Timonazo de Macri para buscar votos no frena caída del peso argentino

Timonazo de Macri para buscar votos no frena caída del peso argentino

El presidente también se disculpó por responsabilizar al kirchnerismo de temblor en los mercados.

Mauricio Macri

Tras su fracaso en las primarias, Mauricio Macri hizo autocrítica y convocó al diálogo a sus rivales electorales.

Foto:

AFP

Por: AFP, Bloomberg, Efe y LA NACIÓN (Buenos Aires /GDA)
14 de agosto 2019 , 07:46 p.m.

Tomó tres días y una caída de 25 % en el peso argentino para que el presidente argentino, Mauricio Macri, se comunicara con el ganador de las elecciones primarias del domingo, Alberto Fernández, el claro favorito para ganar las elecciones del 27 de octubre, que tiene como fórmula a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Tras el contundente triunfo del kirchnerismo en las primarias, Macri anunció un paquete de medidas económicas para paliar el efecto de la devaluación y llevar "alivio" a 17 millones de trabajadores y familias.

Y pidió "disculpas" por sus declaraciones durante la conferencia de prensa del lunes pasado, cuando responsabilizó al kirchnerismo por el temblor en los mercados y el incremento del dólar que generó la derrota del oficialismo.

El presidente argentino anunció beneficios salariales y recortes de impuestos, en un intento por rescatar apoyo electoral de cara a las presidenciales de octubre entre sectores cansados de sus políticas de austeridad.

El beneficio impositivo también beneficiará a las pequeñas empresas, y se congelará el precio de la gasolina durante 90 días. Además habrá un aumento del salario mínimo, actualmente de 12.500 pesos mensuales (208 dólares) y que se encuentra por debajo del costo de la canasta básica, aunque no precisó el monto.

“Mi tarea es asegurar la gobernabilidad. El diálogo es el único camino. La incertidumbre ha generado mucho daño y nos obliga a ser responsables. Quiero transmitir tranquilidad en este proceso electoral que ha comenzado”, dijo el mandatario en un mensaje difundido antes de la apertura de los mercados, sacudidos por una corrida cambiaria desde el lunes.

Más tarde, el mandatario contó en las redes que mantuvo “una buena y larga conversación” con Alberto Fernández.

“Él se comprometió a colaborar en todo lo posible para que este proceso electoral, y la incertidumbre política que genera, afecte lo menos posible a la economía de los argentinos”, trinó.

En reacción a los resultados electorales, el lunes la moneda argentina se depreció casi 20 por ciento y la bolsa de Buenos Aires cayó 38 mientras se desplomaban acciones y bonos argentinos en Nueva York.

Después del anuncio de este miércoles, la moneda argentina siguió perdiendo valor y cerró la jornada en 62,18 pesos por dólar; una depreciación de 6,19 por ciento con respecto al martes. En tanto, la bolsa cayó el 1,40 %.

Macri “toma tardíamente estas medidas sin tener en cuenta las consecuencias. Intenta mover el consumo, y eso no está mal, pero se deben hacer en un marco de acuerdo de 180 días porque si no es riesgoso”, dijo su rival Fernández en declaraciones a El Destape Radio.

“Es como el padrenuestro que rezan los ateos antes de morir, no sirve”, agregó. Las medidas se extenderán hasta fin de año y tendrán un costo fiscal de 40.000 millones de pesos (unos 665 millones de dólares).Macri, que termina su mandato el 10 de diciembre, lleva a cabo un programa de fuerte ajuste acordado con el Fondo Monetario Internacional a cambio de un crédito de 56.000 millones de dólares.

Medidas de emergencia

El mandatario anunció un paquete de medidas “para aliviar el bolsillo de los argentinos”, ya afectados por una inflación de 22,4 por ciento entre enero y junio, y sufrirán un nuevo golpe por efecto de la depreciación de la moneda.

En el anualizado, junio a junio, la inflación acumuló 55,8 por ciento, una de las más altas del mundo. “Lo que les pedí fue muy difícil, fue como trepar el (monte) Aconcagua. Están afectados y cansados. Llegar a fin de mes se transformó en una tarea imposible”, admitió el presidente sobre sus tres años y medio de gobierno.

Mi tarea es asegurar la gobernabilidad. El diálogo es el único camino. La incertidumbre ha generado mucho daño y nos obliga a ser responsables. Quiero transmitir tranquilidad en este proceso electoral

Sectores productivos han llamado a que Macri y Fernández logren un consenso mínimo que calme a los mercados. Fernández señaló que no desea ser “partícipe de las decisiones presidenciales”. “Macri debe gobernar hasta el último día, cuenta con mi ayuda para que termine su mandato, que no debe estar puesto en duda. Ahora debe primar su rol como presidente y no como candidato”, dijo.

El analista Michael Shifter, del centro de estudios Diálogo Interamericano, opinó que “si Macri llega a la línea de meta para transferir los poderes, depende en gran medida de lo que diga y haga en los dos próximos meses”. “Su discurso del lunes (tras el revés) advirtiendo sobre el retorno de Cristina Kirchner y sugiriendo que quienes votan contra él no entienden la realidad del país, no fue tranquilizador”, dijo.

AFP, Bloomberg, Efe y LA NACIÓN (Buenos Aires /GDA)

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.