Secciones
Síguenos en:
Chile inicia el crucial camino para escribir su nueva constitución
Plebiscito en Chile: Celebraciones

Un 78 por ciento de los chilenos votaron a favor del cambio de la constitución.

Foto:

Cristóbal Olivares. Bloomberg.

Chile inicia el crucial camino para escribir su nueva constitución

Un 78 por ciento de los chilenos votaron a favor del cambio de la constitución.

Este domingo comienza el proceso para redactar la carta magna de manera democrática e inclusiva.

Chile comienza este domingo a escribir una nueva constitución 20 meses después de que estallaran las mayores protestas sociales en democracia y cuyo reclamo fue ponerle fin a la consolidación de un Estado ausente y “subsidiario” del sector privado en el marco de una economía ultraneoliberal que produjo profundas desigualdades.

(Además: Elecciones regionales en Chile: comicios reviven a la centroizquierda)

El modelo neoliberalista chileno hizo crecer el gasto social en educación o salud seis y hasta siete veces más, pero se hizo para subvencionar a las clínicas y a las ofertas educativas privadas prescindiendo de las labores de protección social. Por eso, las protestas que estallaron en octubre de 2019 no se iban a conformar con una oferta de más Estado, sino que querían resignificar su idea en sí misma”, le dijo a EL TIEMPO el sociólogo y uno de los ideólogos de la coalición política Frente Amplio, Carlos Ruiz Encina.

El experimento social será inédito no solo porque representa la oportunidad histórica para salir de la crisis social que actualmente enfrenta el país, sino porque pretende enterrar la constitución redactada durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) así como el modelo económico que instauró y que ha sido mantenido desde entonces por los dirigentes y políticos chilenos.

Este proceso constituyente surge de la sociedad, eso es muy importante. Por eso, la redacción de la nueva Carta Magna estará sometida a una alta exigencia social y a una constante movilización. Tendremos un proceso constituyente en caliente y tengo la impresión que en eso se parece un poco al de la Constitución de 1991 de Colombia, en donde muchas fuerzas que estaban fuera de la política encontraron cabida en la Asamblea, por lo que será muy interesante ver a sujetos nuevos en ese lugar”, le afirmó a este diario el investigador de la Universidad de Chile y director de la Fundación Nodo XXI, Víctor Orellana.

(Le puede interesar: La incertidumbre que abre en Chile la Convención Constituyente)

El proceso para lograr el plebiscito que dio lugar a la redacción de la nueva constitución emergió de las protestas sociales que estallaron desde octubre de 2019.

Foto:

Claudio Reyes, AFP

Los 155 constituyentes encargados de redactar la nueva carta magna –elegidos mediante voto popular y de manera paritaria, hecho inédito en el mundo– son el claro reflejo de “un Chile más real” alejado de las élites tradicionales.

Científicos, periodistas, abogados, ambientalistas, amas de casa y activistas integran la llamada Lista del pueblo, que representa el 46 por ciento de los Convencionales sin afiliación a partidos, aunque con tendencia progresista.

Ellos tendrán que consensuar junto con los 17 cupos reservados a los pueblos originarios, una primicia también en Chile, y con los representantes de partidos políticos tradicionales de centroizquierda (33,20 por ciento) y de la derecha oficialista (20,56 por ciento), que no lograron la mayoría de escaños para tener el poder de veto, ya que el reglamento de la Convención establece que las decisiones deben tomarse por una mayoría mínima de dos terceras partes.

En la orilla ideológica de derecha se destaca Marcela Cubillos, exministra del gabinete del presidente Sebastián Piñera y la segunda más votada, pese a que su bancada política fue una de las grandes derrotadas en la elección.

Cubillos, que hizo campaña por el rechazo a una nueva constitución, dijo que asume para defender lo obrado en estas tres décadas de democracia. “Pareciera que en Chile solo existe un diagnóstico, cuando la derecha no ha sido capaz ni siquiera de defender que estos 30 años han sido los mejores de la historia de Chile”, dijo en entrevista al diario La Tercera.

(Lea aquí: Presidente chileno respalda el matrimonio igualitario en el país)

Los chilenos eligieron a los 155 constituyentes encargados de redactar la nueva carta magna dándole un duro castigo a los partidos tradicionales, que se quedaron con una minoría de escaños.

Foto:

AFP / Martin BERNETTI

Y es que el nuevo rol del Estado será el epicentro de los debates de los constituyentes en lo que se espera sea un viraje hacia un Estado social de derecho que fomente no solo mejoras en educación, salud y seguridad social, sino que haga surgir nuevos derechos como el de vivienda y los relativos al medioambiente, a la no discriminación y a la participación.

La discusión constituyente chilena va a ser de avanzada a nivel mundial porque tenemos la oportunidad no solo de agregar una interacción de derechos de segunda o tercera generación, sino de construir un concepto mucho más rico de lo que es la democracia y la dignidad humana a nivel institucional”, afirma Orellana.

(Además: ¿Por qué Chile quiere restablecer el voto obligatorio?)

El analista considera que “Chile va a abrirle las puertas a una sociedad en la cual el trabajo y el sacrificio ya no serán lo fundamental para el éxito de las generaciones futuras”. “Vamos a pasar a hablar del derecho al tiempo libre, a la felicidad, a la moratoria y eso nos va a permitir crear instituciones a partir de la acción directa de las personas”, aclara.

Lo cierto es que el juego está por abrirse y, con las expectativas por los aires, el mayor desafío es que un grupo de desconocidos llegue a acuerdos desde este domingo, cuando deberán elegir a su presidente y vicepresidente.

Desde allí deliberarán durante nueve meses, prorrogable por otros tres, hasta presentar una nueva Constitución que se aprobará o rechazará en un plebiscito en 2022.

Los propios constituyentes invitaron a acompañar el acto inaugural con marchas pacíficas, lo que evidencia el rol protagónico de los manifestantes dentro del proceso que encarna esta nueva carta magna.

En este primer encuentro la “gran pregunta” es si la Lista del pueblo va a poder construir un diálogo con los partidos de izquierda para ser capaces de iniciar un nuevo régimen político. “De no ser así, el panorama puede complicarse. Si los constituyentes no llegan a acuerdos transformadores, el pueblo chileno empezará a perder la confianza en el modelo democrático”, advierte el analista.

Luego de tener el texto final de la constitución, que durará en crearse entre 9 y 12 meses, los chilenos acudirán de nuevo a las urnas para votar si lo aprueban o no.

Foto:

Alberto Valdés. Efe

A esta tensión se suma la de actores externos –como sectores de derecha y empresariales– que se oponen al cambio de raíz. “Hay sectores que han defendido incluso la realización de sesiones reservadas, no públicas, por lo que el nivel de reconocimiento y de legitimación que alcance el proceso constituyente será clave para evitar una prolongación del conflicto social”, señala Ruiz Encina.

Para él, la pandemia agravó los ya alicaídos indicadores sociales chilenos, por lo que el país se encuentra en una “condición de latencia” que lo hace muy proclive a que el conflicto se prolongue. No obstante, para el sociólogo no será fácil que estas élites desestabilicen las bases del cambio.

Las nuevas masas rebeldes superan y trasgreden esta especie de fronda aristocrática, que son las élites que van y vienen entre ministerios y empresas. Saben que se las van a encontrar en la resistencia a la Convención Constituyente y están preparadas para ello”, dice el sociólogo.

STEPHANY ECHAVARRÍA NIÑO
SUBEDITORA DE INTERNACIONAL
*Con información de AFP y Efe

Le puede interesar

¿Cuántas personas mueren por covid-19 al día en países de la región?

Chilenos podrán cambiar el orden de sus apellidos

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.