La pregunta es si la Constituyente en Chile va a cesar la violencia

La pregunta es si la Constituyente en Chile va a cesar la violencia

Acuerdo en el Congreso para convocar un plebiscito en abril del 2020 para decidir sobre nueva Carta.

Chile protestas

A pesar del llamado a un plebiscito para cambiar la Constitución, este viernes persistían las protestas en Chile.

Foto:

AFP

Por: Redacción Internacional*
15 de noviembre 2019 , 09:49 p.m.

Luego de un mes de violentas protestas en Chile, que dejan 22 muertos, miles de heridos y detenidos y anuncios que han sido considerados paños de agua tibia frente a la crisis social y económica, el país está ante el panorama de un cambio histórico de Constitución, aunque aún no es claro si esto alcanzará para calmar la furia en las calles.

La propuesta de la nueva Constitución fue fraguada en una larga jornada en el Legislativo que acabó en la madrugada de ayer con un acuerdo entre oficialismo y oposición en el que se aprobó la hoja de ruta de un proceso constituyente (vea ‘Cinco claves del proceso’).

Le puede interesar: Los puntos más polémicos de la Constitución que Chile espera modificar

“Fue un enorme acuerdo que les permitió a las diferentes fuerzas políticas conversar, dialogar, hacer presente sobre el odio (y) la prepotencia, el diálogo (y) la democracia”, dijo ayer la vocera oficial Karla Rubilar.

El pacto reunió a gran parte de las fuerzas políticas del país, a excepción del Partido Comunista, que horas después, sin embargo, confirmó que participará en el plebiscito por una nueva Constitución.

De hecho, la sociedad venía reclamando por una nueva carta magna que acabe con la actual (1981), heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y considerada por muchos como el principal origen de la desigualdad social existente en Chile en los últimos 30 años.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, había descartado desde un principio la idea de una Asamblea Constituyente, como lo exigían la oposición, varias organizaciones sociales y los manifestantes, que además quieren que se haga con una “amplia participación ciudadana” para garantizar la “legitimidad” del nuevo texto.

Pero ante la presión en las calles, el mandatario ha tenido que abrirse a un eventual cambio constitucional que podría afectar los intereses económicos de su electorado, particularmente sectores muy conservadores, o en gran parte privatizados, como la salud y la educación.

El pacto político les permitirá a los chilenos votar si el órgano encargado de modificar la carta magna es una Asamblea Constituyente, una idea que ya había surgido en el debate de la campaña electoral del 2013, cuando un movimiento de la sociedad civil bautizado ‘Marca tu voto’ invitó a los electores a escribir la mención ‘AC’ (por Asamblea Constituyente) en su boleta electoral.

El camino prevé un plebiscito ciudadano en abril de 2020, en el que se preguntará a los chilenos si están a favor o no de una nueva Constitución. En caso favorable, también tendrán que votar por el formato para su edición: una Convención Mixta (con congresistas) Constitucional o una Convención Constitucional.

Los miembros que conformarán la opción mayoritaria serán elegidos en forma paralela a la celebración de los comicios regionales y municipales de octubre de 2020.
Las reacciones a la propuesta de los legisladores han sido diferentes y en la calle también se dividen opiniones en favor y en contra.

(Lea también: Chile completa cuatro semanas de protestas)

“El acuerdo es otra vez algo que va a permitir que sea una Constitución entre cuatro paredes. Vamos a darle el beneficio de la duda hasta el plebiscito, pero hay que mantener al pueblo vigilante”, dijo María Eugenia Contreras, odontóloga de 56 años. Al caer la tarde, los incidentes aislados se volvieron a repetir con enfrentamientos violentos entre pequeños grupos de manifestantes y policías.

Gonzalo Mesa, de unos 50 años, explicó que lo importante es que “la nueva Constitución va a ser escrita por primera vez con aporte parcial o total de los ciudadanos”. “Todos vamos a tener la posibilidad de hablar y decir qué normas queremos que nos rijan. La Constitución de los 80 era tremendamente injusta, basada en un sistema económico y no en un sistema social”.

Chile protestas

Este viernes continuaban las protestas en Chile.

Foto:

AFP

Andrés Ibarra, un joven abogado, consideró incluso que es “el mayor triunfo desde el retorno de la democracia” a Chile .

Paulina Vázquez, sin embargo, rechaza la idea de una nueva Constitución: “Estamos en una situación de violencia extrema. La mitad de nuestro Chile ha desaparecido por disturbios, por violentos, porque hoy en día la izquierda se ha tomado las manifestaciones ciudadanas”.

A pesar de la división que ayer se vivía en las calles, los mercados chilenos recibieron el pacto con optimismo. La Bolsa de Santiago se disparó y cerró con un alza de 8,09 por ciento, el mayor incremento diario en diez años, mientras que el peso chileno se recuperó 3,2 por ciento y cerró a 777,29 unidades por dólar.

‘Se debe eliminar el carácter ideológico de la Carta’

Cuatro preguntas a Nicolás Mena, analista, exsubsecretario de Justicia de Chile.

Según el clima político actual, ¿cuál podría ser la decisión de los chilenos en abril?

Me atrevo a anticipar un triunfo mayoritario y contundente de la alternativa por la Asamblea Constituyente. Hay mucha desconfianza con la clase política.

¿Cuáles son los principales cambios que debería tener la nueva Constitución?

Los principales cambios deberían ir en encaminados en eliminar su carácter ideológico, transitando hacia una constitución más neutra. Ese carácter se manifiesta, entre otras cosas, en una concepción subsidiaria del Estado, en donde este es concebido con un rol secundario, en donde la iniciativa económica está radicada casi exclusivamente en el sector privado y en donde prima la libertad en el acceso por sobre la garantía de ciertos derechos sociales.

Chile protestas

Un grupo de congresistas de todos los partidos anuncian un acuerdo para llamar a un plebiscito que permita redactar una nueva Constitución en Chile.

Foto:

AFP

También es necesario revisar el funcionamiento de ciertas instituciones como el Tribunal Constitucional y los quorum supramayoritarios que están establecidos en función de restringir la soberanía popular.

Estos cambios, en ningún caso, significan restringir la propiedad privada más allá de su función social o coartar la libertad individual, sino que buscan hacer el modelo de desarrollo más justo.

¿Qué implicaciones puede tener esto en el gobierno de Piñera?

Depende. El presidente tiene una aprobación muy baja y para terminar su mandato requiere mucha destreza política. Él podría pasar a la historia como el artífice de la primera Constitución elaborada bajo un mecanismo plenamente participativo, en democracia. Pero para ello debe liderar el proceso, no tan solo contemplarlo.

Hasta ahora ha tenido una actitud dubitativa que muestra que este proceso a él se lo han ido imponiendo las circunstancias. Por otro lado, hay una serie de demandas sociales inmediatas.

¿Considera que el cambio de Constitución podría apaciguar las calles en Chile?

Creo que el tema constitucional es un gran avance, pero para apaciguar las movilizaciones se requiere de una agenda robusta que contribuya a satisfacer demandas sociales concretas. La normalización del país va a ser paulatina, no inmediata.

* Con AFP y EFE

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.