Los socialistas de Sánchez se preparan para formar gobierno en España

Los socialistas de Sánchez se preparan para formar gobierno en España

Fueron los más votados, pero tendrán que pactar con otros. Debacle de PP, ultraderechistas entran.

Pedro Sánchez

Después de 11 años, el PSOE, liderado por el primer ministro Pedro Sánchez, volvió a ganar unas elecciones generales en España.

Foto:

Javier Soriano / AFP

Por: Juanita Samper
28 de abril 2019 , 08:49 p.m.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), actualmente en el poder, ganó las elecciones presidenciales que se celebraron este domingo en España.

Obtuvo el 28 por ciento de la votación y 123 escaños en el Congreso, pero tendrá que pactar si quiere seguir gobernando, en una jornada en la que el Partido Popular (derecha moderada) sufrió una derrota histórica y la extrema derecha (Vox) logró ingresar al legislativo, aunque con menos fuelle de lo esperado.

El partido Unidas Podemos consolidó el triunfo del bloque de izquierdas, con el 14 por ciento y 42 curules. De esta manera, el bloque de izquierda se alza como la fuerza política más votada en el país.

“Hemos mandado un mensaje a Europa y al resto del mundo”, dijo Pedro Sánchez, líder del PSOE y actual presidente. “Se puede ganar al autoritarismo y la involución”, agregó antes de referirse a las tareas que emprenderá si conforma gobierno: avanzar en justicia social, en concordia para acabar con la confrontación territorial y luchar contra la corrupción.

Como se pronosticó a lo largo de la campaña, Vox, el partido emergente ultraderechista, llega al Congreso de los Diputados. Consiguió 24 escaños, menos de lo que anunciaban las encuestas, que le pronosticaban cerca de 40, pero igual inquietante.

El PP pasó de 137 a 66 curules con un 16 por ciento de la votación y se constituye en el segundo partido más votado, lo que no quiere decir que no sea una debacle para el partido del expresidente Mariano Rajoy.

Le sigue Ciudadanos, de centro, con 57 escaños y el 15 por ciento del total.

En el global, Podemos también es uno de los grandes derrotados, si se comparan estos resultados con las elecciones pasadas, celebradas en 2016, pues el partido de extrema izquierda pasó de 71 a 42 escaños.

“Nos habría gustado un resultado mejor, pero es un resultado suficiente para frenar a la derecha”, dijo Pablo Iglesias, líder de Podemos. También anunció su “voluntad para trabajar por un gobierno de coalición de izquierda”.

Pablo Casado, presidente del PP, aceptó, por su parte, que “el resultado es muy malo” y prometió empezar a trabajar para recuperar la confianza de los electores, a la vez que culpó a la fragmentación de la derecha por las cifras bajas.

El PSOE, en una remontada sorprendente, subió de 85 a 123. También aumentó Ciudadanos, que pasó de 32 a 57. “Hoy Ciudadanos se erige como futuro y esperanza de España”, aseguró su presidente, Albert Rivera. Y recordó que su partido ha crecido más de un 80 por ciento en menos de tres años.

Vox ha venido para quedarse

El resultado de Vox, que se presentó por primera vez en unas elecciones generales, ha sido elogiado por sus dirigentes. “Vox ha venido para quedarse”, aseguró su líder, Santiago Abascal. Una parte de sus votos provino de seguidores del PP.

La participación ciudadana creció sustancialmente en comparación con las elecciones pasadas. Se situó en un 76 por ciento, frente al 69 por ciento de 2016.

Para constituir gobierno se requiere una mayoría absoluta de parlamentarios. Es decir, por lo menos 176. Ningún partido en solitario alcanza tal cifra y, por ello, es necesario que formen alianzas que lleguen a esa suma.

La coalición más probable, anunciada desde la campaña, es la del PSOE y Unidas Podemos, que sumarían 165. No obstante, estas dos fuerzas de izquierda no llegan a la mayoría requerida.

Otra alianza que se consideraba probable era entre el PP, Vox y Ciudadanos. Entre estos partidos de derecha y centro tampoco alcanzan los votos necesarios para formar gobierno, y la suma de sus votos está bastante lejos de una eventual alianza de la izquierda: 145.

Esta situación hipotética obligaría al bloque de la izquierda a buscar apoyos en los partidos minoritarios españoles, que se convierten en definitivos. Entre ellos se encuentra los partidos separatistas catalanes Esquerra Republicana de Catalunya (ERC con 15 escaños) y Junts per Catalunya (5).

Precisamente, gracias a los apoyos de los partidos secesionistas y Podemos, el actual presidente sumó la mayoría necesaria para llevar a cabo la moción de censura que arrebató el poder al PP en cabeza de Mariano Rajoy en mayo del año pasado. Por lo tanto, no es improbable que se repita este escenario, que permitiría a Sánchez continuar en el gobierno.

Durante la campaña, sin embargo, fue contundente al asegurar que, de ganar, no permitiría la independencia de Cataluña. De cualquier manera, su aproximación hacia los secesionistas es más dialogante que la de la derecha, hasta el punto de que suspendió la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que había decretado Rajoy y que le permitió al gobierno central intervenir en esa comunidad autónoma.

No se descarta, finalmente, una coalición entre el PSOE y Ciudadanos. Aunque distanciados ideológicamente, Ciudadanos está cerca del PSOE por abanderar proyectos de centro, con menor resistencia entre los socialistas. Esta remota alianza sumaría 179 escaños, tres más de lo que exige la mayoría absoluta necesaria para constituir gobierno.

¿Y Cataluña?

La atención de los españoles ha estado focalizada en la situación de Cataluña. La tensión entre los secesionistas y los partidarios de la unidad del país ha marcado el devenir político de los últimos años, tras la fallida declaración de independencia en octubre de 2017. En estas elecciones constituyó, también, un factor primordial.

Los resultados en Cataluña dieron por ganadores los partidos independentistas por una leve diferencia sobre los constitucionalistas. Junts per Catalunya consiguió 7 escaños, mientras tras ERC subió de 9 a 15.

Este último es presidido por Oriol Junqueras, preso actualmente por su actuación en la realización del referendo independentista ilegal de Cataluña en 2017. Entre los partidos constitucionalistas, el PP perdió 5 escaños en Cataluña y queda con solo 1. El PSOE subió de 7 a 12 curules. Ciudadanos quedó con los mismos 5 de la vez pasada. Y Vox, cuya bandera es la más beligerante contra la independencia, consiguió 1.

JUANITA SAMPER OSPINA
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
MADRID

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.