Secciones
Síguenos en:
¿Quién es Guillermo Lasso, el presidente electo de Ecuador?
Guillermo Lasso, candidato presidencial Ecuador

El candidato presidencial ecuatoriano Guillermo Lasso pronuncia hoy un discurso tras votar en Guayaquil.

Foto:

Mauricio Torres / EFE

¿Quién es Guillermo Lasso, el presidente electo de Ecuador?

El exbanquero se impuso frente al delfín de Correa, Andrés Arauz, en un reñido balotaje.

En su último intento por convertirse presidente de Ecuador, el exbanquero Guillermo Lasso logró su cometido, a sus 65 años se impuso en el balotaje ante el correísta Andrés Arauz en un apretado resultado.

(En contexto: Los resultados oficiales del balotaje en Ecuador)

Con la propuesta de lograr un crecimiento económico con justicia social, en un país golpeado por una crisis financiera agudizada por la pandemia del covid-19, el líder del movimiento centroderechista Creando Oportunidades (Creo), sostiene que los esquemas de izquierda y derecha "han perdido vigencia globalmente", pero llegó a estas elecciones aliado con el derechista Partido Social Cristiano.

Lasso pasó a la segunda vuelta al obtener 19,74 por ciento de los votos en los comicios del 7 de febrero, en los que el candidato correísta Andrés Arauz -con el que disputó el balotaje- logró el 32,72 por ciento. Sin embargo, el derechista logró volcar las cosas a su favor pese a las críticas por evitar el reconteo de votos de la primera vuelta frente al líder indigenista Yaku Pérez.

Con dos derrotas en las presidenciales de 2013 y 2017, el político conservador asegura haber tomado nota de las necesidades del pueblo.

(Le puede interesar: Entre dos extremos ideológicos, Ecuador elige a su presidente)

El candidato correísta Andrés Arauz y el banquero de derecha Guillermo Lasso enfrentaron un reñido balotaje.

Foto:

Fotos de AFP y EFE

Un hijo de la clase media

Nacido en Guayaquil en el seno de una familia de clase media, este accionista del Banco de Guayaquil dice comprender las angustias de la pobreza pues también sufrió escasez en su juventud, cuando debió trabajar para apoyar a sus padres y pagar sus estudios.

Y aunque no concluyó la universidad, realizó un diplomado en Administración de Empresas en el Instituto de Desarrollo Empresarial y, en 2011, la Universidad de las Américas de Ecuador le concedió el título de Doctor Honoris Causa.

De hablar sereno, es amigo personal de personajes como José María Aznar o Mario Vargas Llosa, y acumula una experiencia de medio siglo tanto en el sector privado como en el público. En 1989 fue presidente ejecutivo de Banco Guayaquil, donde fundó en 2008 el Banco del Barrio, reconocido por el BID como el mayor proyecto de Bancarización de América Latina.

(No deje de leer: Análisis: América Latina, una región de pronóstico reservado)

En 2012 renunció a la dirección del Banco, del que sigue siendo uno de sus principales accionistas, para dedicarse a la política, aunque su pasado como banquero ha sido siempre arma de doble filo en manos de sus detractores.

Sus adversarios le recuerdan que en 1999 fue "superministro" de Economía de Jamil Mahuad, quien instauró la dolarización tras la peor crisis financiera del país, y que tuvo consecuencias devastadoras a nivel económico, político y social. Pero él aclara que, por diferencias con Mahuad, ocupó el cargo sólo un mes y que el Banco de Guayaquil fue responsable con sus clientes y no sucumbió a la crisis.

Además, en 2017 un informe de la Superintendencia de Bancos de Panamá reveló que Guillermo Lasso estaba asociado a 49 empresas offshore en paraísos fiscales y acumuló entre 1999 y 2000 una riqueza de 30 millones de dólares.

En su paso por la vida pública, Lasso fue también gobernador de la provincia de Guayas entre 1998 y 1999.

Guillermo Lasso recorrió distintas partes de Ecuador en medio de la crisis sanitaria por la pandemia del covid

Foto:

Mauricio Torres. Efe

Dos campañas presidenciales previas

Lasso fundó del movimiento Creo, en 2012, con el que inició su andadura hacia el palacio de Carondelet, sede del Ejecutivo, pero en los comicios de 2013 perdió ante Rafael Correa, que arrasó en primera vuelta.

En la segunda vuelta de 2017, en medio de denuncias de fraude, perdió por 2,3 puntos porcentuales ante Lenín Moreno, que se presentaba como heredero de Correa (2007-2017) pero con el que poco después se enemistó.

"Durante más de diez años me he preparado para ser presidente del Ecuador. Empecé viajando por todo el país, conversando con la gente, conociendo sus problemas, sus necesidades. Luego impulsé un tanque de pensamiento, 'Ecuador Libre', para estudiar soluciones a esos problemas sociales", aseguraba Lasso sobre su mayor preparación para estas elecciones.

(Además: Entre dos extremos ideológicos, Ecuador elige a su presidente)

Ecuador arrastra una deuda de casi 70.000 millones de dólares que dificultarán la labor del próximo presidente, y las consecuencias de la pandemia incluyen alto desempleo, pobreza y un alicaído sector privado. Por ello, apela a su experiencia profesional y ofrece dejar atrás el llamado "Socialismo del Siglo XXI" de Correa y Arauz.

"Quiero ser presidente para profundizar un cambio que nos permita mirar al mundo sin miedos ni complejos, porque allí está nuestra oportunidad para crecer", aseguró el nuevo presidente de Ecuador, enemigo de las confrontaciones y abierto al escrutinio público.

El candidato Guillermo Lasso votó este domingo en Guayaquil.

Foto:

Fernando Mendez. AFP

Las prioridades de Lasso

Arduo defensor de la economía de mercado, casa adentro quiere gobernar con un aparato estatal optimizado y dinamizar el sector privado, mientras en su política exterior aboga por una apertura sin sesgos ideológicos y una relación especial con EE. UU., principal socio comercial de su país.

Último de once hermanos, Lasso está casado, tiene cinco hijos y siete nietos. Católico en sus creencias religiosas, se opone al aborto y aunque dice respetar las uniones entre personas del mismo sexo, no las considera un "matrimonio".

Quiere ser presidente para "crear oportunidades de empredimiento y empleo" pero -dice- "jamás" actuará como "rector de la moral" de los ecuatorianos. Menos sensible a la crítica que en proselitismos pasados, para él los últimos once años han sido un camino lleno de desafíos, pero dice sentirse preparado "para transformar a Ecuador en una tierra de oportunidades".

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de EFE

Le puede interesar

Elecciones Perú 2021: Pedro Castillo con un pie en segunda vuelta
Bolsonaro descarta confinamiento recomendado por especialistas
Chile posterga la elección de constituyentes por la pandemia

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.