Ortega cede ante estallido social contra sus reformas

Ortega cede ante estallido social contra sus reformas

Casi 30 muertos dejaron los disturbios por reforma pensional, revocada por el Gobierno nicaragüense.

Disturbios en Nicaragua

Los árboles de la vida, símbolos del gobierno de Ortega, fueron derribados y quemados por la multitud en medio de las protestas.

Foto:

Jorge Torres / EFE

22 de abril 2018 , 11:24 p.m.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció este domingo la revocatoria de la reforma del seguro social, que originó la violenta ola de protestas que dejaron casi 30 muertos. Pero algunos analistas temen que se haya encendido un polvorín contra su gobierno, que cumple 11 años, por el deterioro de las condiciones de vida de los nicaragüenses.

En un encuentro con empresarios de zonas francas, Ortega dijo que el Instituto Nicaragüense del Seguro Social (INSS) tomó la decisión “revocando la resolución anterior del 16 de abril pasado, que fue la que sirvió como detonante para que se iniciara la protesta”.

En esa fecha, el organismo de seguridad social reformó el sistema de pensiones para incrementar las contribuciones obreras y patronales con el fin de darle estabilidad financiera al sistema de pensiones.

La reforma busca achicar un déficit de más de 76 millones de dólares que enfrenta el INSS por recomendación del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Ortega adelantó que el Gobierno buscaría otras formas de darle estabilidad financiera al sistema de pensiones, y anunció que invitaría al arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes, a una mesa de diálogo que analizará el tema.

La reforma desencadenó una oleada de protestas que hundieron a Nicaragua en el caos, con violentos choques entre manifestantes y policías, saqueos de negocios y destrucción de edificios.

Según el mandatario, la revocatoria del decreto permitirá abrir el diálogo con los sectores que se lanzaron a las calles en contra de la medida.

Pero más allá de la reforma puntual de las pensiones, hay un clima crispado por un deterioro importante de las condiciones de vida de los nicaragüenses por el incrementos de los precios de la canasta básica, el deterioro del poder adquisitivo, la baja de salarios, el desempleo y la parálisis de los programas sociales financiados por la cooperación venezolana. Analistas y la cúpula empresarial coinciden en que las protestas “van más allá del descontento de las reformas del sistema de pensiones”.

“No se había visto esto desde hace años en Nicaragua”, dijo Carlos Tünnermann, exembajador de Nicaragua ante la OEA y Estados Unidos.

Que las protestas se hayan dado “en casi todas las ciudades del país, en todas las universidades y que hayan sido reprimidas con violencia por el Gobierno, significa que hay un malestar de la población no solo por las reformas, sino por la forma en que se ha conducido el país”, sostuvo Tünnermann.

Según expertos, la población ha soportado en silencio el encarecimiento de la vida. “El reclamo central de la gente es que ya no quieren este gobierno, hay un rechazo total hacia este gobierno”, coincidió el sociólogo y académico universitario Cirilo Otero.

El reclamo central de la gente es que ya no quieren este gobierno, hay un rechazo total hacia este gobierno

De hecho, los empresarios, que estaban de su lado, lo dejaron solo cuando Ortega quiso abrirse al diálogo. El mandatario, de hecho, criticó duramente a los manifestantes y los comparó con pandilleros como los que actúan en el norte de Centroamérica.

“Esto nos obliga a poner en nuestra agenda el combate a las pandillas. Combatirlas para que no sigan actuando de la forma que actúan, que no se sigan matando entre ellos mismos y que no vayan a asaltar establecimientos”, dijo Ortega.

El comercio colapsó y la escasez empezó a ser evidente en Managua y varias ciudades del Pacífico de Nicaragua. Al saqueo en los supermercados y tiendas se unió la avalancha de personas que han recurrido a los establecimientos para comprar alimentos para aprovisionarse de reservas.

Las góndolas de la mayoría de supermercados se vaciaron antes del mediodía de este domingo debido a los miles de personas que se acercaron para comprar víveres. Quienes quisieron sacar su dinero de los cajeros electrónicos no lo lograron debido a que habían sido destruidos.

Condena internacional por el uso de la fuerza

La violencia y el uso excesivo de la fuerza de las autoridades de Nicaragua contra los civiles que se manifestaron durante los últimos días contra la reforma de la seguridad social, que dejó casi 30 muertos, fue condenada este domingo internacionalmente.

“El Gobierno de Estados Unidos lamenta la pérdida de vidas y las lesiones sufridas en Nicaragua durante las protestas de sus ciudadanos”, señaló en un comunicado la portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Heather Nauert.

El papa Francisco también se mostró “muy preocupado” por la situación. “Expreso mi cercanía con la oración por este amado país y me uno a los obispos para pedir que cese toda violencia”, afirmó este domingo el sumo pontífice en la plaza de San Pedro, del Vaticano.

Igualmente, la Unión Europea calificó como “inaceptable” la violencia y cuestionó los ataques a la libertad de expresión y prensa, con el bloqueo de medios de comunicación y la agresión a periodistas. Además, los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Paraguay y Perú hicieron un “urgente llamado” a detener la confrontación en Nicaragua.

AFP - EFE
Washington y Managua

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.