Las historias más terroríficas que vivieron prisioneros de Auschwitz

Las historias más terroríficas que vivieron prisioneros de Auschwitz

Sobrevivientes recuerdan cómo hicieron para escapar de este campo de concentración Nazi.

Auschwitz

Prisioneras de Auschwitz, en Polonia, el campo de concentración más grande que tuvo el Nazismo.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Por: Tendencias EL TIEMPO
21 de mayo 2020 , 08:37 a.m.

Auschwitz fue en su momento el campo de concentración más grande establecido por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Estaba ubicado cerca de Cracovia, Polonia y más de un millón de personas perdieron la vida en este lugar. Nueve de cada diez eran judíos.

Sobre la entrada del campo había un letrero que decía: 'Arbeit Macht Frei', que significa 'El trabajo te hace libre', sin embargo, allí ocurría todo lo contrario a la supuesta libertad anunciada: el trabajo se convertía en otra forma de en la que los nazis 'exterminaban' a quienes consideraban sus enemigos.

Escaparse de Auschwitz era casi imposible. Había cercas electrificadas de alambre de púas que rodeaban al campo de concentración y los guardias estaban equipados con ametralladoras y rifles automáticos. 

El 20 de mayo de 1940, a esta especie de prisión llegaron los primeros reclusos, quienes eran políticos polacos, y, a 80 años de su apertura, aquí recordamos algunos testimonios de sobrevivientes de Auschwitz.

Nazi

Grupo de húngaros que llegaron al campo de concentración Nazi de Auschwitz.

Foto:

AFP

Hablar alemán le salvó la vida

"Yo era más delgado y precisaba menos para sobrevivir", recuerda uno de los últimos supervivientes del campo de concentración de Auschwitz, Ignacy Golik, de 98 años, en una entrevista con la agencia EFE, durante el aniversario número 75 del final de la Segunda Guerra Mundial. 

"Durante un tiempo trabajé en el hospital para los miembros de la SS (la policía política del régimen Nazi) y conocí a todos los oficiales y suboficiales alemanes, también a los médicos responsables de gasear a los prisioneros. Yo di sus nombres y ayudé a que les condenaran en el proceso", afirma con orgullo.

"Hablar algo de alemán me salvó la vida, porque eso era algo que se apreciaba en el campo y le hacía a uno más útil para trabajar -explica-, lo que me llevó a ser asistente de oficiales de las SS y de la Gestapo, para los que limpiaba botas, planchaba los uniformes, lavaba. Me adapté a la situación y encontré la forma de sobrevivir desempeñando todo tipo de tareas en Auschwitz".

(También puede leer: Niña resultó embarazada tras once años de abuso por parte de su padre).

Nazi

La entrada de una de las zonas más mortales del siglo XX.

Foto:

AFP

Tres personas que nacieron en los campos de concentración 

Se recogieron las palabras de tres supervivientes de la Segunda Guerra Mundial que comparten la misma historia desconocida: Florence Schulmann, Hana Berger Moran y Mark Olsky nacieron en Auschwitz.

Los tres nacieron entre marzo y junio de 1945, luego de que sus madres fueran deportadas embarazadas. Las de Florence y Mark eran polacas y la de Hana era checoslovaca. Los tres tienen, actualmente, 20 años menos que la mayoría de los supervivientes.

“Nací debajo de una mesa, en la fábrica de aviación en la que trabajaba mi madre, delante de todo el mundo. Pesaba apenas un kilo y 600 gramos. Mi madre pesaba 35”, recuerda Hana Berger Moran.

Por su parte Florence Schulman afirma: “Toda mi vida, día y noche, he vivido el Holocausto”.

Nazi

La canciller Ángela Merkel durante una visita conmemorativa. 

Foto:

EL TIEMPO

Annete Cabelli, la número 4.065 del campo de concentración

“Te sacaban de la cama a las 7 a.m. Esto era la muerte, porque cuando hay menos 12 o menos 13 grados no puedes soportarlo”, dice Annete Cabelli, sobreviviente del Holocausto.

En un documental de 'El País', de España, Cabelli explica que su trabajo era coger los orinales de los enfermos cuando estaban llenos de excrementos.

En Auschwitz pasó varios meses hasta que se contagió de tifus y la trasladaron a un bloque para enfermos.

Llegó a este lugar a sus 17 años, en 1942. Como a todos los que estaban allí, la marcaron en el brazo izquierdo. Su número era el 4.065.

Tuvo que pasar por dos campos más: Ravensbrück y Malchow (a 90 y 70 kilómetros de Berlín, Alemania, respectivamente), antes de ser liberada el 2 de mayo de 1945. 

Actualmente, Cabelli vive en París y, aunque el Holocausto no ha dejado de marcar su vida ni un solo instante, se dedica a contar su historia en colegios y universidades.

Nazi

Los niños fueron víctimas de experimentos y maltrato. 

Foto:

AFP

'Sobreviví por tocar el chelo': Anita Laske-Wallfisch

Anita Laske-Wallfisch, quien actualmente tiene 94 años, sobrevivió a Auschwitz, al que llegó en 1943, tocando el chelo en la orquesta de niñas del campamento y, en 1945, fue liberada del campo de concentración de Bergen-Belsen, al que había sido trasladada.

"Fuimos separadas de nuestros padres y nunca más los vimos”, dijo en una entrevista con la 'Deutsche Welle'..

(Le puede interesar: Así se cambió un contrato en Arauca para cobrar más por el atún).

Anita y su hermana Renate fueron testigos de todo tipo de perversiones en Auschwitz. "Allí vi cómo tiraban a personas vivas a los hornos ardientes. Y quien no, era enviado al llegar a las cámaras de gas". 

Tendencias EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.