‘Designar a Hezbolá como grupo terrorista es una herramienta legal’

‘Designar a Hezbolá como grupo terrorista es una herramienta legal’

La entrada de ese grupo en A. Latina es tan avanzada que ha separado sus redes, según Joseph Humire.

Aniversario del atentado a la AMIA en Argentina

El ataque contra la mutual judía AMIA, en Buenos Aires, en 1994, tiene “una pista colombiana” en el norte del país que está conectada con Hezbolá, según precisa Humire.

Foto:

Ali Burafi / AFP

Por: Jana Beris
21 de enero 2020 , 10:31 p.m.

Joseph Humire, uno de los principales expertos en el tema de la inserción de Hezbolá e Irán en América Latina, no tiene duda alguna: designar a Hezbolá como “organización terrorista” no es cuestión de mera proclamación política.

Es una “herramienta legal” en manos de los gobiernos para combatir efectivamente a la organización islámica, y que les permite tener recursos claros y contundentes para detener a sus miembros, frenar su libertad de movimiento y bloquear un camino fácil hacia la preparación de atentados.

(Lea también: Duque denunció presencia de células de Hezbolá en Venezuela).

Según explicó a EL TIEMPO Humire –director ejecutivo del Centro de estudios para una Sociedad Libre y Segura (SFS, por sus siglas en inglés)–, siendo Colombia uno de los primeros países de la región en los que Hezbolá marcó presencia, la designación anunciada por el presidente Iván Duque durante la III Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo tiene una importancia especial.

¿Cuál es la historia de la presencia de Hezbolá en Colombia?

Colombia es uno de los países que ha tenido presencia de Hezbolá por más tiempo, más que otros en la región.

(Le puede interesar: Qué es Hezbolá, la resistencia islámica que apoya a Nicolás Maduro).

La primera entrada siempre es a través de comunidades libanesas. En Colombia, del lado caribeño, hay grandes comunidades libanesas penetradas por Hezbolá. Está originalmente en Maicao, en la frontera con Venezuela. Hay pruebas claras al respecto.

¿Pero eso significa necesariamente un vínculo con el terrorismo?

Recordemos el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires, 1994. Dentro de la operación que llevó a ese atentado, hay una pista colombiana, mayormente en el ámbito logístico.

Por un lado, hubo movimiento de operadores que iban y salían de Suramérica para planificar y ejecutar el atentado. Por otro, los explosivos utilizados para derribar la AMIA vinieron de Oriente Próximo, pero pasaron por Colombia para llegar a la triple frontera.

Eso nunca se ha publicado, ¿no?

Tiene razón. Nunca. Pero las autoridades de Inteligencia argentina que investigaron el tema, ya antes de que se le encomendara al fiscal Alberto Nisman el caso, confirmaron ese dato. Está en el informe oficial de Inteligencia argentino sobre el atentado, un informe de 1.500 páginas, que yo leí íntegro y estudié a fondo.

¿Hay otros elementos que conectan a Colombia con aquel atentado en el que murieron 85 personas?

El operador que preparó la logística del atentado, las comunicaciones y el movimiento de explosivos es un colombiano, nacido en San Andrés: Samuel Salman el Reda. Su nombre libanés es Salman Raouf Salman. Eso sí se hizo público en su momento. Él fue uno de los identificados por Nisman.

¿Y qué pasó con él desde entonces?

Sigue con sus actividades. En julio del año pasado, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos lo designó como terrorista bajo sanciones. Y las autoridades argentinas que se ocuparon del tema tras la muerte de Nisman movían para que Interpol emita una orden roja contra él.

¿Eso significa que está muy activo?

El hecho es que desde el atentado contra la AMIA, este hombre no ha hecho menos que subir en la jerarquía de Hezbolá. Hay quienes creen que podría ser el número dos o tres en la unidad 910 de Hezbolá, que es la unidad clandestina encargada de organizar atentados internacionales. Es la que trabaja muy de cerca con la fuerza Al Quds de Irán.

Que es la encargada de la “actividad militar” iraní fuera de Irán...

Exacto. Volviendo a este hombre, tengamos claro: un colombiano nacido en San Andrés es un alto jerarca de Hezbolá. Y es sospechoso no solo en América Latina. Es sospechoso también de haber organizado atentados en Tailandia. Bulgaria y Chipre. Ha estado operando a nivel mundial. Pero su “fama” viene del éxito que tuvo en la AMIA.

En el informe de Inteligencia sobre este colombiano de ascendencia libanesa, dice que tenía fuertes conexiones con la guerrilla colombiana, aunque no especifica.

La sección dedicada a él es muy extensa. Recordemos que Mohsen Rabbani, mencionado por Nisman como pieza clave en el atentado, requerido por Interpol, diplomático iraní involucrado en la preparación del ataque, viajaba muy seguido a Colombia cuando estaba en Suramérica, y era este colombiano que mencionamos era quien le armaba sus viajes y contactos.

¿Cómo puede incidir la designación de Hezbolá como organización terrorista por parte de Colombia sobre la situación con Venezuela, con la que hay gran tensión? Es sabido que Hezbolá está allí instalado...

Hoy en día, si designas a Hezbolá como organización terrorista, por extensión estás ocupándote del tema de Hezbolá en Venezuela, ya que están ligados, no separados.
En la frontera entre ambos países hay movimiento de gente que entra y sale, que no sabemos si son Hezbolá porque cambian de identidad, usan nombres falsos.

Lo seguro es que hay libaneses que entran y salen de Maicao, y también que ciertos individuos del lado venezolanos están ligados directamente con Hezbolá.

¿Tiene ejemplos concretos?

Sí, por ejemplo Ghazzi Nasser al Din, exoficial venezolano, diplomático, que fue parte de la representación de Venezuela en Siria, originario de Líbano, que hoy está en Venezuela.

Tuvo que irse del gobierno en el 2012 bajo sanciones de Estados Unidos, por sus vínculos con Hezbolá. Y se sabe que entra y sale de Venezuela a Colombia, mayormente por Maicao, operando desde mezquitas y centros islámicos.

Y sabemos que hay en Colombia una fuerte presencia de militantes libaneses que apoyan a Hezbolá. Lo difícil con certeza es definir quién es miembro de esa organización.

Lo que hay de fondo es que cuando Hezbolá tiene simpatizantes en la comunidad libanesa en Colombia, va construyendo espacios para que operadores duros de Hezbolá puedan entrar sin que nadie los detecte.

¿Cómo puede ayudar en este esfuerzo la designación de Hezbolá como organización terrorista?

Por ejemplo, si uno tiene una comunidad en la que la mayor parte de sus miembros son gente buena, comerciantes normativos, no se puede empezar a investigar a todos sus miembros porque se sospecha que hay una minoría que ayuda a Hezbolá.

Pero si Hezbolá está definido como organización terrorista, se puede citar a miembros de la comunidad y se advierte que la alternativa a decir la verdad es ser acusados de encubrir al terrorismo, de colaborar con él. Sin designación, es mucho más complejo.

O sea que la designación de “terrorista” no es simplemente una declaración política...

En absoluto. No se puede criminalizar la preparación de un atentado sin criminalizar la membresía en un grupo terrorista.

La entrada de Hezbolá en Latinoamérica es tan avanzada que ha logrado separar sus redes, o sea, separar las vías del tráfico ilícito de drogas y lavado de dinero, de las que se encargan de la planificación de un atentado. Eso significa que si capturas a un operador de Hezbolá que estaba planificando un ataque, no podrás retenerlo si no cometió otro delito.

Ha pasado ya en la triple frontera, Panamá y en Perú. Si no hay una definición clara del grupo como terrorista, hay que esperar que trafiquen drogas, falsifiquen documentos o laven dinero, para poder investigarlos.

Pero para combatir el terrorismo hay que adelantarse, a fin de poder neutralizar. El terrorismo funciona distinto del crimen organizado.

Designar a Hezbolá como organización terrorista es la mejor herramienta legal para mejorar la lucha contra el terrorismo de Hezbolá. Y si América Latina lo hace, también está tomando medidas para tratar de impedir que sus ciudadanos sufran atentados por un conflicto que no es suyo siquiera, originado en Oriente Próximo, y exportado por Hezbolá otras latitudes.

JANA BERIS 
Corresponsal de EL TIEMPO 
Jerusalén

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.