¡Hola !, Tu correo ha sido verficado. Ahora puedes elegir los Boletines que quieras recibir con la mejor información.

Bienvenido , has creado tu cuenta en EL TIEMPO. Conoce y personaliza tu perfil.

Hola Clementine el correo baxulaft@gmai.com no ha sido verificado. VERIFICAR CORREO

icon_alerta_verificacion

El correo electrónico de verificación se enviará a

Revisa tu bandeja de entrada y si no, en tu carpeta de correo no deseado.

SI, ENVIAR

Ya tienes una cuenta vinculada a EL TIEMPO, por favor inicia sesión con ella y no te pierdas de todos los beneficios que tenemos para tí.

Latinoamérica

La crisis que estremece a la Iglesia chilena

El Papa Francisco dijo que recibió una información equivocada sobre los abusos sexuales de algunos sacerdotes en Chile y pidió perdón.

El Papa Francisco dijo que recibió una información equivocada sobre los abusos sexuales de algunos sacerdotes en Chile y pidió perdón.

Foto:AFP

Reproducir Video

Catorce sacerdotes fueron suspendidos por supuestos delitos sexuales.

La Iglesia católica de Chile vive sus horas más difíciles, tras conocerse la suspensión de 14 sacerdotes de la ciudad de Rancagua –en el centro del país– por cometer supuestos delitos sexuales, lo que se suma a la renuncia de 34 obispos chilenos, que pusieron su cargo a disposición del papa Francisco, el pasado viernes.
La suspensión de los sacerdotes se produjo luego de la publicación de un reportaje del Canal 13, cuya investigación habla de un grupo conocido como la ‘Cofradía’ compuesto por curas de esta ciudad que se identificaban con sobrenombres como la ‘abuela’, la ‘tía’, los ‘nietos’, los ‘sobrinos’ etc.
De acuerdo con un sacerdote que conoció de cerca al grupo y que pidió su anonimato, la ‘abuela’ era la que comandaba el grupo.
La ‘Cofradía’ se había conformado hace unos 10 años y realizaba actos sexuales sin hacer “diferencias entre mayores y menores de edad”, según denunció Elisa Fernández, excoordinadora de la pastoral juvenil de Rancagua, quien creó un perfil falso en Facebook y se hizo pasar por un menor de 16 años. De esta manera, logró tener pruebas de las conductas de los sacerdotes.
Uno de ellos fue Luis Rubio, que envió fotografías desnudo al supuesto menor que había contactado por esta red social. El obispado precisó que Rubio no ejerce funciones en la Iglesia desde 2013 y que a raíz de las denuncias “presentó su dimisión al diaconado, estando todos sus antecedentes en la Santa Sede”.
El obispo de Rancagua, Alejandro Goic, admitió haber recibido estas denuncias anteriormente, por lo que pidió perdón por no actuar con “la agilidad adecuada”.
Según el padre Luis Bernardo Mur, decano de la facultad de Derecho Canónico de la Universidad Javeriana, en este tipo de casos, la suspensión es de carácter cautelar, mientras se realiza la correspondiente investigación. Entre las prohibiciones, se puede limitar la celebración de la eucaristía o el sacramento de la confesión.
El obispo de Rancagua, Alejandro Goic, admitió haber recibido estas denuncias anteriormente, por lo que pidió perdón por no actuar con “la agilidad adecuada”.
Según el padre Luis Bernardo Mur, decano de la facultad de Derecho Canónico de la Universidad Javeriana, en este tipo de casos, la suspensión es de carácter cautelar, mientras se realiza la correspondiente investigación. Entre las prohibiciones, se puede limitar la celebración de la eucaristía o el sacramento de la confesión.
“En cuanto a la renuncia de los obispos, este es un acto de deferencia ante el Papa para ponerse a disposición de Francisco, quien queda con la libertad de disponer de ellos. Algunos podrán continuar en su oficio u otros podrían ser cambiados de lugar o incluso declarados obispos eméritos”, dijo a EL TIEMPO el padre Mur.
“En cuanto a la renuncia de los obispos, este es un acto de deferencia ante el Papa para ponerse a disposición de Francisco, quien queda con la libertad de disponer de ellos. Algunos podrán continuar en su oficio u otros podrían ser cambiados de lugar o incluso declarados obispos eméritos”, dijo a EL TIEMPO el padre Mur.

El caso Karadima

Fernando Karadima –quien fue durante varias décadas uno de los sacerdotes chilenos más influyentes en la élite del país y la Iglesia– abusó de varios jóvenes que acudían a él en busca de orientación y tuvieron que pasar muchos años para que el Vaticano finalmente lo condenara en 2011 a “retirarse a una vida de oración y penitencia”, por el delito de “abuso de menor”, aunque logró librarse de la justicia chilena, que archivó el caso al considerarlo prescrito.
Hace tres semanas, el Papa convocó a Roma a víctimas de Karadima, en el inicio de una serie de rondas de testimonios de la que también hicieron parte los 34 obispos. Además, en los próximos días se reunirá con nuevas víctimas, que en este caso también incluye a sacerdotes afectados por abusos de “conciencia” de Karadima.
El papa Francisco ha puesto sus ojos en Chile desde que visitó este país en enero pasado y fue alertado sobre casos de encubrimiento y abusos sexuales que ocurrían por parte de miembros de la Iglesia. En un principio, el pontífice defendió a uno de los acusados de cubrir a Karadima, el obispo Juan Barros, pero luego se disculpó con las víctimas y citó a todo el clero chileno a Roma para abordar posibles soluciones.
Por su parte, el presidente de la Conferencia Episcopal chilena, Santiago Silva, pidió perdón nuevamente a las víctimas y dijo que “no iban a recuperar la confianza en la Iglesia de un día para otro”.
Internacional* con AFP
icono el tiempo

DESCARGA LA APP EL TIEMPO

Personaliza, descubre e informate.

Nuestro mundo

COlombiaInternacional
BOGOTÁMedellínCALIBARRANQUILLAMÁS CIUDADES
LATINOAMÉRICAVENEZUELAEEUU Y CANADÁEUROPAÁFRICAMEDIO ORIENTEASIAOTRAS REGIONES
horóscopo

Horóscopo

Encuentra acá todos los signos del zodiaco. Tenemos para ti consejos de amor, finanzas y muchas cosas más.

Crucigrama

Crucigrama

Pon a prueba tus conocimientos con el crucigrama de EL TIEMPO