Secciones
Síguenos en:
El príncipe Felipe piloteó avión entre Bogotá y Cartagena en 1962
Visita del Principe de Edimburgo a Colombia

Visita del Principe de Edimburgo a Colombia. Cartagena febrero 1962

Foto:

El Tiempo

El príncipe Felipe piloteó avión entre Bogotá y Cartagena en 1962

 En su visita a Colombia, en 1962, el duque de Edimburgo estuvo varias horas en esa ciudad.

Durante su visita a Colombia,  en 1962, el príncipe Felipe de Edimburgo estuvo en Cartagena. EL TIEMPO reproduce la crónica de su viaje, que fue publicada el 17 de febrero de ese año.

(Lea aquí: Así fue la histórica visita de Felipe de Edimburgo a Colombia)

Primera página de EL TIEMPO del 17 de febrero de 1962, cuando Felipe de Edimburgo visitó Cartagena.

Foto:

EL TIEMPO

Felipe piloteó el avión entre Bogotá y Cartagena

Piloteando el avión de la British European Airlines que lo trajo a Colombia, el príncipe de Edimburgo voló ayer durante cuatro horas sobre el territorio colombiano en un rápido viaje de ida y vuelta a Cartagena.

El príncipe salió de Bogotá a las 9:40 minutos de la mañana, y regresó a las 5:20 de la tarde, para asistir en la noche a los últimos actos del programa de su visita al país: una comida y una recepción al presidente de la República, en la sede de la embajada británica.

El esposo de la reina Isabel soportó una temperatura de 32 grados a la sombra, que hacia sudar copiosamente a los cartageneros hacia el mediodía, con la misma naturalidad que desafío la fuerte lluvia del miércoles pasado en la capital de la república.

(Además: El mundo reacciona a la muerte de Felipe de Edimburgo)

Durante su llegada a Colombia, en 1962,  el duque de Edimburgo se mantuvo saludando a la gente a pesar de la lluvia.

Foto:

El Tiempo

Sin dar muestras de molestia o de cansancio en ningún momento, permaneció cuatro horas en la Ciudad Heroica sin quitarse el saco, y se internó con interés por los túneles del Castillo de San Felipe para acudir luego a la Base Naval y realizar un paseo en lancha, en una agotadora jornada.

Los oficiales de su comitiva y de los que lo condujeron por las instalaciones de la Base Naval, así como por el Castillo de San Felipe, se vieron varias veces rezagados por la rápida marcha del príncipe, que “se escapó” en algunas oportunidades para observar algún rincón de la fortaleza, mientras sus acompañantes se secaban el sudor.

Sonriente como en la tarde en que llegó a Bogotá, Felipe recorrió los barrios populares de Cartagena en la vía del aeropuerto a la Base, pero se quedó sin conocer el centro comercial y los sectores residenciales de la ciudad.

(Puede leer: Reina Isabel II: las dolorosas muertes que ha soportado)

Él mismo expresó curiosidad por ver “la ciudad”, pero su deseo no fue satisfecho a causa de las estrictas normas que rodearon el programa de su visita al puerto.

Acompañado por varios oficiales, el príncipe fue llevado con enorme rapidez de un lugar a otro, y apenas logró descansar a la hora del almuerzo, antes de embarcarse de nuevo en el avión británico para volver a la capital.

Visita del Príncipe de Edimburgo a Colombia en 1962.

Foto:

El Tiempo

La salida

El avión bimotor a propulsión de la BEA decoló del aeropuerto Eldorado, conduciendo al príncipe Felipe, a las 9:40 minutos de la mañana. Una hora antes, un pequeño DC-3 de la FAC para transporte militar había despegado de la misma pista con una comitiva de 20 periodistas y fotógrafos enviados por la prensa capitalina para “cubrir” la visita del esposo de la reina a la Ciudad Heroica.

(En contexto: ¿Quién heredaría el título del duque de Edimburgo tras su muerte?)

Mientras el DC-3 de la FAC empleaba más de dos horas y media de vuelo, el moderno avión del príncipe a duras penas empleó dos horas en el vuelo. Su aterrizaje en la pista de Crespo se produjo unos minutos después de que el primer aparato había llegado.

El Gobernador del departamento, el alcalde de la ciudad y otras autoridades que esperaban al visitante en el aeropuerto, salieron a la pista en el momento en el que se detuvo el avión. Entre tanto, tres pelotones de marinos en uniforme diario se prepararon a rendir los honores.

Varias decenas de personas, entre ellos muchos viajeros, se encontraban en el aeropuerto en el momento de la llegada del avión, a las 11:30 de la mañana, y saludaron al príncipe con aplausos cuando apareció en la portezuela.

(Además: Quiénes son los cuatro hijos del príncipe Felipe y la Reina Isabel II)

Sin protocolo

El príncipe Felipe, que lucía un traje azul de tela tropical y corte exactamente igual al que se había puesto en los dos días anteriores de su permanencia en Colombia, hizo a un lado el protocolo prácticamente desde el momento en que descendió del avión.

Con su sombrero carmelita en la mano y acompañado de su edecán, así como del comandante de la Armada, pasó revista a los marinos mientras estos presentaban armas y una banda tocaba una marcha.

Luego de Bogotá, el príncipe Felipe visitó Cartagena, donde también fue recibido con honores.

Foto:

El Tiempo

Luego, como lo hizo en Eldorado el día de su llegada a Bogotá, se dirigió al oficial que comandaba la tropa y le agradeció el homenaje en inglés.

Como hecho curioso, se anotó que en ninguna parte del aeropuerto ni de la ciudad se colocó una bandera británica, al contrario de lo ocurrido en Bogotá, donde miles de pabellones ingleses flamearon en la tarde en que Felipe hizo su entrada a la capital.

El príncipe se detuvo un momento antes de salir del aeropuerto, frente a la bandera de Colombia, y se saludó con una inclinación emblemática.

(Le puede interesar: Familia real: ¿por qué no fue rey el príncipe Felipe de Edimburgo?)

El recorrido del duque de Edimburgo sobre la carrera Séptima de Bogotá.

Foto:
Al castillo

Diez minutos después del aterrizaje, el príncipe ocupó un automóvil Mercury convertible, de color azul claro, y se dirigió en compañía del comandante de la Armada hacia el Castillo de San Felipe. Otros ocho automóviles siguieron al vehículo de Felipe, conduciendo al Embajador de Colombia ante la Gran Bretaña, al doctor Virgilio Bardo, al Gobernador de Bolívar, al alcalde de Cartagena y a los oficiales de la comitiva.

El príncipe llegó al Castillo de San Felipe a las 11:50 minutos, después de atravesar los suburbios de Cartagena por una vía destapada. De las humildes casitas de pescadores al lado y lado de la vía salieron hombres, niños y mujeres a ver pasar la comitiva, y el príncipe saludó con el brazo en alto.

Una vez en el Castillo, el esposo de la Reina se internó por los túneles de la fortaleza, haciendo numerosas preguntas a sus acompañantes sobre la fantástica historia de la famosa construcción. Visitó las Baterías del Caballero, donde funcionaba el estado mayor de la fortaleza, y el Mesón del Pirata, desde donde observó el centro de la ciudad.

(Le recomendamos: Felipe de Edimburgo y Reina Isabel II: la historia de amor real)

A la base

Poco después de las 12 del día fue conducido a la Puerta del Reloj, donde se detuvo un momento, y luego se dirigió a la Base Naval para pasar revista a las unidades de la armada. Estaban anclados en el muelle los destructores "7 de Agosto" , "20 de Julio" y "Antioquia", junto con varias fragatas y algunos buques-tanques.

La visita a la Base fue sumamente breve, y tras ella el Príncipe fue llevado al Club Naval, donde se le ofreció un almuerzo. Después hizo un paseo en lancha, hasta el Club de Pesca, y de allí se dirigió de nuevo al aeropuerto para volar hacia Bogotá.

Humor británico

El príncipe dio muestra de un excelente humor durante su breve visita a Cartagena y celebró con diversos apuntes cada uno de los actos del programa. En el avión, al salir de Bogotá en las horas de la mañana, se dirigió a la cabina del piloto y tomó el timón de la nave casi durante todo el recorrido. Uno de sus acompañantes anotó que de esa manera el príncipe encontró diversión y tomó, a su manera, un descanso de las agotadoras jornadas que ha cumplido en su visita al país.

(Puede leer: ¿Quién era el príncipe Felipe, duque de Edimburgo?)

Tanto en el vuelo de ida como en el de regreso, Felipe observó minuciosamente el territorio y dio muestras de poseer amplios conocimientos geográficos del país.

Vuelo a Quito

Después de ofrecer una comida y una recepción al Presidente de la República en la noche de ayer, el Príncipe concluirá hoy su visita de tres días a Colombia para proseguir su viaje al Ecuador. A las 9 de la mañana, según se informó ayer, el avión de la BEA que conduce al esposo de la Reina y a su comitiva saldrá del aeropuerto Eldorado con destino a Quito".

ARCHIVO EL TIEMPO
PUBLICADA EL 17 DE FEBRERO DE 1962

Lea también

-Falleció el príncipe Felipe de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II
-¿Cuál era el papel del príncipe Felipe en la familia real británica?
-Merkel apoya el 'confinamiento corto' en toda Alemania

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.