Pobreza y violencia, la realidad de la que huyen los hondureños

Pobreza y violencia, la realidad de la que huyen los hondureños

La injusticia económica con la que lidia su país se convirtió en arma de 'desplazamiento forzado'. 

Hondureños en caravana migrante

Desafiando el discurso antiinmigrante del presidente Donald Trump, la caravana de hondureños sigue su recorrido por México.

Foto:

FOTO: PEDRO PARDO. AFP

Por: Meredith Peñuela Rojas
27 de octubre 2018 , 10:13 p.m.

La Caminata del Migrante, en la que van más de 7.000 personas hacia Estados Unidos desde el pasado 13 de octubre, es consecuencia de la violencia y la pobreza que aquejan al Triángulo Norte de Centroamérica. Honduras, origen de la caravana, es el Estado más afectado, pues vive una crisis económica causada por el narcotráfico y la corrupción.

Las cifras son dicientes. Honduras es uno de los países más peligrosos del mundo, con una tasa de homicidios de 43 por cada 100.000 habitantes. También registra que siete de cada diez hondureños viven en la pobreza, según el Banco Mundial, lo que obliga a miles de personas a emigrar para buscar una vida mejor, de acuerdo con expertos.

La región es estratégica geográficamente, una ventaja para el narcotráfico, sector que se fortalece gracias al olvido estatal, como lo explica a EL TIEMPO el analista político hondureño Milton Benítez: “El abandono de la institucionalidad la hizo conexa con un mercado de tráfico ilegal. Esto se convirtió en un nicho de oportunidades para los excluidos del Estado y sus instituciones”, asegura.

Noticias del día

Una gran caravana de migrantes salió el pasado 13 de octubre con destino a EE. UU. desde San Pedro Sula el 13 de octubre.

Foto:

EFE

El huracán Mitch, que dejó a su paso al menos 5.600 muertos en 1998, y el golpe de Estado que provocó desequilibrio social en 2009 son apenas precedentes de la ola migratoria. “Nunca se había visto una cantidad tan exorbitante de gente que decidiera partir casi un mismo día. No obstante, la necesidad de migración viene desde hace décadas”, afirma la socióloga Mirta Arias.

El subcoordinador del área de acompañamiento psicosocial de la organización Sin Fronteras de México, Alejandro de la Peña, dice que es una migración histórica, resultado de la crisis institucional centroamericana, al recordar que se unieron salvadoreños, guatemaltecos y nicaragüenses a la marcha.

“Se trata de un desplazamiento forzado. Obedece a una crisis institucional, política y económica que viven estos países desde hace más de treinta años y se agudiza poco a poco”, dice el experto.

Nunca se había visto una cantidad tan exorbitante de gente que decidiera partir casi un mismo día

‘Crisis económica’

A su vez, la crisis económica desestabiliza el mercado y limita las oportunidades de la población al generar una injusticia social, como lo expone el presidente del Colegio de Economistas de Panamá, Samuel Moreno.

“Hay una crisis sustancial en la economía hondureña, las cifras y la cantidad de desempleo lo reflejan. Si no se hace un plan de emergencia nacional, eso podría profundizarse”, asegura Moreno.

Con unos 9,2 millones de habitantes, Honduras tiene un desempleo del 6,7 por ciento, a lo que se suman 1,5 millones de personas en el subempleo (labor que no cumple con los requisitos legales mínimos), según la Secretaría del Trabajo de este país.
“Los indicadores de pobreza y las últimas encuestas hechas asemejan a Honduras con las condiciones de países de África”, afirma Moreno.

Sin embargo, el PIB documenta una mejoría en los últimos años, con un representativo aumento de 4,8 por ciento en el 2017. Pero, al tiempo, se agravan otros factores.

“El tema de que el PIB crezca no es el determinante principal para medir verdaderamente la situación económica. La inflación ronda el 6 por ciento; no es algo alarmante, pero se nota un aumento de los costos de vida”, afirma Moreno.

Caravana de hondureños

Los hondureños han usado camiones para tratar de cortar el camino en México. 

Foto:

Orlando Estrada / AFP

¿Un gobierno impopular?

El sistema político perdió credibilidad debido a que el partido de gobierno se perpetuó en el poder con trece presidentes, dice Arias. “El Estado no brinda el derecho a la seguridad a la población. Hay inseguridad total e impunidad. Ninguno hace justicia, y las personas ya no creen en nadie”, asegura la experta.

El Gobierno de Honduras comenta que son unos 3.400 los hondureños que regresaron por decisión propia a su país en el plan de retorno seguro, pero no está probado, de acuerdo con la reportera de Perro Amarillo TV Whitney Godoy. “Esto no ha sido de forma voluntaria. Los inmigrantes denuncian que a través de engaños son llevados a los albergues, y ahí los encierran”, dice Godoy.

“Estas personas tienen determinado no regresar a Honduras, sienten rechazo por el gobierno del presidente Juan Orlando Hernández. Él está trabajando para regresar a estas personas, pero no se van a dejar, no van a querer retroceder todo ese tiempo invertido en recorrer varios países”, agrega la periodista.

El Estado no brinda el derecho a la seguridad a la población. Hay inseguridad total e impunidad

Entre tanto, los hondureños siguen su travesía hacia el llamado ‘sueño americano’. “Ellos están siendo atendidos y recibiendo alimentos de las comunidades e iglesias. La Cruz Roja brinda atención médica, y otras organizaciones”, afirma Godoy.

De la Peña reitera que es necesario un acompañamiento en la frontera. “En todo este periplo van a requerir que se operen una serie de servicios directos y de protección internacional, que es una obligación del Estado mexicano”, asegura.

Así, aunque esto representa un problema social, el presidente de EE. UU., Donald Trump, puede salir beneficiado en las próximas elecciones gracias a las amenazas de recorte económico y militarización de la frontera que anunció, según Benítez.


“EE. UU. no va a ceder; endurecerá la política, pero fortalecerá a Trump. Él va a entrar en un proceso electoral en el que necesita ser el salvador para esa supremacía, el que puso fin a un éxodo de personas que podían ‘agredir’ su país”, asegura Benítez.

Según cifras de la ONU, 2.622 hombres, 2.234 mujeres, 1.070 niños y 1.307 niñas se dirigen a la frontera. Todos tienen motivaciones propias, pero huyen con el mismo objetivo: “Buscar protección ante los entornos hostiles en los que se encuentran en sus países de origen”, aseveró de la Peña.

MEREDITH PEÑUELA ROJAS 
Redacción internacional 
En Twitter: @merpen13

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.