Claves del discurso de posesión de Bolsonaro como presidente de Brasil

Claves del discurso de posesión de Bolsonaro como presidente de Brasil

El nuevo mandatario empleó palabras más moderadas de las que usó durante toda la campaña electoral.

Jair Bolsonaro

Jair Bolsonaro, nuevo presidente de Brasil, durante su discurso de posesión.

Foto:

AFP

Por: AFP
02 de enero 2019 , 08:31 a.m.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, lanzó este martes en su discurso de investidura una cruzada de valores conservadores contra la criminalidad, la corrupción y las ideologías de izquierda.

“Convoco a los congresistas a ayudarme a restaurar y volver a erguir a nuestra patria, liberándola de la corrupción, la criminalidad, la irresponsabilidad económica y la sumisión ideológica”, dijo Bolsonaro, de 63 años, convertido en el 38° presidente de la mayor potencia latinoamericana.

El excapitán del ejército propuso un “pacto nacional en la búsqueda de caminos para un nuevo Brasil”. “Vamos a valorar la familia, respetar las religiones y nuestras tradiciones judeo-cristianas, combatir la ideología de género, conservando nuestros valores”.

Se abstuvo de revelar los planes de ajustes y privatizaciones impulsados por su ministro de Economía, Paulo Guedes, aunque se comprometió a obrar en nombre “del interés nacional, del libre mercado y de la eficiencia”.

Llamado a la unión

Bolsonaro, que por 30 años como diputado tuvo brotes racistas, misóginos y homófobos, dijo que quiere “construir una sociedad sin discriminación ni división”.

En un discurso posterior ante miles de partidarios reunidos frente al palacio presidencial de Planalto, afirmó que su llegada marca “el día en que el pueblo empezó a liberarse del socialismo, a liberarse de la inversión de valores, del gigantismo estatal y de lo políticamente correcto”.

Desplegando una bandera verde-amarela de Brasil junto a su vicepresidente, el general retirado Antônio Hamilton Mourão, proclamó: “Esta es nuestra bandera, que nunca será roja”, levantando una ovación.

Primero quiero agradecer a Dios por estar vivo, que a través de las manos y profesionales de la Santa Casa de Juiz de Fora operó el verdadero milagro

Bolsonaro venció en las elecciones de octubre con 55 por ciento de los votos, tras una campaña en la cual no solo fustigó al Partido de los Trabajadores (PT, izquierda y de bandera roja), que había ganado los cuatro comicios anteriores, sino también a un sistema político identificado con grandes escándalos de corrupción que afectaron a casi todos los partidos.

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), del PT, purga desde abril pasado una pena de 12 años de cárcel, y el mandatario saliente, el conservador Michel Temer, es objeto de tres denuncias de la Fiscalía General.

Jair Bolsonaro

Jair Bolsonaro y su actual esposa, Michelle Reinaldo, tuvieron un susto antes de llegar al Congreso, cuando uno de los guardias montados perdió por un momento el control de su caballo en el desfile.

Foto:

EFE

Aplicar una 'mejor' política exterior

Bolsonaro agradeció a Dios por haber sobrevivido a la puñalada en el abdomen que en la campaña le asestó un exmilitante de izquierda.

El presidente estadounidense, Donald Trump, felicitó a Bolsonaro y afirmó: “¡Estados Unidos está contigo!”. Bolsonaro le agradeció por la misma vía: “¡Juntos, bajo la protección de Dios, aportaremos prosperidad y progreso a nuestros pueblos!”.

Bolsonaro nombró a 22 ministros, entre ellos siete militares retirados. Deberá mantener la convergencia de los lobbies transpartidarios que lo apoyaron: grandes productores agrícolas, ultraconservadoras iglesias pentecostales y defensores de la flexibilización de la posesión de armas.

Bolsonaro, nostálgico de la dictadura militar (1964-1985), asume las riendas del quinto país más poblado, con 209 millones de habitantes.

Vamos a unir al pueblo, a valorar la familia, respetar las religiones y nuestras tradiciones judeo-cristianas, combatir la ideología de género, conservando nuestros valores

Doce jefes de Estado y de gobierno asistieron a la ceremonia de investidura, entre ellos el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo. No fueron invitados el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ni el de Cuba, Miguel Díaz-Canel, a los que Bolsonaro considera “dictadores” de izquierda.

Bolsonaro prometió trasladar la embajada brasileña de Tel Aviv a Jerusalén, lo que ocasionaría represalias de los países árabes, grandes compradores de carne brasileña. Ha dicho que quiere estrechar lazos con EE. UU. e Israel, formando una suerte de nuevo eje que rompe con décadas de políticas de centro-izquierda que buscaron reforzar los lazos Sur-Sur, por lo general sin éxito, y posicionar a Brasil como país que hable con todos.

También anunció la salida de Brasil del Pacto Mundial para la Migración, de Naciones Unidas, y ha amenazado con hacer lo propio con el Acuerdo de París contra el cambio climático.

Mi campaña electoral atendió al llamado de las calles y forjó el compromiso de colocar a Brasil por encima de todo y a Dios por encima de todos

Aumentarán la presión en contra de Maduro

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y el canciller peruano, Néstor Popolizio, acordaron “incrementar la presión” sobre el gobierno de Nicolás Maduro para restaurar la “democracia y la prosperidad” al pueblo de Venezuela.

Pompeo y Popolizio se reunieron en Brasilia, antes de la ceremonia de investidura del ultraderechista Jair Bolsonaro. Según un comunicado del Departamento de Estado estadounidense, que no detalla qué tipo de medidas se deberían tomar contra Maduro, Pompeo “aplaudió los esfuerzos de Perú en recibir a más de 600.000 refugiados y migrantes venezolanos”.

Según Maduro, EE. UU. tiene un complot para generar incidentes armados en las fronteras de Venezuela con Colombia y Brasil y justificar una intervención militar. En septiembre pasado, el presidente estadounidense, Donald Trump dijo que frente a Venezuela, “todas las opciones están sobre la mesa, las fuertes y las menos fuertes”.

Jair Bolsonaro

Las personas tuvieron que ser bañadas con mangueras debido al intenso calor que se vivió en la ciudad de Brasilia.

Foto:

AFP

En ese proceso de recuperación del crecimiento, el sector agropecuario seguirá desempeñando un papel decisivo, en perfecta armonía con la preservación ambiental

Perú, que al igual que EE. UU. es un duro crítico del gobierno de Maduro, propuso al Grupo de Lima romper relaciones diplomáticas con el país petrolero.
El Grupo de Lima, creado en 2017 –año de protestas contra Maduro que dejaron unos 125 muertos–, se reunirá el viernes en esa ciudad.

El bloque ha emprendido una fuerte ofensiva diplomática para aislar a Maduro, ante la masiva migración provocada por la crisis económica venezolana, con escasez de alimentos y medicinas y una inflación descontrolada.

AFP

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.