Entre el júbilo y la tristeza, británicos viven su salida de la UE

Entre el júbilo y la tristeza, británicos viven su salida de la UE

Histórico. A las 11 de la noche (hora local) el Reino Unido dejó de ser parte de la UE.

Brexit

Reloj de la cuenta regresiva para el 'brexit' en la calle de Downing Street en Londres.

Foto:

EFE

Por: Maria Victoria Cristancho
31 de enero 2020 , 09:00 p.m.

Un Reino Unido dividido le dijo adiós anoche (6 p.m. hora Colombia) a la Unión Europea, mientras que su primer ministro, Boris Johnson, anunciaba, en un video grabado, “el amanecer de una nueva era” para su país, fuera del bloque comunitario, del cual las islas británicas fueron miembros durante 47 años.

“Esta histórica salida de la Unión Europea será recordada como el momento en el que amanece y se levanta el telón de un nuevo acto de nuestra gran obra nacional”, aseguró Johnson, rodeado de su gabinete de gobierno, desde Sunderland, la ciudad que más votos le dio al brexit durante el referéndum de junio del 2016, la misma que paradójicamente está sufriendo los efectos del desempleo por el cierre de varias empresas automovilísticas.  

“Nuestro trabajo en el Gobierno es unir este país y movernos hacia delante”, apuntó el primer ministro ante las cámaras, sin ocultar su satisfacción por haber logrado su cometido de retirada del bloque europeo.

“Para mucha gente este es un asombroso momento de esperanza, un momento que pensaban que nunca llegaría. Hay muchos, por supuesto, que tienen una sensación de ansiedad y pérdida”, admitió.

Johnson, quien lideró la campaña del brexit desde el mismo referéndum de junio del 2016, cuenta con el cheque en blanco que le dieron los británicos en las elecciones generales de diciembre pasado, en las que consiguió la mayoría parlamentaria para aprobar el acuerdo de salida conseguido con las autoridades europeas.

Aunque las islas británicas queden de hecho fuera de la UE, seguirán rigiéndose por la normativa europea durante un período de transición de once meses, durante los cuales se espera que las partes negocien los términos definitivos de la separación, prevista para el 31 de diciembre del 2020.

Johnson dijo estar confiado en que se logrará un acuerdo comercial entre Londres y Bruselas antes de esa fecha.

brexit

Los partidarios del 'brexit celebran afuera del Parlamento en Londres, antes de que el divorcio con la UE se haga efectivo.

Foto:

EFE

Las confrontaciones políticas por cuenta del brexit, desde hace casi cuatro años, causaron la más la más grave crisis constitucional que ha vivido el Reino Unido desde la Segunda Guerra Mundial.

Ese clima se replicó ayer en Londres, la capital británica, donde se veían escenas, por un lado de celebración y por otras de pesadumbre. Partidarios de la separación se aglutinaron a las afueras del Palacio de Westminster, sede del parlamento británico, para celebrar la salida de la UE como un ‘día de independencia’.

“Ya somos libres”, “Libres de la UE” y “Nuestras propias reglas”, se leía en algunos carteles dentro de una multitud que repetía arengas antieuropeas que llegó, incluso, a quemar banderas de la UE.

El evento contó con discursos del líder del Partido Brexit, Nigel Farage, quien hizo una campaña exitosa para el referéndum de 2016, entre otros.

Se proyectó un reloj de cuenta regresiva para marcar el momento exacto en que el Reino Unido abandonó la UE en Downing Street, la residencia de gobierno. Pero, el emblemático reloj del Big Ben no sonó, debido a los trabajos de renovación en curso, a pesar de una campaña de Brexiteers para que sonaran los famosos bongs.

Eso sí, se instaló un sistema de música dentro de la parte trasera de un camión en la Plaza del Parlamento, con gente bailando en una sección cerrada de la calle con música de Tom Jones y Queen. El propio primer ministro celebró una cena privada en su residencia oficial de 10 de Downing Street, con sus ministros y allegados, en la que se sirvieron solo platillos de la gastronomía británica, según dijeron empleados estatales.

Al otro lado del río Támesis la imagen era diferente. Se organizaron grupos de vigilia, alumbrados con velas y luces de celulares para lamentar el brexit. “Este es el peor día de la historia del Reino Unido”, gritaba Mick Gilford, un pensionado de 67 años.

En Edimburgo, la capital de Escocia, los activistas proeuropeos se reunieron frente al Parlamento en protesta contra “ser arrastrados fuera de la UE contra nuestra voluntad”, según dijo a los medios Sam Page, uno de los líderes del Movimiento Europeo en Escocia.

La propia jefe del gobierno, Nicola Sturgeon, dijo que la jornada era “un día de profunda tristeza” e insistió en buscar la independencia escocesa, a través de un referéndum.

Un sentimiento similar se vivió en Irlanda del Norte, donde la líder del partido Sinn Féin, Mary Lou McDonald, se presentó con sus partidarios a la frontera con la República de Irlanda, pidiendo la reunificación.

Maria Victoria Cristancho
El Tiempo
Londres

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.