Secciones
Síguenos en:
Acorralado por los escándalos, el rey Juan Carlos abandona España
AUTOPLAY
El rey emérito Juan Carlos I se va de España tras el peso del escándalo
El rey Juan Carlos de España

Paco Campos, Efe

Acorralado por los escándalos, el rey Juan Carlos abandona España

La decisión del monarca, acusado de corrupción, fue anunciada por la Casa Real en un comunicado.

El rey emérito se va de España. Así se lo comunicó a Felipe VI, en una carta que la Casa Real hizo pública el lunes.

Se trata de un intento de quitar presión sobre su hijo, luego del escándalo que se desató por las investigaciones sobre el cobro de una posible comisión por haber intervenido para que Arabia Saudí encargara a un consorcio español la construcción de una vía férrea. El episodio daría lugar a los presuntos delitos de lavado de dinero y evasión fiscal.

(Lea también: El rey emérito Juan Carlos I está cada vez más contra las cuerdas

“Con el mismo afán de servicio a España que inspiró mi reinado y ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada, deseo manifestarte mi más absoluta disponibilidad para contribuir a facilitar el ejercicio de tus funciones, desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad”, le dice en la carta.

El rey emérito se refiere a la indagación que comenzó en Suiza, en la que también está involucrada su examiga íntima Corina Larsen, a quien supuestamente él donó 65 millones de euros, la misma cifra que recibió del rey de Arabia Saudita.

En España lo investigan por posible lavado y fraude fiscal, que habría cometido después de 2014, año en que abdicó. Hasta entonces, está protegido por inmunidad.

Te comunico mi meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España”, señala Juan Carlos I en el mensaje dirigido a su hijo. No aclara cuál es el lugar de destino elegido.


(Le puede interesar: Rey Felipe VI renuncia a herencia de su papá y corta lazos económicos

He sido rey de España durante casi cuarenta años y durante todos ellos siempre he querido lo mejor para España y para la corona

De acuerdo con un comunicado difundido por la Casa Real, el rey Felipe le transmitió su “sentido respeto y agradecimiento ante su decisión” y remarcó la “importancia histórica que representa el reinado de su padre”.

La decisión fue consensuada y no sorprende, pues es una de las posibilidades que se habían barajado en público. También se había señalado la posibilidad de que Juan Carlos I perdiera el título de rey, lo que no ha sucedido.

(Le puede interesar: La monarquía española, de la vergüenza al cacerolazo

Rey Juan Carlos I y Corinna Larsen

Corinna Larsen, quien habría recibido dinero del rey, adquirió una mansión y dos apartamentos.

Foto:

AFP

A efectos prácticos, la situación legal del rey emérito no cambia, pues continúa la investigación en la Tribunal Supremo de España, que estudia si hay indicios suficientes de que haya cometido un delito desde que dejó el trono. Se trata de una decisión que le aleja las sombras que han oscurecido a la monarquía durante los últimos tiempos.

Debido al descubrimiento de las cuentas en el extranjero de Juan Carlos I, su hijo Felipe VI renunció en marzo públicamente a cualquier herencia que pudiera corresponderle de ellas, y le retiró la asignación anual de 200.000 euros que recibía de fondos públicos.

Por otro lado, la decisión del rey emérito de vivir fuera de España no va a suponer ningún cambio en la situación de su esposa, la reina Sofía, quien mantendrá su residencia en el Palacio de la Zarzuela de Madrid y proseguirá con su actividad institucional.

La madre del actual rey, Felipe VI, quedó al margen de la controversia al no tener relación con los presuntos negocios en los que pudo participar el rey emérito.


(Le puede interesar: Las millonarias compras de la amiga del rey Juan Carlos de España)

Es la cuarta vez que un Borbón abandona España por motivos públicos. El primero de ellos fue Carlos IV, quien, tras abdicar a favor de su hijo Fernando VII, salió del país en 1808 presionado por Napoleón, que aspiraba a quedarse con el territorio español.
Luego fue su nieta, Isabel II, hija de Fernando VII, quien siguió un rumbo semejante. Debió exiliarse tras una revolución en 1868 que estableció un transitorio régimen democrático.

Su nieto, Alfonso XIII, marchó fuera de España tras perder el apoyo popular después de unas elecciones favorables a la instauración de la república. Y es ahora, Juan Carlos I, su nieto, quien se ve obligado a abandonar su patria.

En el exilio también vivió su padre, Juan de Borbón, que nunca pudo convertirse en rey por imperativo del dictador Francisco Franco. Se exilió en Portugal, donde vivió con su familia.


(Le puede interear: Amiga del rey Juan Carlos dice que él le regaló 65 millones de euros)

A los diez años, Juan Carlos viajó a España, donde creció bajo el cuidado de Franco hasta la instauración de la monarquía en 1975, cuando se convirtió en rey a la muerte del dictador.

El gobierno ofreció el lunes su “respeto a las decisiones comunicadas por la Casa del Rey” y el Partido Popular (PP), en la oposición, afirma que la salida del rey emérito demuestra “lealtad a España”.

Menos benévolos estuvieron Unidas Podemos, para el que esto no arregla el problema de la monarquía, y Quim Torra, presidente de Cataluña, que comparó la situación con la de Alfonso XIII. Gabriel Rufián, del antimonárquico Partido Nacionalista Catalán (ERC), afirmó que “la buena noticia es que España tiene un ladrón menos”.

JUANITA SAMPER OSPINA
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
MADRID

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.