Secciones
Síguenos en:
Tras rechazo de extradición, ¿qué viene ahora en el caso de Assange?
AUTOPLAY
La justicia británica rechazó extraditar a Assange a Estados Unidos
Julian Assange

Justin Tallis. AFP

Tras rechazo de extradición, ¿qué viene ahora en el caso de Assange?

Conozca, además, lo que ha pasado desde las polémicas publicaciones en el portal WikiLeaks.

La justicia británica rechazó este lunes la solicitud de extradición del fundador de Wikileaks, Julian Assange, a Estados Unidos, que quiere juzgarlo por espionaje a raíz de la publicación de cientos de miles de documentos confidenciales.

Estados Unidos tiene ahora un plazo de 14 días para recurrir esta decisión de la jueza londinense Vanessa Baraitser, y su representante legal confirmó que lo hará. Por su parte, la defensa de Assange pedirá libertad bajo fianza.

(Lea aquí: La justicia británica decide no extraditar a Assange a Estados Unidos)

Las polémicas publicaciones de WikiLeaks

WikiLeaks se dio a conocer en 2009 con la publicación de cientos de miles de mensajes de localizadores enviados a Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001. La ONG, fundada en 2006 por Assange, con una tecnología de encriptado, permite poner en línea documentos comprometedores sin ser identificado.

Posteriormente, en la plataforma se publicó un vídeo que muestra la brutalidad del ejército estadounidense en Irak y miles de documentos militares sobre Afganistán.

El 28 noviembre de 2010, WikiLeaks publicó, con ayuda de cinco grandes diarios internacionales (The New York Times, The Guardian, Der Spiegel, Le Monde, El País), más de 250.000 documentos secretos que revelaban asuntos ocultos de la diplomacia estadounidense.

Después del "cablegate", como se conoce a la filtración de estos archivos, Assange se convirtió en enemigo número uno en Estados Unidos. En total, el portal reivindica haber publicado "más de 10 millones de documentos" sobre finanzas, entretenimiento o política.

En sus inicios, WikiLeaks, fruto de la colaboración internacional entre matemáticos, sobre todo disidentes chinos, tenía en su punto de mira a los regímenes represivos en Asia, el exbloque soviético, África subsahariana y Oriente Medio.

Angela Merkel

WikiLeaks reveló un supuesto espionaje de Estados Unidos a la canciller alemana, Angela Merkel.

Foto:

Markus Schreiber. Efe

Pero la mayoría de las revelaciones fueron en detrimento de Estados Unidos y a menudo en beneficio de Rusia. Este país es sospechoso de estar detrás de la divulgación de correos internos del Partido Demócrata de Estados Unidos, publicados por WikiLeaks en el verano de 2016.

(Lea también: Revelan detalles sobre espionaje a Assange en embajada de Ecuador)

El portal reveló, además, el espionaje de Estados Unidos a aliados como el presidente francés o la canciller alemana. WikiLeaks es señalado de poner en peligro a personas cuya identidad revela en nombre de la transparencia.

Con los años, varios medios y personalidades han tomado distancia, pese a que
Assange asegura trabajar con "más de 110 organizaciones mediáticas" en el mundo.

El proceso de Assange hasta hoy

Es difícil disociar WikiLeaks de su fundador australiano, genio perseguido para unos y manipulador paranoico para otros.

El 18 de noviembre de 2010, Suecia lanzó una orden de detención europea contra
Assange como parte de una investigación por violación
y agresión sexual a dos mujeres suecas en agosto de ese mismo año. El australiano aseguró que fueron relaciones consentidas.

Assange, que estaba en Londres, se entregó a la policía británica el 7 de diciembre, quedó detenido durante nueve días y luego estuvo bajo arresto domiciliario. En febrero de 2011, un tribunal londinense validó la solicitud de extradición de Assange a Suecia. El australiano temía ser entregado desde allí a Estados Unidos y enfrentarse a la pena de muerte.

(Le puede interesar: 'Assange podría morir en prisión si no recibe atención médica')

Julian Assange, fundador de Wikileaks

En 2019, el relator de la ONU sobre la tortura, después de reunirse con Assange en prisión, consideró que presentaba "síntomas de tortura psicológica".

Foto:

Daniel Leal-Olivas. AFP

El 19 de junio de 2012, Assange se refugió en la embajada ecuatoriana en Londres y solicitó asilo político. Ecuador, entonces presidido por Rafael Correa, le concedió el asilo en agosto y pidió a las autoridades británicas, sin éxito, un salvoconducto para que el fundador de WikiLeaks pudiera viajar a Quito.

Assange se quedó encerrado en la embajada durante casi siete años, un tiempo durante el cual incluso obtuvo la nacionalidad ecuatoriana, antes de ser privado de ella.

El 2 de abril de 2019, el presidente ecuatoriano Lenín Moreno, que rompió con su predecesor, afirmó que Assange violó el acuerdo sobre sus condiciones de asilo. El día 11, Assange fue detenido en una espectacular operación por la policía británica.

Inmediatamente después de su detención, la abogada de la mujer que lo acusaba de violación en Suecia anunció que pediría a la fiscalía la reapertura de la investigación. La fiscalía de Estocolomo desestimó el caso en 2017 porque no pudo hacer avanzar el procedimiento, pero tras estos nuevos acontecimientos decidió reabrir el dosier.

El 14 de abril, la abogada de Assange declaró que su cliente estaba dispuesto a cooperar con las autoridades suecas si solicitaban su extradición, pero que la prioridad seguía siendo evitar la entrega a Estados Unidos.

(Además: Assange tuvo dos hijos con su abogada durante reclusión en embajada)

El 1 de mayo, Assange fue sentenciado a 50 semanas de prisión por un tribunal de Londres por haber violado las condiciones de su libertad provisional cuando se refugió en la embajada ecuatoriana.

El 23 de mayo, la justicia estadounidense, que ya le acusaba de "piratería informática", lo inculpó por otros 17 cargos en virtud de las leyes antiespionaje. Assange se exponía a hasta 175 años de prisión.

El día 31, el relator de la ONU sobre la tortura, después de reunirse con el australiano en prisión, consideró que presentaba "todos los síntomas de tortura psicológica". A principios de noviembre el relator afirmó que el trato a Assange ponía "en peligro" su vida.

El 21 de octubre, el fundador de WikiLeaks apareció en persona por primera vez en el juzgado de Westminster, en Londres, confuso y balbuceando. El 19 de noviembre, la fiscalía sueca anunció el abandono de la investigación por violación por falta de pruebas.

El 24 de febrero de 2020, la justicia británica comenzó a examinar la solicitud de extradición presentada por Estados Unidos. La audiencia quedó interrumpida tras cuatro días de vistas y luego fue aplazada debido a la nueva pandemia de coronavirus.

(Le recomendamos: Acusan a empresa española de haber espiado a Assange)

A principios de julio, unas cuarenta oenegés pidieron la liberación "inmediata" de
Assange. Los defensores del australiano afirmaron que el intento de extraditar y juzgar a su cliente en Estados Unidos tenía motivaciones políticas y era impulsado por el presidente Donald Trump.

Donald Trump

El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump.

Foto:

Oliver Contreras. Efe

La audiencia se reanudó el 7 de septiembre. El 25, la jueza Baraitser accedió a dar más tiempo al abogado de Assange para preparar sus alegatos finales y advirtió que probablemente habría que esperar hasta pasadas las elecciones presidenciales en Estados Unidos para conocer su veredicto.

Este lunes, Baraitser de la corte penal de Londres rechazó el pedido de extradición alegando que "el estado mental del señor Assange es tal que sería opresivo extraditarlo a Estados Unidos" y podría llevarlo a suicidarse "por la 'determinación obsesiva' de su trastorno de espectro autista".

Informantes de WikiLeaks

El "cablegate" no habría sido posible sin la militar estadounidense transgénero Chelsea Manning, que envió a WikiLeaks más de 700.000 documentos confidenciales.

Chelsea Manning

Chelsea Manning fue colaboradora de Julian Assange.

Foto:

Lars Hagberg. AFP

En agosto de 2013, fue condenada a 35 años de prisión por una corte marcial. Fue liberada siete años después gracias al indulto de Barack Obama, pero fue detenida de nuevo en marzo de 2019 porque rechazó declarar en una investigación sobre WikiLeaks.

Otro informante, Edward Snowden, exempleado de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) autor de las revelaciones sobre los programas de vigilancia de masa, también contó con el apoyo activo de WikiLeaks pese a que no eligió este portal para su denuncia. Assange le recomendó exiliarse en Moscú para escapar a la justicia estadounidense.

REDACCIÓN INTERNACIONAL*
*Con información de AFP

Lea aquí

Justicia británica niega liberar a Assange pese a riesgo por covid-19

- Reino Unido firma orden de extradición de Julian Assange a EE. UU.

Comienza juicio de extradición contra Julian Assange en Londres

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.