Secciones
Síguenos en:
Fingió un embarazo de gemelos, los ‘perdió’ y usó muñecos en funeral
Embarazo

La mujer fingió un embarazo de gemelos, los cuales 'nacieron' y murieron a los tres días. Para el 'entierro', utilizó muñecos de plástico. 

Foto:

iStock

Fingió un embarazo de gemelos, los ‘perdió’ y usó muñecos en funeral

FOTO:

iStock

Ocurrió en Rusia. Durante el insólito entierro se descubrieron los juguetes entre las mortajas.

Un hecho, entre aterrador, insólito y curioso, ocurrió en Daguestán, una república independiente de Rusia.

Daúd Daúdov viajó más de 600 kilómetros desde la ciudad de Stávropol hasta ese lugar para cumplir con un lamentable compromiso: enterrar a sus gemelos, quienes, según se supo en principio, habrían perdido la vida tres días después de nacer.

Una vez en el cementerio de Daguestán, Daúdov quiso observar a los pequeños. Quería darles la despedida, aunque, según las primeras informaciones, él ni siquiera alcanzó a conocerlos. La madre –cuya identidad permanece bajo anonimato– fue a un centro médico por su cuenta y fue, durante su presunta recuperación, que dio a conocer la mala noticia.

Todo lo que Daúdov supo fue que su esposa dio a luz a un par de hermosos retoños el 3 de febrero y que el 9 de febrero lo llamó para comunicarles su fallecimiento.

(Lea también: Anticonceptivos estaban defectuosos y 111 mujeres quedaron embarazadas)

Daúdov, entonces, quiso acercarse a los pequeños. Abrazarlos. Susurrarles unas primeras y últimas palabras.

Pero se topó con dos muñecos de plásticos en vez de los cadáveres de sus hijos.

El hombre, consternado, empezó indagaciones para saber quién se había llevado a sus gemelos, pues, según el reporte oficial, él estaba seguro de que seguían vivos y ‘alguien’ se los había robado montando ese entierro artificial.

La única verdad, sin embargo, es que los gemelos nunca nacieron.

La mujer jamás estuvo embarazada.

(Le puede interesar: 'Gemelos milagrosos' nacieron con un color de piel diferente)

Las pistas del falso embarazo

La mujer confesó todo después de que el falso entierro saliera mal. Según dijo, se hizo una prueba de embarazo en el mes de junio de 2020. Al principio salió positiva, sin embargo, al realizársela de nuevo el resultado fue negativo.

¿El inconveniente? Ella le informó a su esposo sobre el primer resultado, pero no sobre el segundo.

Según el testimonio recogido por las autoridades de Stávropol, la mujer no quiso revelar la última conclusión de la prueba para no ‘apagar’ la alegría de Daúdov.

No tenía un plan claro. De vez en cuando sentía que mi barriga crecía. Al fin y al cabo, esperaba estar embarazada (...) Es difícil para mí explicar esto, por un lado, me di cuenta de que no estaba embarazada, por otro lado, no podía detenerme y dejar de fingir estar embarazada”, indicó la mujer en testimonio a la gobernación de la mencionada ciudad.

Y es que, por alguna razón, ella, más allá de mentir, aseguró que no era un retoño sino dos.

La mujer fingió su embarazo de gemelos, los 'hizo nacer' para que murieran a los tres días y, en el entierro, quiso utilizar muñecos

Durante los nueve meses siguientes engañó a familiares aprovechando que, por cuestiones sanitarias, no se podía llevar a cabo ninguna visita.

El informe no especifica cómo logró pasar por alto las múltiples inquietudes de su esposo.

Engañé a todos mis familiares y a mi cónyuge y es algo que lamento mucho”, puntualizó.

(Le contamos: ¿Por qué hay partes donde esperan 'boom' de nacimientos post pandemia?)

La hora de la luz

Cuando llegó el momento de ‘traer’ los gemelos al mundo, la mujer le aseguró a Daúdov que iría hasta un hospital y se internaría, sin embargo, las autoridades de Stávropol no hallaron registro de su ingreso a algún centro de salud.

No se sabe, entonces qué pasó durante los primeros días de febrero más allá del intento de engaño. Aún no se ha revelado el lugar de procedencia de los muñecos o la existencia de una posible complicidad entre personal del cementerio de Daguestán con el fin de llevar a cabo el falso entierro: la macabra treta que Daúdov descubrió al querer darle el adiós a sus presuntos hijos.

¿Qué sigue? Más allá de una posible repercusión legal aún no especificada, la pareja fue enviada con un ‘consultor de parejas’ musulmán. Él, en principio, aseguró que el siniestro engaño se dio a raíz de la falta de comunicación en la relación y (nada más y nada menos) la posible ausencia de confianza en el recibimiento de noticias desfavorables.

(Puede leer: Cada día se interponen 80 demandas por alimentos contra padres)

Tendencias EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.