Secciones
Síguenos en:
Moore, el héroe de tiempos de pandemia al que despiden los británicos
Tom Moore

Tom Moore, el exveterano británico que falleció este martes por covid-19.

Foto:

AFP

Moore, el héroe de tiempos de pandemia al que despiden los británicos

FOTO:

AFP

El capitán, quien murió por covid, recaudó 30 millones de libras para el sistema de salud británico.

Reino Unido llora a su héroe de tiempos de coronavirus. La noticia de la muerte del capitán Thomas Moore, veterano de la Segunda Guerra Mundial, se replicó millares de veces ayer a través de las redes sociales.

Se trata del hombre que supo capturar el espíritu de solidaridad británica. Al celebrar sus 100 años de edad, Moore se había propuesto colectar 1.000 libras dando 100 vueltas a su jardín de 25 metros de largo, apoyado por su caminadora, para así apoyar al sistema de salud de su país, sumido en la peor crisis sanitaria y económica de su historia reciente, afectado por la pandemia de covid-19.

(Lea aquí: Boris Johnson asume total responsabilidad por muertes en Reino Unido)

Paradójicamente, Moore falleció ayer en el hospital local de su ciudad, Bedford, luego de sufrir una complicación de neumonía, tras contagiarse con coronavirus.

En un comunicado, sus hijas, Hannah Ingram-Moore y Lucy Teixeira, dijeron: "Con gran tristeza anunciamos la muerte de nuestro querido padre, el capitán Sir Tom Moore. Estamos muy agradecidos de haber estado con él durante las últimas horas de su vida; Hannah, Benjie y Georgia junto a su cama y Lucy en FaceTime. Pasamos horas charlando con él, recordando nuestra infancia y nuestra maravillosa madre. Compartimos risas y lágrimas juntos".

Las hijas del héroe británico recordaron que el último año de la vida de su padre fue nada menos que extraordinario.

"Se rejuveneció y experimentó cosas con las que solo había soñado. Si bien había estado en muchos corazones por poco tiempo, era un padre y un abuelo increíble, y permanecerá vivo en nuestros corazones para siempre", dijeron, al asegurar que las últimas semanas y años de su vida fueron únicos.

Inmediatamente conocida la noticia del fallecimiento, tanto la reina Isabel II como el primer ministro británico, Boris Johnson, homenajearon al capitán Moore.

Con su figura encorvada y dando pequeños pasos, pero con una sonrisa de hierro, Moore se había ganado la simpatía de la gente, y pese a completar su meta inicial, siguió dándole vueltas a su jardín hasta lograr reunir unos 33 millones de libras.

El capitán Tom, como se lo conoce, pasó a representar la imagen nacional de esperanza y lucha justo en los momentos en que el Reino Unido enfrentaba la peor parte de la crisis pandémica en abril, cuando el número de fallecidos por coronavirus superaba las 45.000 personas.

Moore se convirtió en el héroe y símbolo de la solidaridad británica en tiempos del coronavirus en el Reino Unido.

(Le puede interesar: Reino Unido, el primer país en Europa con 100.000 muertos por covid-19)

El capitán conquistó el corazón no solo de los británicos, sino de todo el mundo, por su campaña de recaudación de fondos para las asociaciones relacionadas con el Sistema Nacional de Salud (NHS, por su sigla en inglés), que ha estado en la primera línea de la lucha contra el covid.

La propia monarca británica, la reina Isabel II, lo condecoró en julio pasado con la orden de caballero en una ceremonia excepcional en el castillo de Windsor, luego de que se levantaron las restricciones de confinamiento.

Además, Moore fue ascendido al rango de coronel honorario en ocasión de su centenario, por considerar que su acción "inspiró a todo el país" y trajo "una luz en medio de la niebla del coronavirus", según afirmó el primer ministro Johnson.

Nacido el 30 de abril de 1920, al capitán Tom le tocó vivir la época dorada del charlestón, estudió ingeniería civil, pero también tuvo que enrolarse en el ejército al comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Peleó en la India y en Birmania.

(Le interesa: Joven estuvo 10 meses en coma, tuvo covid y aún no sabe de la pandemia)

Terminada la guerra pasó a instructor en la Escuela de Vehículos Blindados de Combate. Al retirarse del ejército consiguió trabajo como gerente en una empresa fabricante de concreto, de donde se pensionó. Era aficionado a las motocicletas y llegó a competir en diferentes carreras y consiguiendo varios trofeos.

Tom Moore

Mural en homenaje al exveterano Tom Moore.

Foto:

AFP

Desde el patio de su casa

Hasta el pasado 6 de abril cambió la placidez de la sala de su casa, al sentir que debía hacer algo para apoyar a los médicos y enfermeras que estaban al frente de la lucha contra el entonces casi desconocido virus que estaba cobrando la vida de tanta gente. Ese día estaba escuchando las noticias de la radio, a las 7 de la mañana, con una taza de té y una tostada untada de mermelada de naranja.

Lo que escuchó no le gustó: médicos y enfermeras que atendían a los afectados por coronavirus no tenían material de protección, como guantes y tapabocas, para atender a los pacientes.

"Papá me dijo que quería hacer algo para ayudar", le contó a EL TIEMPO su hija Hanna, de 50 años, con quien vivía desde el 2006, luego de la muerte de su esposa Pamela, en el campestre y tranquilo pueblo de Marston, en el condado de Bedfordshire, ubicado a 100 kilómetros al norte de Londres.

"Quiero recoger dinero. Voy a caminar 100 tramos del patio antes de cumplir mis 100 años", le dijo Tom a su hija. La fecha límite sería el día de su cumpleaños, el jueves 30 de abril.

(En otras noticias: El éxodo de población 'sin precedentes' que está viviendo en Londres)

A sabiendas de que cuando a su "voluntarioso" padre se le metía una idea en la cabeza era imposible llevarle la contraria, Hanna aceptó la tarea de organizar una página en internet para hacer oficial la campaña de recaudación.

Mientras, Moore ya había desempolvado su viejo uniforme de gala de la Fuerza Aérea Británica, el mismo que llevó con orgullo entre los años 1940 y 1945, además de las condecoraciones, que usaba solo en los eventos anuales de conmemoración del fin de la guerra.

Y, sin más, empezó su circuito de caminatas. Entre idas y venidas, solo la primera semana ya había superado su meta de 1.000 libras, cosa que llamó la atención de la prensa local. "Hasta ese día, mi vida era insignificante, solo esperaba llegar a mi cumpleaños número 100", repetía el exmilitar, acostumbrado a realizar pequeños recorridos para ejercitarse un poco, como parte de un plan de fisioterapia para recuperarse de una fractura de cadera.

Con su carismática sonrisa y escasa cabellera canosa, fue ganando seguidores y, a punta de dar vueltas por el patio de la casa, para el día de su cumpleaños ya había conseguido la astronómica suma de 33 millones de libras esterlinas y entraba en el libro mundial de Récords Guinness.

Moore también se atrevió a cantar una versión de la canción You’ll Never Walk Alone, popular en los 1945. La pieza musical se convirtió inmediatamente en el himno de la lucha contra el coronavirus, y logró ubicarse al tope de las listas del Reino Unido y, de paso, convirtió al capitán en la persona más vieja en lograr el número uno del país.

Incluso, la Fuerza Aérea Real (Royal Air Force) marcó la celebración del cumpleaños de Moore con un desfile aéreo reservado únicamente para los héroes de la patria. En esa ocasión recibió más de 150.000 tarjetas de felicitación, entre ellas una firmada por la reina Isabel II.

(Lea aquí: Nueva mutación británica amenaza eficacia de vacunas contra el covid)

Entre otros reconocimientos, el servicio nacional de correos, el Royal Mail, emitió un sello especial conmemorando la hazaña de Moore y colocó un buzón especial de correo en su honor, cerca de su residencia.

"La gente sigue diciendo que lo que he hecho es notable; sin embargo, es realmente lo que han hecho por mí lo que es notable", repetía con su quebrantada voz, siempre ofreciendo esperanza a sus compatriotas. "Por favor, recuerde siempre, mañana será un buen día", repetía.

MARÍA VICTORIA CRISTANCHO
Para EL TIEMPO
LONDRES

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.