Secciones
Síguenos en:
La constante agitación que genera en España el rey emérito Juan Carlos
El rey emérito Juan Carlos y el rey Felipe VI

Juan Carlos I y su hijo el rey Felipe VI, de España.

Foto:

Paco Campos. Archivo. EFE

La constante agitación que genera en España el rey emérito Juan Carlos

Varias revelaciones en medios españoles mantienen un tenso ambiente en la monarquía de los Borbón.

Hay agitación constante en torno al rey emérito de España, Juan Carlos I. Pocos días después de que se conociera su segunda regularización ante el fisco de sumas que no había declarado, aparece una nueva noticia: el diario El País habla de los pasos que dio hace unos años para divorciarse de la reina Sofía.

Además, este jueves se conoció que las dos hermanas del rey de España reconocieron este miércoles haberse vacunado contra el covid-19 durante un viaje para visitar a su padre Juan Carlos I exiliado en Emiratos Árabes, esquivando el orden de vacunación. 

"Mi hermana (Cristina) como yo hemos acudido a visitar a nuestro padre y con el objeto de tener un pasaporte sanitario que nos permitiera hacerlo regularmente, se nos ofreció la posibilidad de vacunarnos, a lo que accedimos", explicó la hermana mayor, Elena de Borbón, en un comunicado publicado en varios medios españoles y confirmando unas informaciones de prensa previas.

(Le puede interesar: Juan Carlos I pagó su deuda con el fisco gracias a préstamos de amigos)

"De no ser por esta circunstancia, habríamos accedido al turno de vacunación en España cuando nos hubiera correspondido", añade el texto destinado a esclarecer una polémica que llega en un momento delicado para la Casa Real, apenas unos días después de anunciarse una regularización fiscal del rey emérito.

Respecto a la información sobre la posible separación de la reina Sofía, el escándalo se desató por la información basada en una publicada por la BBC en agosto de 2020, sobre las relaciones entre el rey emérito y su amiga Corinna Larsen.

En ellas daba cuenta de que antes de su abdicación en 2014, se planteó el divorcio de la reina. Según su amiga, el entonces jefe de Estado consultó tal posibilidad con un despacho de abogados. Los juristas habrían respondido que el divorcio sería una decisión inoportuna.

(Le puede interesar: Meghan Markle, acusada de acoso en su época con la monarquía británica)

¿Por qué el diario El País republica una noticia que había circulado durante el verano de 2020? Todo, al parecer, apunta a una estrategia del gobierno y la propia Casa Real para evitar que el rey emérito vuelva a España.

Poner de nuevo en primera plana el intento de divorcio de la reina Sofía después de cuarenta años de matrimonio sirve para crear malestar entre la opinión pública, afecta a la esposa del monarca. Los ciudadanos no habrían querido tener una Corinna de Borbón, reina de España. Sin embargo, según dijo a EL TIEMPO el experto en monarquía Jaime Peñafiel, “el Rey volverá en cualquier momento, a pesar de las presiones. Este es su país. Volverá cuando lo dejen el gobierno y su hijo”.

Hace unos días tomó fuerza el rumor de que Juan Carlos I se plantea la posibilidad de regresar a su patria a finales de este mes, con ocasión de unas regatas que tendrán lugar en Galicia. La información la proporcionó el diario monárquico ABC: “Es la Copa de España, es a iniciativa del Real Club Náutico y del íntimo amigo del monarca, Pedro Campos. Don Juan Carlos durmió en su casa en la localidad gallega antes de salir de España”.

Para el diario El Mundo, “que Juan Carlos I regrese para unos días de recreo puede ser visto como un desafío o una burla". Según Peñafiel, “Felipe VI tiene que permitir el regreso de su padre. El rey actual está mal informado. Al rey Juan Carlos se le ha negado la presunción de inocencia”.

Su presencia, sin embargo, a juicio de algunos expertos, terminaría por afectar la imagen de su hijo el rey Felipe VI, por quien apuestan los partidos tradicionales.

(Lea aquí: El rey Juan Carlos le pagó al fisco español casi 4,4 millones de euros)

“Felipe VI tiene que permitir el regreso de su padre. El rey actual está mal informado. Al rey Juan Carlos se le ha negado la presunción de inocencia

Corinna Larsen y Juan Carlos I

Corinna Larsen fue amante del rey de España Juan Carlos I entre el 2004 y el 2009, y por eso recibió un regalo de 65 millones de dólares.

Foto:

EFE

Visitas y vacunas

Juan Carlos I no ha permanecido solo y aislado de su familia. Ha recibido varias visitas de sus hijas, las infantas Elena y Cristina. De hecho, en uno de esos viajes, según el medio El Confidencial, se vacunaron contra el coronavirus. El mismo rey también lo hizo, así como el exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, que fue a verlo.

En España todavía no ha llegado el turno para vacunar a los visitantes del rey, cuyas edades corresponden a etapas posteriores. Elena tiene 57 años y Cristina, que vive en Suiza, 55. No desempeñan ningún cargo considerado sensible y, por tanto, tendrían que haber esperado varias semanas para recibir la primera dosis en su país natal.

Quería que mi padre supiera que iba en serio conmigo. Pensé que podría desestabilizar la monarquía y por eso nunca llegué a perseguir la idea de la boda

Rey Juan Carlos I y Corinna Larsen
Foto:

AFP

Huellas de un romance problemático

Larsen dijo a la BBC que, en 2009, el rey llamó a su padre para pedirle formalmente su mano. “Quería que mi padre supiera que iba en serio conmigo. Pensé que podría desestabilizar la monarquía y por eso nunca llegué a perseguir la idea de la boda. Solo lo tomé como una prueba de la seriedad de la relación”, expresó la examante del rey. Personas cercanas a Juan Carlos I sostienen que fue ella la que presionó para que el monarca se divorciara.

Las relaciones entre el rey y su amiga no eran desconocidas ni por la familia real ni por el gobierno. El rumor sobre el divorcio llegó a los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, cuando el primero dejaba la presidencia y el segundo asumía el mando de la administración española. Entonces el tema fue considerado como una cuestión de Estado.

La situación se agravó en 2012. La relación del rey con su amante saltó a la opinión pública cuando este sufrió un accidente mientras cazaba elefantes en Botsuana, acompañado por Larsen. Juan Carlos I fue internado en una clínica de Madrid y, días después, pedía perdón a los españoles por lo sucedido. El flamante viaje de caza se había efectuado cuando España aún resentía la depresión económica iniciada en 2008. En ese momento el diario La Stampa de Italia señaló: "En España hay dos reinas: Sofía, casada desde 1962 con el rey Juan Carlos; y la oficiosa, la provocadora y rubia princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein, separada y amante desde hace cuatro años del soberano más tombeur de femmes de España".

(En otras noticias: Exjefe de inteligencia español pierde juicio que salpica la Casa Real)

La abdicación de Juan Carlos I a favor de su hijo Felipe en 2014 tenía un motivo claro: su relación abierta con Corinna zu Sayn-Wittgesntein, exesposa de un príncipe alemán (cuyo apellido entonces llevaba) y maga de las relaciones públicas. El romance, sin embargo, se rompió después de once años cuando el rey dejó de ser el jefe del Estado español.

Según el periódico El País, “una persona que tuvo altas responsabilidades en los gobiernos de la época reconoce que Juan Carlos I estaba totalmente entregado a Corinna y hacía planes para pasar el resto de su vida con ella. Los 65 millones de euros que le transfirió en 2012 […] no serían así un generoso `regalo de gratitud´, como ella dijo, sino un traspaso dentro de la pareja para sufragar su futura convivencia, aunque se negara a devolvérselos cuando rompieron”.

El rey Juan Carlos I habría cobrado comisiones por intermediar en la construcción por empresas españolas del trazado del tren de alta velocidad que conduce a La Meca en Arabia Saudí. El rey transfirió por entonces 65 millones de euros a su amante.

Según El País, la preocupación del gobierno español alcanzó su máxima cota cuando el 6 de enero de 2014 el Rey perdió el hilo del discurso que leía en la celebración de la Pascua Militar. Públicamente se le atribuyó a su estado de salud cuando en realidad era producto de un fuerte guayabo tras la celebración en Londres del cumpleaños de su amante.

Luego de su abdicación, se conocieron movimientos opacos de dinero en el exterior, no declarados ante Hacienda en España, y las presiones llevaron al rey a mudarse a Emiratos Árabes Unidos. Desde allí, cada movimiento sigue repercutiendo en la actualidad española. La posibilidad de que vuelva, cuando hay malestar por sus acciones y el espíritu republicano (y antimonárquico) toma fuerza, hace temblar al gobierno y a la Casa Real, que se esfuerzan por mantener la calma en el escenario público. Juan Carlos I, pues, ha pasado de ser una cuestión de Estado a un problema de Estado.

JUANITA SAMPER OSPINA
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
MADRID

Lea también

- Rey emérito de España abona una deuda tributaria de casi 680.000 euros
- Juan Carlos I actúa para evitar la justicia penal en España
- Examiga íntima de Juan Carlos I dice que buscó ‘diálogo de buena fe’

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.