Un Brasil dividido se acerca a las urnas para cambiar su historia
elecciones 2018

Un Brasil dividido se acerca a las urnas para cambiar su historia

Artículos y contenidos relacionados para el especial multimedia.

147,3 millones de brasileños cumplirán este domingo su cita con la democracia. Incertidumbre.

Los candidatos que se pelean
la presidencia de Brasil

Este domingo 7 de octubre, los brasileños celebrarán las más inciertas elecciones desde que comenzaron su etapa de transición a la democracia. En la contienda se presentaron 13 candidatos, luego fueron protagonistas cinco y las encuestas ahora citan a Jair Bolsonaro y Fernando Haddad con las mayores probabilidades. A continuación, los datos más relevantes que usted debe conocer de cada uno de ellos.

Edad: 63 años

Inclinación política: Ultraderecha

Vicepresidente: Hamilton Mourao


Intención de voto según encuestas

Promedio de Ibope, Poder 360 y Datafolha: 28,3 por ciento



Foto: Nelson Almeida.AFP


Jair Bolsonaro

Partido Social Liberal (PSL)

Edad: 55 años

Inclinación política: Izquierda

Vicepresidente: Manuela D’Avila


Intención de voto según encuestas

Promedio de Ibope, Poder 360 y Datafolha: 21,6 por ciento



Foto: Nelson Almeida.AFP


Fernando Haddad

Partido de los Trabajadores (PT)

Edad: 60 años

Inclinación política: Centroizquierda

Vicepresidente: Kátia Abreu


Intención de voto según encuestas

Promedio de Ibope, Poder 360 y Datafolha: 12 por ciento



Foto: Nacho Doce.Reuters


Ciro Gomes

Partido Democrático Laborista (PDT)

Edad: 65 años

Inclinación política: Centro

Vicepresidente: Ana Amélia


Intención de voto según encuestas

Promedio de Ibope, Poder 360 y Datafolha: 8 por ciento



Foto: Jorge William.Agência O Globo


Geraldo Alckmin

Partido de la Social Democracia Brasileño (PSDB)

Edad: 60 años

Inclinación política: Centroizquierda

Vicepresidente: Eduardo Jorge Martins


Intención de voto según encuestas

Promedio de Ibope, Poder 360 y Datafolha: 4,3 por ciento



Foto: Marcelo Sayao.EFE


Marina Silva

Red de Sostenibilidad (REDE)

Para que uno de estos candidatos llegue a la presidencia debe superar el 50 por ciento de los votos, es decir obtener más de 73.6 millones de sufragios. Si no es así, los dos con mayor votación pasarán a segunda vuelta, que se realizará el 28 de octubre. En el siguiente recuadro podrá ver resumidos algunos datos biográficos, hechos de campaña y propuestas de los candidatos. 

Lo han denominado el 'Donald Trump brasileño'. Este general retirado, que estudió en la Academia Militar de las Agujas Negras, ingresó a la Cámara de Diputados de Brasil en 1990 y lleva 28 años.

En su carrera política ha sido integrante de 8 partidos políticos. Desde enero de 2018 entró a formar parte del Partido Social Liberal (PSL) y actualmente actúa como su líder.

El 6 de septiembre fue apuñalado en el abdomen durante un acto de campaña en la ciudad Juiz de Fora. Fue intervenido quirúrgicamente y el 29 de septiembre salió de la clínica. Aunque perdió importantes días de campaña, el ataque le sirvió para subir su popularidad en las encuestas.

El candidato ha realizado declaraciones misóginas y discriminatorias, tal como sucedió en 2014 cuando le dijo a la diputada María do Rosario “no te violo porque no te lo mereces”, o al decir en 2017 que los negros “no sirven ni para procrear”. Sus palabras y posturas han desatado reacciones en contra. El mismo día que salió del hospital, en varias ciudades del país, miles de mujeres se manifestaron bajo la campaña #EleNão (Él no).

No está de acuerdo con la ideología de género, defiende que todos tengan el derecho de poseer y portar armas de fuego, quiere privatizar las empresas estatales y prometió sacar a Brasil de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

Estudió Derecho e hizo su maestría en Economía y doctorado en Filosofía en la Universidad de São Paulo. Ingresó al Partido de los Trabajadores (PT), del mismo que Luiz Inácio Lula da Silva es su máximo líder, en 1983 cuando tenía 20 años.

Fue ministro de Educación (2005-2012) durante los gobiernos de Lula y Dilma Rousseff, cuando esta fue presidenta. También se ha desempeñado como alcalde de São Paulo (2013-2016).

El candidato inicial del PT era el expresidente Lula da Silva, quien en abril fue condenado a 12 años y un mes de cárcel por corrupción y lavado de dinero. Sin embargo, el 1 de septiembre el Tribunal de Justicia vetó su candidatura y Haddad, que era su fórmula vicepresidencial, pasó a tomar su lugar.

Se dice que Haddad continuará con el legado del exmandatario. "No vamos a desistir de un proyecto que fue tan bueno para tanta gente", dijo el pasado 12 de septiembre, pues cree que los gobiernos del líder histórico del PT mostraron que es posible la creación de condiciones para que todos “puedan crecer como personas”. Seis días después también afirmó que, si llega a la presidencia, no le dará indulto al exmandatario.

Propone reforzar la política de control y rastreo de armas y municiones, promover la integración y diversidad de la comunidad LGBTI mediante programas educativos, renovar el proceso de la constituyente, y apoyar la reforma de la ONU y los instrumentos de protección de los derechos humanos.

Estudió Derecho en la Universidad Federal de Ceará (noreste). Es su tercer intento para llegar a la presidencia. Ha lanzado su candidatura para las elecciones de 1998 y 2002 haciendo parte del Partido Social Populista.

Se desempeñó como alcalde de Fortaleza (1989-1990), gobernador de Ceará (1991-1994), ministro de Hacienda (1994-1995) en la administración de Itamar Franco. Además fue ministro de Integración Nacional (2003-2016) durante los gobiernos de Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff.

Sobre la crisis de Brasil, opinó que “solo puede ser resuelta desde la política” y que para lograrlo hay que hacer un “proyecto nacional”, tal como dijo ante empresarios el pasado 4 de julio, pues piensa que “ganar dinero es importante, pero también tenemos un pueblo que alimentar”.

Afirmó que si queda elegido, expropiará activos energéticos estatales. También dentro de sus propuestas está reducir la deuda pública, crear una policía de fronteras, aumentar los impuestos para los ricos del país, mejorar la infraestructura vial y garantizar el respeto de los derechos de la comunidad LGBTI y su acceso a los servicios de salud.

Se graduó de Medicina de la Universidad de Taubaté (sudeste). Es su segundo intento por la presidencia, pues compitió en las elecciones de 2006, pero perdió en la segunda vuelta contra Luiz Inácio Lula da Silva.

En 1972, a sus 19 años, fue elegido concejal de Pindamonhangaba, municipio del cual también fue alcalde desde 1977 hasta 1982. Ha sido gobernador de São Paulo cuatro veces en diferentes momentos. Es uno de los fundadores y actual presidente del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Alckmin se presenta como una opción de centro, pues dijo el pasado 4 de agosto que se ofrece “para devolver a los brasileños la esperanza que les fue robada”, y “liderar una amplia alianza de quienes creen en el desarrollo y no en la perdición del radicalismo”.

Desde 2002 es conocido con el apodo 'The chuchu popsicle', o 'picolé de chuchu', que significa ‘paleta de chayote’, comparando su carácter con la blandeza de ese vegetal que se sirve en Brasil. El apodo lo creó el columnista brasileño José Simão cuando se refirió a él de esa forma mientras era gobernador.

Propone invertir en la educación y la infraestructura, eliminar el déficit público en menos de dos años, privatizar las empresas estatales, crear un pacto nacional para reducir la violencia contra las mujeres, los ancianos y la comunidad LGBTI, y está de acuerdo con la posesión de armas en las zonas rurales.

Estudió historia en la Universidad Federal del Acre (noroeste) y tiene dos postgrados. Es la tercera vez que lanza su candidatura presidencial, luego de postularse en 2010, con el Partido Verde (PV), y en 2014 con el Partido Socialista Brasileño (PSB).

La ambientalista ha sido concejal del municipio de Río Branco (1989-1991) y diputada del Estado de Acre (1991-1995). Ha estado en el Senado en dos oportunidades. Durante el mandato de Lula da Silva fue la ministra de Medio Ambiente (2003-2008) y además fundó su partido, Red de Sostenibilidad, en donde se sigue manteniendo líder.

Se ha destacado por defender la Amazonía, los recursos naturales y el desarrollo sostenible. En sus propuestas está invertir en 1,5 millones techos solares fotovoltaicos, detener por completo la deforestación para 2030 y analizar la viabilidad de privatizar empresas estatales. Además, apoya una acción diplomática para socorrer a los venezolanos, acabar la reelección, pero aumentar un año el periodo presidencial. También quiere aprobar las candidaturas independientes.

Silva está abiertamente en contra del aborto, pero defiende que se haga una consulta pública. “Si fuera para ampliar (el aborto) para más allá (de los casos previstos en ley), que sea a través de un plebiscito, para que 513 diputados no sustituyan a 200 millones de brasileños. Si el Congreso lo decide, yo lo vetaría. Si fuera un plebiscito, creo que es una decisión soberana de la sociedad”, dijo la candidata el pasado 19 de septiembre. Los más recientes sondeos la dejan de última en la intención de voto.

Redacción internacional
Lucía Gualdrón Castellanos
​Escuela de Periodismo Multimedia EL TIEMPO
Fotos: AFP, EFE, Reuters, O Globo
Con información de AFP y EFE​

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.