Las opciones que le quedan a Theresa May con el acuerdo del 'brexit'

Las opciones que le quedan a Theresa May con el acuerdo del 'brexit'

La premier británica anunció que insistirá en conversaciones con la UE en "los próximos días".

Theresa May enfrenta una moción de confianzaTheresa May enfrenta una moción de confianza
Theresa May

John Thys / AFP

Por: AFP
14 de diciembre 2018 , 01:03 p.m.

La primera ministra británica, Theresa May, no logró las "garantías" que buscaba este jueves frente a los líderes europeos, en Bruselas, para que el Parlamento de Reino Unido supere la hostilidad ante el acuerdo del 'brexit'.

May aseguró este viernes que habrá más conversaciones con la Unión Europea (UE) "en los próximos días", al considerar "posible" obtener nuevas aclaraciones de sus socios sobre el acuerdo de divorcio.

A poco más de tres meses para la fecha prevista de salida de la UE, el 29 de marzo, Reino Unido se encuentra cada vez ante un menor número de opciones:

'Brexit' con acuerdo

Londres y Bruselas sellaron el 25 de noviembre un Acuerdo de Retirada sobre los términos del 'brexit' y una declaración política que marca las grandes líneas de la futura relación que deberán aún negociar.

Si May logra que sea ratificado por el Parlamento, lo que parece muy difícil, el país se beneficiaría de un periodo de transición hasta finales de 2020, ampliable hasta dos años más, que daría tiempo para prepararse a empresas y administraciones.

El acuerdo será sometido a los diputados entre el 7 y el 21 de enero. Su punto más controvertido es el denominado "backstop", o red de seguridad, un mecanismo ideado para evitar la reinstauración de una frontera dura en la isla de Irlanda por temor a debilitar el Acuerdo de Paz de 1998, que puso fin a 30 años de sangriento conflicto.

Este solo entraría en vigor tras el periodo de transición y si no se logra encontrar una solución mejor en el marco de la futura relación, que debería tomar la forma de un gran acuerdo de libre comercio.

Prevé que la provincia británica de Irlanda del Norte se siga rigiendo por las reglas del mercado único europeo, lo que permitiría mantener abierta la frontera con la vecina República de Irlanda. Y para no imponer barreras administrativas entre esa provincia y el resto del país, todo Reino Unido permanecería en la unión aduanera europea.

Los partidarios de una salida neta temen que este mecanismo mantenga al país permanentemente atrapado en las redes europeas, por lo que dijeron que votarán en contra del acuerdo.

'Brexit' sin acuerdo

Si el Parlamento no logra ratificar ningún acuerdo antes de finales de marzo, el país puede verse abocado a salir del bloque brutalmente. De la noche a la mañana, las relaciones económicas entre Reino Unido y la UE pasarían a estar regidas por las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y se deberían aplicar de forma urgente una multitud de controles aduaneros y reglamentarios.

Es un escenario temido por los medios económicos británicos. El Banco de Inglaterra advirtió de que sumiría al país en una grave crisis económica, con disparada del desempleo y la inflación, desplome de la libra y el precio de la vivienda y casi 10% de reducción del PIB. Este escenario podría causar penuria de medicamentos, atascos monstruosos en los puertos e impedir volar a las aerolíneas británicas.

Se anula el 'brexit'

La primera ministra rechaza la idea de un segundo referéndum sobre el 'brexit', pero la idea gana terreno en los últimos tiempos dada la fuerte resistencia con la que choca su plan de salida de la UE.

El opositor Partido Laborista advirtió que, si el acuerdo de May es rechazado, pedirán que se convoquen elecciones legislativas anticipadas con la esperanza de volver al poder tras ocho años de gobiernos conservadores.

Parlamento británico

La primera ministra, Theresa May, durante una sesión en el Parlamento británico.

Foto:

Mark Duffy / AFP

Sin embargo, si no se organizan estos nuevos comicios, los laboristas darían el respaldo necesario a una consulta popular con la esperanza de que se obtenga un resultado diferente al del primer referéndum, de junio de 2016, en que 52 por ciento de los británicos votó a favor de abandonar la UE.

La organización de una segunda consulta llevaría tanto tiempo que requeriría un aplazamiento de la fecha del 'brexit' por parte de Bruselas.
Ante una situación de caos y bajo la presión del parlamento, el gobierno también podría decidir por sí mismo dar marcha atrás sin necesidad de referéndum, aunque parece poco probable. En cualquier caso, la justicia europea dejó claro que Londres, si lo desea, puede parar el 'brexit' de forma unilateral hasta que no se haga efectiva su salida.

AFP

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.