Una UE dividida busca diálogo en Venezuela, ¿una buena solución?

Una UE dividida busca diálogo en Venezuela, ¿una buena solución?

El bloque europeo sigue sin reconocer a Guaidó como presidente encargado. Buscan nuevas elecciones.

Parlamento Europeo

Vista general del hemiciclo durante una sesión donde el pleno del Parlamento Europeo vota una resolución para fijar su posición sobre la crisis en Venezuela.

Foto:

EFE

Por: Internacional*
01 de febrero 2019 , 12:07 p.m.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, se prepara para liderar este sábado una marcha en respaldo al ultimátum europeo dado a Nicolás Maduro para que convoque a elecciones libres.

Analistas creen que la demora al reconocimiento de Guaidó es una solución "sabia", pero para otros la división en el bloque por este tema es más profunda de lo que muchos creen y puede terminar opacando los esfuerzos de la oposición, de Estados Unidos, el Grupo de Lima y otros países de la región. 

"Debemos ir todos a las calles de Venezuela y el mundo (este sábado) con un objetivo claro: acompañar el ultimátum que dieran miembros de la Unión Europea (UE). Vamos a hacer la marcha más grande en Venezuela y en la historia de nuestro continente", llamó el opositor, de 35 años.

Bajo la presión de Reino Unido, España, Alemania y Francia, la UE lanzó un ultimátum a Maduro para que en menos de ocho días (que se cumplen este domingo, según Guaidó) acepte unos comicios "libres" o de lo contrario reconocería al líder opositor como presidente encargado de Venezuela.

En respuesta, Maduro rechazó de antemano el ultimátum y afirmó que estaría dispuesto a convocar, pero a unas elecciones legislativas, dando señas de querer usurpar también el único ente gubernamental que no está bajo su control: la Asamblea Nacional, liderada por Guaidó. 

Pero la división europea se siente, es visible. Este jueves, el Parlamento Europeo se convirtió en la primera institución de ese continente en reconocer a Guaidó como presidente interino, metiendo presión a la Unión Europea (UE) para que haga lo mismo como bloque.

El no reconocimiento europeo de Guaidó se debe, según explicó para EL TIEMPO Ana Ayuso, investigadora del centro CIDOB de Barcelona, a que “en la UE hay muchas sensibilidades” y a que “se ha buscado una fórmula intermedia de consenso que pasa por el reconocimiento de la legitimidad de la Asamblea Nacional (hoy suspendida de funciones por el Tribunal Supremo) y en favor de unas elecciones libres y homologables internacionalmente”.

Ayuso recuerda que “la UE tampoco ha reconocido la validez de las elecciones presidenciales de mayo ni la legitimidad de la Asamblea Nacional Constituyente que las convocó”.

Esta analista cree que “aun siendo verdad que la UE no ha reconocido directamente la validez de la presidencia encargada de Guaidó”, tampoco reconoció la presidencia de Maduro. Y recuerda que Europa “hace suyas las principales reivindicaciones de la oposición: devolución de poderes a la Asamblea y elecciones democráticas”.

Este jueves, En Bucarest, tres grupos de países se confrontaron: España y los otros tres que defienden el reconocimiento de Guaidó; Grecia y Italia, más reacios a hacerlo; y Austria y Luxemburgo, mucho más legalistas y deseosos de hallar una posición común. Los debates en torno a este tema han sido tan difíciles que varios asuntos previstos del día, como Siria, se postergaron a otra reunión..

El cambio lo deciden los ciudadanos venezolanos. Nosotros estamos de la parte de la democracia y por tanto tenemos que crear  los presupuestos para favorecer nuevas elecciones

El vicepresidente primero de la Comisión Europea (CE), Frans Timmermans, afirmó que "los grandes asuntos internacionales siempre son objeto de discusión en la UE, y de desacuerdos, pero la posición de la UE se ha mantenido unida". Timmermans puntualizó al respecto que los países europeos "no siempre tienen la misma posición, pero eso está en la naturaleza de la UE. Lo importante es que estén juntos en el enfoque de ir paso a paso" incrementando la presión sobre Nicolás Maduro.Precisamente este jueves, el presidente del Parlamento Europeo (PE), Antonio Tajani, lanzaba una petición a los Estados miembros para que reconocieran a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela.

Lo importante es que estén juntos en el enfoque de ir paso a paso incrementando la presión sobre Nicolás Maduro

Una UE totalmente dividida

Sin recordar ni mencionar el ultimatum de 8 días, la jefa de la diplomacia
europea, Federica Mogherini, anunció horas después la creación de un Grupo de Contacto de países europeos y latinoamericanos de 90 días de duración para buscar salidas a la crisis.

Carlos Malamud, del Instituto Elcano de Madrid, explicó a EL TIEMPO que “es positivo que Europa intente mantener canales de diálogo porque la situación sigue siendo muy fluida, con un final incierto y con probabilidades de que la represión se agudice y haya una salida violenta”.

Por eso, explica este analista, “sin negar la legitimidad a la oposición, la apuesta europea es a mantener abiertos canales de negociación para que se pueda llegar a elecciones validadas, al menos, por los sectores más dialogantes del chavismo y de la oposición”.

"La clave para el Grupo de Contacto de la Unión Europea será medir bien si cualquier acto" del gobierno para buscar una solución "es genuino o se trata de una nueva jugarreta", advirtió el internacionalista Mariano de Alba.

Maduro ha llamado reiteradamente a una negociación, pero el líder opositor insiste en que no se prestará para "falsos diálogos" ni para elecciones sin garantías.  "Queremos expresarle con certeza y firmeza que las fuerzas democráticas, las instituciones legítimas, y mucho menos el pueblo de Venezuela será partícipe de conversaciones y negociaciones cuyo propósito sea mantener a violadores de derechos humanos en el poder por la vía del engaño", dijo Guaidó en una carta publicada en Twitter este viernes.

Esta misiva, también dirigida a los representantes de México y Uruguay que anunciaron presentarán este viernes ante la ONU una propuesta de diálogo para impulsar una solución a la crisis venezolana, a reflexionar y a sumarse como "colaboradores" a la exigencia de "restituir el orden Constitucional para iniciar un Gobierno de transición que lleve" un proceso de elecciones libres. No iremos a un diálogo que busque mantener a violadores de derechos humanos en el poder", puntualizó. 

Pero ese Grupo de contacto entre países europeos y latinoamericanos, que sin duda alguna buscarían un diálogo entre las partes, ¿no le darían una especie de tanque de oxigeno al régimen de Maduro, tras estas semanas de presión internacional?

Diálogo, algo impensable para la oposición

La posibilidad de entablar un diálogo con el régimen de Maduro es especialmente riesgosa para el liderazgo opositor luego de cuatro meses de protestas que en 2017 dejaron 133 personas asesinadas, mayoritariamente por parte de las fuerzas de seguridad del Estado.

Protestas en Venezuela

Decenas de personas participaron en una marcha acompañados de pacientes crónicos hasta la sede de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para 'denunciar la crisis' que atraviesa Venezuela.

Foto:

Miguel Gutiérrez / EFE

En medio de la destrucción del aparato productivo del país y la caída estrepitosa en la calidad de vida, buena parte de la militancia opositora evalúa que un diálogo solo daría oxígeno político al régimen para continuar con la instalación de la “revolución bolivariana”, tal como ocurrió con el intento fallido de negociación de octubre de 2016 y los intentos de diálogo en República Dominicana en septiembre de 2017. 

Como en los años anteriores, análisis apuntan a que el régimen de Maduro tiene sumo interés en establecer una mesa de diálogo que le permita recomponer su imagen ante la comunidad internacional, suavizar el impacto financiero de las sanciones estadounidenses y evitar sanciones futuras. 

El pueblo de Venezuela le criticó mucho a los líderes opositores en 2017 que, después de tantos muertos, encarcelados y miles de ciudadanos saliendo del país por la crisis económica,  se sentaran a negociar con el régimen Maduro.

Esta vez, Guaidó a reafirmado que no se sentará a hablar con nadie hasta que Maduro deje de "usurpar" la presidente, algo que ha reactivado el ánimo de la población y los ha impulsado a salir a la calle a nuevas y multitudinarias marchas. Cosa que la oposición no puede volver a defraudar en este momento, en el que incluso barrios de Caracas, con histórica hegemonía chavista, también han salido a protestar y manifestar su rechazo por la falta de alimentos y medicinas.

REDACCIÓN INTERNACIONAL*
*​Con información de Valentina Lares Martiz (Caracas) / Idafe Martín Pérez (Bruselas) / Efe, Afp y Reuters

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.