‘Los chilenos vamos a salir adelante, pero debemos escucharnos’

‘Los chilenos vamos a salir adelante, pero debemos escucharnos’

El canciller chileno dice que a pesar de los avances los ciudadanos buscan nuevas demandas.

Protestas en Chile

Imagen de archivo. Protestas en Chile.

Foto:

Martin Bernetti. AFP

Por: El Mercurio (GDA)
09 de noviembre 2019 , 08:00 p.m.

La crisis social en Chile, admite el canciller Teodoro Ribera, sin duda tendrá un impacto fuerte en la imagen del país. Negarlo, dice, sería un error. Pero confía en la alta capacidad de resiliencia del país: “La situación que estamos viviendo es fácilmente remontable, en la medida que exista consenso social”, comenta, en esta entrevista con El Mercurio para el Grupo de Diarios América (GDA).

(Lea también: Los puntos clave para entender la crisis económica y social en Chile)

El chileno era visto como un modelo de desarrollo que proveía de estabilidad política, económica, social y había permitido avanzar en la reducción de la pobreza. ¿Qué falló?

La disminución del crecimiento de los últimos años, que va mucho más allá del gobierno del presidente Piñera, generó que las expectativas de las personas no sean las mismas que tuvieron antes, con un fuerte crecimiento económico. Eso, unido a un mayor endeudamiento, a dudas de perder lo conseguido, generaron demandas por lograr mayores seguridades.

La crisis que vive el país no es una crisis institucional, porque los poderes del Estado funcionan totalmente; la democracia no ha sido afectada y el resguardo de los derechos fundamentales está presente.

Lo que estamos viviendo, más bien, es una crisis social, en la que las personas tienen sus fuertes demandas; un porcentaje muy mayoritario lo expresa pacíficamente, pero tenemos un grupo minoritario, violento, anárquico que genera una situación que dificulta también el ejercicio de la vida cotidiana de la población. Eso va a conllevar no solamente menor crecimiento, sino también una mala imagen internacional.

Canciller de Chile, Teodoro Ribera Neumann

El canciller de Chile, Teodoro Ribera Neumann.

Foto:

Joédson Alves. Efe

¿Hay un fracaso de la clase política o quizás, ya no está vigente el sistema derecha-izquierda?

Estamos ante una crisis social, como señalé, no una crisis institucional. Y esta crisis social es multifactorial. Pensar que hay un factor que es el desencadenante de la crisis, no es así. Nadie puede pretender que el 0,04 centavos de dólar que en su momento fue el aumento de la tarifa del metro desencadenara esta crisis, no es así. Es una acumulación de circunstancias que abarcan a diversos gobiernos, de diversos signos políticos.

El mensaje que hay que darle a otro gobierno de Latinoamérica es que el crecimiento económico es fundamental, pero hay que tener una preocupación de que cuando la población va aumentando sus niveles socioeconómicos, sus preocupaciones también van cambiando (…). Las fuerzas políticas no fueron capaces de asumir el sacrificio que significa plantear reformas para asumir los problemas de la modernidad.

¿Se ha visto afectada la confianza en las instituciones democráticas?

Hoy los partidos políticos y los actores políticos tienen bajos niveles de aprobación. Porque hay un disenso entre el rol que juegan los líderes políticos, los partidos y lo que demanda la ciudadanía.

Los partidos en una sociedad democrática son los grandes generadores de cauces de opinión. (…) Los partidos no fueron capaces de asumir esta nueva realidad y estas demandas individuales que hoy día se están cristalizando con grandes manifestaciones en búsqueda de la satisfacción de las mismas.

¿Cuáles son las medidas cruciales que van a permitir abrir camino a la solución de esta crisis?

El gobierno está haciendo grandes esfuerzos con el fin de generar un diálogo social que trascienda los partidos políticos. Segundo, recoger las grandes inquietudes y solucionarlas a la brevedad posible. Me refiero al aumento del sueldo mínimo y el sistema de previsión.

Finalmente, el gobierno está dispuesto también a discutir modificaciones en aspectos sensibles como lograr mayores consensos para la reforma tributaria; nuevamente en material previsional, e incluso en buscar una discusión en materia constitucional.
Estas variables son las que tenemos que ser capaces, como chilenos, en el diálogo, de buscar una solución.

¿Hasta dónde está dispuesto el Gobierno a llegar ahora después de esta crisis?

La Constitución es una piedra angular, que establece los derechos fundamentales las personas y su resguardo frente al Estado y finalmente establece la organicidad del Estado. La Constitución, sin embargo, no es la solución de todos los males. En la Constitución no hay ninguna norma que se refiera a cómo mejorar las pensiones ni cómo disminuir el valor de los medicamentos. Pero la Constitución, especialmente en nuestra realidad latinoamericana, es objeto de un fetiche.

Lo que tenemos que hacer es escuchar a la gente, hacer cabildos ciudadanos y generar debates populares, escuchar a la gente. Segundo, tenemos también que ser capaces de producir el encauce de las opiniones ciudadanas en el proceso constitucional actual y finalmente creo que deberían considerarse algunas formas plebiscitarias.

¿Para definir el mecanismo o la decisión?

Ese es un tema de discusión, pero creo que va a tener que haber necesariamente una forma plebiscitaria. Es un tema que si hay madurez política, le va a dar una fuerte estabilidad a Chile para los próximos 20 a 30 años.

El Presidente dijo que él quiere llegar hasta el final de su gobierno…

Eso no está en duda.

Chile manifestaciones 6 de noviembre

En tres semanas, además de dañar la red de transporte público subterráneo, las protestas obligaron al cierre de comercios y a la clausura de eventos internacionales.

Foto:

Martin Bernetti. AFP

¿Ha estado alguna vez la opción sobre la mesa la renuncia presidencial?

Jamás. En un sistema presidencial, el presidente de la República es quien da estabilidad la república. El Presidente podrá hacer cambios de los ministros, pero lo otro es ajeno a la tradición política chilena.

Hay denuncias de violación a los Derechos Humanos por parte de miembros de las Fuerzas Armadas y de Carabineros. ¿Cómo enfrenta estas denuncias el gobierno?

El presidente, personalmente, antes de decretar estado de emergencia instruyó a que los jueces de garantías fiscales tuvieran una alta presencia y acceso a lugares de atención que los defensores penales públicos pudieran asistir a las personas, que hubiera un instructivo sobre uso de la fuerza por parte de Carabineros, que las Fuerzas Armadas principalmente se concentraran en lugares estratégicos y no en la vía pública y tuvieran un uso de la fuerza lo más racional e imprescindible posible. Y con posterioridad se contactó con la alta comisionada de derechos humanos Michelle Bachelet para que se decidiera enviar una comisión a Chile.

Se habla de una brisa bolivariana en las protestas o de una injerencia del foro de Sao Paulo y del Grupo de Puebla, sugiriendo una conspiración. ¿El gobierno tiene indicios de algo así?

Los servicios de inteligencia han estado investigando la materia. También ha habido informaciones externas provenientes de otros estados, sobre interferencia en las redes sociales. Es una materia que se investiga, pero nuestro objetivo principal es hacemos cargo de las demandas sociales internas y no traspasar este descontento a una intervención extranjera.

Sebastián Piñera

Sebastián Piñera, presidente de Chile.

Foto:

Javier Torres / AFP

¿Hay agentes venezolanos en las protestas en Chile?

Lo que le puedo señalar es que del porcentaje de las personas arrestadas o detenidas, alrededor de un 6 por ciento son extranjeros y alrededor de un 1,2 por ciento a 2 por ciento son venezolanos. Esto es un porcentaje muy menor en lo que se refiere a la representación de estos en la población nacional.

¿Cuánto cree que va a afectar en la imagen de Chile la negativa a hacer las cumbres de APEC y de la COP25?

Más allá de todos los problemas que pueda tener Chile, el país sigue siendo probablemente uno de los más atractivos para inversiones y un país con un alto nivel de calidad de vida.

Dado que Chile tiene una gran fortaleza económica y si hablamos de capacidades individuales, esta situación que estamos viviendo hoy día es fácilmente remontable, en la medida que exista consenso social. Chile tiene una capacidad de resiliencia muy alta producto de enfrentar los terremotos.

En la región hay cambios en los gobiernos. ¿Qué futuro hay en proyectos como Prosur o el Grupo de Lima?

Con Argentina nos une no solamente una larga frontera, sino que una historia común. Y con Argentina se ha estado trabajando ya en una alianza que vaya más allá de los gobiernos. Dado que esos temas son estratégicos para ambos países nosotros auguramos que con prescindencia de quién gobierna en Chile o Argentina, los temas son de intereses recíprocos y tienen que seguir siendo impulsados.

Eso es lo que es explicable bajo un prisma de racionalidad. Pueden haber énfasis distintos producto las políticas internas eso es natural, pero vuelvo a señalar el 80 por ciento de nuestra relación con Argentina se refiere a temas estratégicos de largo alcance y no coyunturas políticas.

EL MERCURIO
Grupo de Diarios de América
Santiago

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.