Ultraderechista Vox, al mapa político español como quinto gran partido

Ultraderechista Vox, al mapa político español como quinto gran partido

Desgaste de los partidos tradicionales y la inmigración, claves para el surgimiento de esa fuerza.

Vox

Santiago Abascal, líder del partido ultraderechista español, Vox, que irrumpe con fuerza en la política de ese país.

Foto:

AFP

Por: Juanita Samper Ospina
03 de diciembre 2018 , 08:53 p.m.

Las elecciones que tuvieron lugar el domingo en Andalucía (sur de España) destapan nuevos elementos en el panorama político nacional que ve cómo irrumpe en el escenario el quinto gran partido en ese país.

El golpe al Partido Socialista Obrero Español (Psoe), que pierde 14 escaños luego de 36 años constantes de triunfo en la región, y la aparición de Vox, un nuevo partido de ultraderecha, que debilitan el gobierno de Pedro Sánchez, presidente del gobierno español.

Aunque el Psoe ganó al obtener más votos que los demás (33 escaños), seguramente se tendrá que enfrentar a una coalición de la derecha.

La derrota de Susana Díaz, líder andaluza socialista, se debe leer en varios planos.

Mapa en España

Rivales del Psoe se apresuraron a pedirle al presidente (cabeza de los socialistas) que convoque elecciones generales ante la derrota regional de su partido.

Sánchez, quien llegó al poder por una moción de censura contra Mariano Rajoy y tiene la facultad de llamar a las urnas cuando lo considere oportuno, advirtió que no lo hará.

Sin embargo, su posición se debilita en un país más fragmentado políticamente.
La aparición de Vox con una fuerza inesperada mueve el equilibrio de los partidos. A los tradicionales Partido Popular (PP) y Psoe se les habían sumado recientemente Podemos (izquierda radical) y Ciudadanos (derecha centro).

Ahora hay que contar con una quinta agrupación que transita por caminos desconocidos y se opone a numerosas iniciativas del Psoe, como el matrimonio entre homosexuales y la ley de la violencia de género.

Vox sube empujado en parte por el rompimiento generado en Cataluña por los independentistas.

España se sintió atacada por el intento de secesión de una región de su propio país. Y no quedó satisfecha con las actuaciones de Mariano Rajoy (presidente cuando se declaró la independencia) y de Sánchez (que negoció con algunos partidos independentistas para ganar la moción de censura que le permitió el acceso a la presidencia).

Un sector de la ciudadanía ve a Vox como el brazo fuerte que no se deja doblar con facilidad.

Las urnas andaluzas, de hecho, favorecieron los dos partidos que se mostraron más decididos contra el separatismo catalán: Ciudadanos, que es dirigido por un catalán opuesto a una república independiente, y la agrupación Vox.

El triunfo de este significa una inyección de ánimo para las elecciones en las demás regiones que se celebrarán en mayo de 2019. Cuenta entonces con la posibilidad de ampliar su radio de acción por todo el país.

Mapa global

España se vanagloriaba de no haber contado con ningún partido de extrema derecha después de la dictadura de Francisco Franco, hace 43 años. Ahora saca la cabeza Vox, un grupo político que hace un semestre era casi una agrupación inexistente.

Su impulsor, Santiago Abascal, recibió las felicitaciones de Marine Le Pen, líder del ultraderechista Frente Nacional de Francia.

La nueva formación española encaja dentro del mapa europeo que se inclina a la derecha, gracias al peso de Matteo Salvini en Italia, de Alternativa por Alemania, de Ley y Justicia en Polonia, del Partido Popular Europeo en Hungría y del Partido de la Libertad en Austria.

Temblores de los partidos

Aunque dentro del Psoe siempre existió una rivalidad entre Sánchez y Susana Díaz, el actual presidente del gobierno apoyó la candidatura andaluza de su copartidaria en esta campaña.

Sin embargo, tras la derrota del domingo, los socialistas ya no parecen tan unidos.

El lunes, el secretario del partido, José Luis Ábalos, señaló: “Nuestro papel como líderes siempre está subordinado al éxito del proyecto político”, como insinuación para que se aparte.

Ella asegura que no lo hará y aspira a pactar con partidos como Ciudadanos para sumar los votos que permitan una coalición de mayoría con el Psoe como integrante. Se trata de una posibilidad muy remota.

Lo más posible es que se unan el Partido Popular (26 escaños), Ciudadanos (21) y Vox (12). Estos tres suman 59 representantes de una cámara de 109, lo que les daría la mayoría absoluta en Andalucía.

Dentro de los próximos días se conocerán las coaliciones. Lo cierto es que todos están obligados a tener en cuenta a Vox, ese inquietante desconocido.

Vox ha sabido aprovecharse del agotamiento del modelo de los partidos tradicionales.

La preocupación por la unidad de España y la inmigración también han sido las bazas más importantes de la campaña de Vox, que dice estar en contra “solo” de la inmigración ilegal y se opone a dar más poder a las autonomías.

Juanita Samper Ospina
Corresponsal de EL TIEMPO
Madrid

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.