Secciones
Síguenos en:
Bélgica, al borde de un segundo confinamiento
Covid-19 en Bélgica

Una adolescente se hace la prueba de covid-19 en Bruselas (Bélgica).

Foto:

Efe

Bélgica, al borde de un segundo confinamiento

FOTO:

Efe

El país ya superó a España en casos por 100.000 habitantes y es el peor en Europa occidental.

Bruselas perdió el control del covid-19 en apenas unos días. Los últimos datos, publicados este lunes, muestran una tasa de incidencia de 759 casos por cada 100.000 habitantes como media en los últimos 14 días en la capital belga (403 en el conjunto del país), superior ya a los lugares de Europa que están sufriendo con más fuerza la segunda oleada de la pandemia, como la costa holandesa, el norte de Inglaterra o las regiones españolas de Madrid y Navarra.

(Le puede interesar: Europa, en alerta máxima por los rebrotes de covid-19

“¿A dos dedos del segundo confinamiento?”. Así titulaba la televisión pública francófona belga RTBF su información de la noche del domingo sobre la pandemia, después de un fin de semana en el que los responsables políticos intentaron con declaraciones contundentes hacer entender a la población que el respeto de las actuales restricciones es esencial para evitar un confinamiento como el de la primavera pasada. 

Los datos han empeorado muy rápidamente en los últimos días. La situación más grave está en la mitad sur, en la región de Valonia, donde la mayoría de sus ciudades está por encimad de 500 casos por 100.000 habitantes. También en Bruselas, donde varios barrios superan los 600 y 700 casos por cada 100.000 habitantes.

(Lea también: España decreta estado de alarma en Madrid para frenar la pandemia

Coronavirus Madrid

La región de Madrid es también una de las más afectadas por el covid-19.

Foto:

AFP

Las cifras que manejaba este domingo el Ministerio del Interior cuentan que el número de tests positivos creció un 89 por ciento en una semana hasta alcanzar los 4.145 de media diaria; la tasa de positividad de los tests realizados ya va por el 10,4 por ciento (17 por ciento en Bruselas);  las hospitalizaciones crecieron un 67,5 por ciento,  y el número de pacientes en cuidados intensivos un 6,7 por ciento. Si en la semana de finales de septiembre y principios de octubre había muerto una media de siete personas al día, en la semana que acabó ya eran 16 de media diaria.

Erika Vlieghe, la viróloga de la Universidad de Amberes a cargo del grupo de expertos que diseñó hace meses cómo sería un nuevo confinamiento y asesora del Consejo de Seguridad Nacional, considera que “la curva ya tiene otra vez carácter exponencial”. Algunos epidemiólogos, como Mark Van Ranst, habla de 10 días para cambiar la situación o el país irá al confinamiento.

El primer ministro Alexander De Croo dijo la noche del sábado que el país vive una “situación grave e inquietante” y que si las medidas aprobadas la semana pasada, como el cierre de todos los bares, no funcionan, el gobierno tendrá “que tomar medidas más restrictivas y será peor que ahora”. De Croo dijo también: “es un deber para todos limitar nuestros contactos sociales”.

(Le puede interesar: Las razones por las que la ‘nueva normalidad’ falló en España

Llegado el momento no hay otra solución. Hay que tomar medidas inmediatamente, hay que cambiar los comportamientos

La región flamenca, que hasta hace unos pocos días mantenía una situación algo mejor, también ha visto dispararse todos los indicadores en la última semana. Los diarios regionales del grupo ‘SudPresse’ contaban este fin de semana que el Gobierno regional valón había pedido al Ministerio del Interior la instauración de un toque de queda en toda la región, en la que viven unos cuatro millones de personas.

El gobernador de la parte francófona de la región del Brabante, la que rodea Bruselas, explicó en televisión: “si continuamos con cifras así iremos al confinamiento generalizado. Llegado el momento no hay otra solución. Hay que tomar medidas inmediatamente, hay que cambiar los comportamientos”. Los hospitales flamencos, según un portavoz, consideran que sin más medidas la red sanitaria no va a aguantar.

(Le puede interesar: Vacunas para todos: Una respuesta global a una crisis global

El nuevo ministro de Sanidad, Frank Vandenbroucke, se negó el domingo a descartar un nuevo confinamiento. En una entrevista al canal flamenco VTM, dijo que lo único que podía garantizar  era que si todos trabajaban "juntos" y todos hacen lo mismo  hay una oportunidad de conseguir lo que se quiere: “mantener abiertos los colegios, la economía y que los hospitales aguanten”.

Bélgica no aspira ya a más. Los principales diarios del país contaban este fin de semana que el Gobierno se ha puesto como objetivo hacer todo lo posible para que los colegios no tengan que volver a cerrar como en la primera oleada. Si los datos no mejoran rápidamente, después de cerrar todos los bares este pasado viernes, seguirán los cierres de restaurantes o tiendas, se hará obligatorio el teletrabajo siempre que sea posible y se estudiaría incluso limitar el transporte público.

IDAFE MARTÍN PÉREZ 
Para EL TIEMPO 
BRUSELAS 

Lea también

-La sorprendente 'donación' que el rey Juan Carlos le dio a su examante
-Misterioso objeto gigante fue detectado en lo profundo del Lago Ness
-Así es el panorama en Francia por los daños que dejó la tormenta Alex

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.