo

Regreso de diplomáticos estadounidenses a Cuba, en vilo

EE. UU. no ha decidido aún si enviará de regreso a su personal a la embajada en La Habana.

La Habana

Hasta el momento, EE. UU. no ha indicado siquiera la posibilidad de regreso de los 17 funcionarios cubanos que expulsó de Washington a raíz del suceso.

Foto:

EFE

12 de enero 2018 , 10:49 p.m.

Después de los supuestos “ataques acústicos” de 2017 que afectaron la salud de 24 diplomáticos estadounidenses en Cuba, el Gobierno de EE. UU. no ha decidido aún si enviará de regreso a su personal a la embajada en La Habana.

El martes pasado, el Departamento de Estado de EE. UU. admitió por primera vez que no está seguro de que los supuestos ataques sufridos fueran una agresión acústica como había sostenido hasta el momento.

“Yo no descarto nada. No estoy diciendo que sea un ataque acústico, pero sí sabemos que hay un elemento acústico asociado con ellos, que puede ser parte de otro estilo de ataque”, afirmó el director adjunto de seguridad diplomática del Departamento de Estado, Todd Brown.

Una comisión de investigación, que incluye a expertos cubanos y del FBI, tampoco ha encontrado prueba alguna de los “ataques sónicos” contra el personal diplomático estadounidense. Washington dice que sus empleados han sufrido pérdida de audición, mareos, fatiga y problemas cognitivos.

Hasta el momento, EE. UU. no ha indicado siquiera la posibilidad de regreso de los 17 funcionarios cubanos que expulsó de Washington a raíz del suceso.

Tanto el Departamento de Estado como los republicanos y demócratas, que participaron en la audiencia esclarecedora de lo sucedido, aseguran que es imposible que ocurra un suceso de estas características sin que lo sepa el Gobierno cubano.

Tras lo ocurrido, el presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró que La Habana tiene responsabilidad en los problemas de salud de sus diplomáticos y familiares, aunque no ha hecho una acusación formal a la isla. Por su parte, el gobierno del presidente cubano, Raúl Castro, ha negado las acusaciones.

En septiembre del año pasado, EE. UU. recortó al mínimo su personal en Cuba, después de que ambos exenemigos de la Guerra Fría restablecieron formalmente las relaciones diplomáticas en el 2015.

Como parte del acercamiento entre el exmandatario demócrata Barack Obama y el presidente cubano, Raúl Castro, ambos países acordaron reabrir la embajada estadounidense en la isla ese año.

Sin embargo, los nexos con Cuba se han tensado desde que Trump llegó a la Casa Blanca hace casi un año, ya que el líder republicano considera que Obama hizo demasiadas concesiones a La Habana. Trump revirtió parcialmente algunas medidas aprobadas tras el acercamiento, como los viajes de estadounidenses y el comercio.

Entre las medidas, el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, fijará un comité de revisión de responsabilidades para evaluar el daño a los diplomáticos estadounidenses en La Habana, dijo esta semana un funcionario del departamento.

Tillerson había afirmado a Associated Press que no estaba convencido de que los “ataques deliberados” hayan terminado y señaló que no perjudicará a sus diplomáticos.

EFE y REUTERS

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.