Secciones
Síguenos en:
Los momentos oscuros que marcaron la vida del príncipe Felipe
Príncipe Felipe de Edimburgo

Otros factores que lo maracron fueron su relación con el príncipe Carlos y su vida a la sombra de sus esposa.

Foto:

EFE

Los momentos oscuros que marcaron la vida del príncipe Felipe

Su pasado nazi y los rumores de infidelidad fueron algunos de los detalles más relevantes.

El príncipe Felipe, esposo y confidente de la Reina Isabel II, murió a los 99 años en el castillo de Windsor. Durante su vida, pasó por duros momentos que, en ocasiones, afectaron su imagen pública , pero que sin duda forjaron su carácter.

Aunque nació en la realeza, en 1921, gracias a que era el hijo menor del príncipe Andrés de Grecia y la princesa Alicia de Battenberg, su familia fue exiliada de las tierras griegas cuando él era un bebé.

Según la ‘BBC’, un barco de guerra británico los llevó a un lugar seguro en Italia, con el pequeño Felipe durmiendo en un cajón de frutas improvisado.

(Le puede interesar: La vida del príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel, en fotos). 

En 1930, cuando tenía ocho años, su madre fue internada en un centro psiquiátrico después de sufrir un ataque de nervios.

Por otro lado, su padre se retiró a la Riviera francesa con una amante, por lo fue criado por miembros de la familia de su madre en el Reino Unido. No vio mucho a sus progenitores en los años posteriores y, de acuerdo con ‘Vanity Fair’, su infancia estuvo marcada por la pobreza.

(Lea también: El mensaje del príncipe Harry a niños que han perdido a sus padres). 

Sus familiares nazis

Las cuatro hermanas de Felipe consiguieron casarse con príncipes alemanes y se rodearon con los grandes líderes del nazismo, incluido Hitler. Durante un tiempo, El Príncipe estuvo viviendo en Alemania y estudió en la escuela Salem, que preparaba a futuros dirigentes alemanes.

En 1937, cuando Felipe tenía 16 años, Cecilie, una de sus hermanas, murió en un accidente aéreo junto con su esposo, su suegra y dos hijos pequeños. Ella estaba embarazada en ese momento.

(Si nos lee desde la app, puede ver la publicación aquí). 

Cuando al Príncipe le recordaron sobre sus memorias de esa época, él dijo lo siguiente:
"Es simplemente lo que sucedió. La familia se separó. Mi madre estaba enferma, mis hermanas estaban casadas, mi padre estaba en el sur de Francia. Yo tenía que seguir adelante. Tú lo haces. Uno lo hace".

(Le recomendamos: Las duras acusaciones que lanzó Meghan Markle sobre la Casa Real).

Una vida a la sombra de su esposa

De acuerdo con ‘Vanity Fair’, los miembros de la corte británica consideraron al Duque de Edimburgo como un intruso durante algún tiempo. Un funcionario dijo en algún momento que era "rudo, maleducado, sin educación y probablemente no sería fiel".

Príncipe Felipe y Reina Isabel II en el Palacio de Buckingham, en 1948.

Foto:

AFP

A pesar de que los primeros cinco años de matrimonio fueron los más felices de la pareja, todo cambió cuando Isabel tuvo que suceder a su padre, el rey Jorge VI, en 1952, y Felipe se vio obligado a abandonar su carrera en la Marina.

Sumado a esto, tuvo que dejar por algún tiempo su apellido Battenberg, que había estado en su familia desde 1917.

“No soy más que una maldita ameba. Soy el único hombre en el país al que no se le permite dar su nombre a sus hijos”, dijo en ese momento.

(Lea: ¿Quién heredaría el título del duque de Edimburgo tras su muerte?). 

Sus posibles infidelidades

Según el diario español ‘El Mundo’, antes de que en 1960 se acordara que los más jóvenes de la familia real iban a llevar su apellido, Felipe emprendió unos viajes en solitario que desataron rumores sobre posibles infidelidades.

Desde esa época, se le han atribuido amantes como Daphne du Maurier, cuyo esposo trabajaba en la oficina del Príncipe; Hélène Cordet, la dueña de un cabaret y amiga de la infancia, y Pat Kirkwood, una estrella de teatro.

Por su parte, Sarah Bradford, autora de una de varias biografías de Isabel II, lo relaciona con mujeres jóvenes. Entre ellas, una princesa, una duquesa, dos condesas, además de otras damas con o sin título, muchas de ellas vinculadas a la equitación.

Cabe resaltar que sus aventuras no se han demostrado hasta ahora. 

El Príncipe jugando Polo en 1950.

Foto:

AFP

La relación con su hijo, el príncipe Carlos

De acuerdo al biógrafo del príncipe Carlos, Jonathan Dimbleby, la relación entre ambos era compleja.

Cuando Carlos era apenas un adolescente, Felipe insistió en que se educara en la misma institución a la que él había asistido, pero al joven no le gusto el lugar e, incluso, fue víctima de bullying.

(Además: Así fue la afición deportiva del príncipe Felipe). 

(Si nos lee desde la app, puede ver la publicación aquí).

Al Duque le costaba entender a su hijo y, en ocasiones, lo reprendió con demasiada dureza. Dimbleby escribió que “estaba totalmente intimidado por la enérgica personalidad de su padre”, cuyos regaños por “deficiencias en su comportamiento o actitud lo llevaban fácilmente a las lágrimas”.

En la biografía, Dimbleby también dice que el príncipe Felipe empujó más tarde a su hijo Carlos a casarse con Lady Diana Spencer. Sin embargo, según la ‘BBC’, El Duque fue muy diligente para intentar comprenderlo durante su crisis matrimonial y posterior divorcio.

Comentarios inapropiados

La vida del Duque también fue criticada por algunas palabras inoportunas en ciertos momentos.

Uno de sus comentarios más recordados ocurrió mientras acompañaba a la reina en una visita a China, en 1986, al mencionar ante unos estudiantes británicos que "si te quedas aquí por mucho más tiempo, todos se quedarán con los ojos rasgados".

El Príncipe en 2012.

Foto:

EFE

También, en un viaje a Australia, en 2002, le preguntó a un aborigen si "todavía se arrojaban lanzas los unos a los otros".

La ‘BBC’ comentó que esa brusquedad que se le atribuía se suavizó un poco en los últimos años, en parte por la actitud del público hacia la familia real tras la muerte de Diana, la princesa de Gales, en 1997.

(En contexto: Polémicas frases y otras 'metidas de pata' del príncipe Felipe).

Problemas fuera de la vida pública

Desde que el príncipe Felipe se alejó de la vida pública, en 2017, atravesó por algunas circunstancias difíciles, la mayoría relacionadas con su estado de salud.

En enero de 2019, sobrevivió a un accidente automovilístico mientras conducía, en el que dos mujeres, que iban en el otro vehículo implicado, resultaron heridas. Tras el incidente, entregó voluntariamente su licencia de conducir.

(Siga leyendo: Falleció el príncipe Felipe de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II).

Ese mismo año, fue hospitalizado por una afección ‘preexistente’, aunque no se dieron muchos detalles sobre el tema.

En febrero del 2021, volvió a recibir tratamiento hospitalario y duró un mes bajo el cuidado del personal médico. De acuerdo con la ‘BBC’, se le sometió a un procedimiento exitoso por una condición cardíaca. 

Finalmente, este viernes, 9 de abril, el Palacio de Buckingham anunció que El Príncipe falleció.

Tendencias EL TIEMPO

Lea más historias

Nueva imagen prueba que Kristen Stewart es una Lady Di perfecta

Más de 5.000 televidentes se quejaron por entrevista a Meghan y Harry

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.