El papa destapa olla podrida de violaciones de monjas por obispos

El papa destapa olla podrida de violaciones de monjas por obispos

Varios clérigos han sido apartados por este motivo, reconoció el Pontífice.

Papa y monjas

El sumo Pontífice admitió los abusos tras las declaraciones que hicieron varias monjas en la revista del vaticano para mujeres.

Foto:

Reuters

Por: Darío Menor
06 de febrero 2019 , 09:54 a.m.

'Donne Chiesa Mondo' (Mujeres, Iglesia, Mundo), el suplemento femenino de 'L'Osservatore Romano', el diario de la Santa Sede, sorprendió en su último número con un artículo de su directora, Lucetta Scaraffia, en el que trata uno de los asuntos más espinosos y ocultos de la Iglesia católica.

“¿Por qué no se habla de los obispos que violan monjas?”, se pregunta la autora, que denuncia que muchas religiosas se ven se ven obligadas a abortar o a abandonar la vida consagrada después de sufrir abusos sexuales por parte de sacerdotes y obispos.

Profesora de Historia Contemporánea en la Universidad La Sapienza de Roma, Scaraffia tiene una pluma valiente que ha aprovechado el altavoz de 'Donne Chiesa Mondo' para criticar los atropellos que sufren las mujeres dentro de la Iglesia católica.

Las trabas de las laicas para llegar a los puestos de decisión o la situación de explotación laboral en que viven algunas religiosas obligadas a realizar tareas domésticas para sacerdotes y obispos son algunas de las llagas eclesiales que ha tocado en el pasado Scaraffia.

En el último número del suplemento que dirige le ha llegado el turno a los abusos sexuales a religiosas por parte de presbíteros.

“No se ha planteado ninguna comisión para verificar los hechos. Es cierto que no habría dado grandes resultados, pero al menos podría ser un signo de responsabilidad ante esta situación explosiva”, lamenta Scaraffia, que hace un paralelismo con los abusos sexuales a menores cometidos por eclesiásticos.

“El silencio tranquiliza con impunidad a los culpables y los deja en libertad de cometer otros actos de violencia”.

No se ha planteado ninguna comisión para verificar los hechos. Es cierto que no habría dado grandes resultados, pero al menos podría ser un signo de responsabilidad ante esta situación explosiva

En el vuelo de vuelta a Roma el pasado martes tras concluir su viaje a Emiratos Árabes Unidos, al Papa le tocó afrontar esta lacra en la rueda de prensa que ofreció a los periodistas que lo acompañaban en el avión.

“¿Podemos pensar que la Santa Sede hará algo para afrontar este problema?”, le preguntó al Pontífice una reportera, que recordó que también ha denunciado este fenómeno la Unión Internacional de Superioras Generales, el organismo que aglutina a más de 2.000 congregaciones religiosas femeninas de todo el mundo a las que pertenecen más de medio millón de monjas.

Francisco reconoció que hay eclesiásticos “que hicieron eso” y dijo que las violaciones a monjas se dan “en todas partes”,
si bien son más frecuentes en “algunas congregaciones nuevas y en algunas regiones”. África e India son los territorios donde este fenómeno es más habitual.

En este último país un grupo de religiosas destapó recientemente los abusos sexuales sufridos durante diez años por parte de algunos sacerdotes e incluso del obispo de Kerala. Harta de que no le hicieran caso en las instituciones eclesiásticas, una de las monjas acudió a la Justicia civil para denunciar al prelado por violarla trece veces en los últimos dos años.

El Pontífice aseguró que el Vaticano lleva “mucho tiempo trabajando con este asunto” y recordó que a Joseph Ratzinger cuando era prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe ya le tocó lidiar con este fenómeno. Al ser elegido Papa con el nombre de Benedicto XVI, siguió ocupándose de él.

“Varios clérigos”, según Bergoglio, han sidos apartados por este motivo, que también está detrás de la disolución de algunos institutos religiosos femeninos. Aunque Francisco no quiso citar nombres concretos, en Roma se recuerda el caso de la Comunidad de San Juan, una congregación creada por el dominico francés Marie-Dominique Philippe que se vio en el ojo del huracán por el maltrato que sufrían sus consagradas.

Francisco consideró el problema de los abusos sexuales a religiosas fruto de una cultura “inmadura” que concibe a las mujeres como personas “de segunda clase” y que lleva hasta el “feminicidio”. Se comprometió a “hacer más” para atajar esta lacra, aunque no anunció ninguna medida concreta.

La religiosa congoleña Rita Mboshu Kongo, profesora de la Pontificia Universidad Urbaniana, ya denunció en una entrevista con la revista 'Vida Nueva' publicada en junio de 2015, que algunas religiosas se ven obligadas a “vender lo que entregaron al Señor para poder vivir”.

Darío Menor
Para EL TIEMPO
Roma

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.