Con Alberto Fernández, el kirchnerismo vuelve al poder en Argentina

Con Alberto Fernández, el kirchnerismo vuelve al poder en Argentina

El candidato de centroizquierda derrotó en la primera vuelta al mandatario, Mauricio Macri.

AUTOPLAY
Opositor Alberto Fernández electo presidente de Argentina en primera vueltaEl peronista de centroizquierda Alberto Fernández fue electo el domingo presidente de Argentina, tras superar en la primera vuelta al mandatario Mauricio Macri, que aspiraba a la reelección.
Alberto Fernández y Cristina Kirchner

Reuters

Por: AFP
28 de octubre 2019 , 12:09 a.m.

El kirchnerista de centroizquierda Alberto Fernández ganó este domingo la elección presidencial en Argentina sin necesidad de una segunda vuelta contra el mandatario Mauricio Macri, quien culmina su mandato con la peor crisis de la historia del país en los últimos 17 años.

Con el 93,99 por ciento de las mesas escrutadas, Fernández obtenía 47,93 por ciento de los votos, contra el 40,55 de Macri. Para ganar en primera vuelta, el peronista –que tiene como fórmula vicepresidencial a la exmandataria Cristina Kirchner– debía obtener más del 45 por ciento de los votos o más del 40 por ciento y superar en al menos 10 puntos a su rival.

“Gracias por el compromiso de querer construir una mejor Argentina”, dijo el presidente electo, quien celebró su victoria en Buenos Aires y en compañía de Cristina K. “Sepan los argentinos que cada compromiso que asumimos es uno moral y ético sobre el país que queremos construir”, agregó, al asegurar que este lunes se reunirá con Macri, quien logró recortar en los comicios de este domingo de 16 a 9 puntos la diferencia que Fernández le había sacado en las elecciones primarias de agosto pasado.

(Le puede interesar: Fernández o Macri: Argentina elige en medio de la crisis económica)

Mauricio Macri

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, reconoció su derrota en Buenos Aires.

Foto:

Efe

“Los tiempos que vienen no son fáciles (...). Empezaremos a trabajar (...). Vamos a colaborar en todo lo que podamos porque lo único que nos preocupa es que los argentinos dejen de sufrir de una vez por todas”, señaló el presidente electo, quien debe asumir el 10 de diciembre.

En sus primeras palabras tras la derrota, el actual mandatario argentino felicitó al peronista y prometió hacer una oposición “sana y constructiva”. “(...) Tiene que empezar un periodo de transición ordenada que lleve tranquilidad a los argentinos”, dijo Macri ante sus seguidores en su comando de campaña de Buenos Aires.

(Lea también: Más argentinos pobres, otro dolor de cabeza para Mauricio Macri).

Macri, un ingeniero de 60 años, termina su mandato con el país sumido en la peor crisis económica desde 2001, con alta inflación (37,7 por ciento a septiembre) y un aumento de la pobreza (35,4 por ciento). El presidente defiende que debió hacer ajustes para ordenar el desequilibrio económico que encontró al asumir en 2015, y que a partir de ahora se verán los resultados.

Alberto Fernández y Crisitina K

Cristina Fernández de Kirchner y Alberto Fernández.

Foto:

Efe

Bajo un clima de tensión en varios países de América Latina, con masivas protestas en Chile, Bolivia y Ecuador, y una crisis en Venezuela, la elección de Argentina es clave en la configuración de fuerzas en la región.

Juntos por el Cambio, la coalición de Macri, retuvo la alcaldía de Buenos Aires con Horacio Rodríguez Larreta, que consiguió el 55,51 por ciento de los votos y repite como jefe de la ciudad. En segundo lugar, pero lejos, quedó el candidato del peronismo de centroizquierda, Matías Lammens, con el 35,42 por ciento de los votos.

Los inversores temen que un gobierno de Fernández implique el retorno de las políticas intervencionistas del kirchnerismo (2003-2015). Analistas se preguntan, además, quién gobernará: Fernández –exjefe de gabinete de Cristina y de su esposo, el fallecido Néstor Kirchner– o la expresidenta de 66 años.

Habrá mucha presión sobre el peso y sobre los bancos

Fernández aseguró una y otra vez que los depósitos bancarios argentinos están a salvo, y rechazó que se vuelva a repetir el fantasma de la crisis del año 2001, cuando se congelaron y se pesificaron los que eran en dólares.

Pero los argentinos ya dieron muestras de pánico. Desde las primarias hubo retiros de depósitos en dólares por más de 12.000 millones (36,4 por ciento del total).
Y tan solo el viernes, el Banco Central perdió otros 1.755 millones de dólares en reservas para frenar la depreciación de la moneda.

Este lunes  “habrá mucha presión sobre el peso y sobre los bancos, pero los mercados ya anticiparon los resultados, la reacción no será tan brutal como luego de las primarias” de agosto, vaticinó Nicolás Saldías, investigador del Wilson Center.

AFP 

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.