Theresa May llegó por apoyo a Bruselas y se fue con las manos vacías

Theresa May llegó por apoyo a Bruselas y se fue con las manos vacías

Tras una semana de tropiezos, UE dio un no rotundo a su aspiración de cambiar acuerdo del 'brexit'.

Theresa May

La primera ministra británica, Theresa May, durante la cumbre europea en la que no pudo obtener una modificación al acuerdo del 'brexit'.

Foto:

Efe

Por: Idafe Martín Pérez
14 de diciembre 2018 , 07:51 p.m.

Los últimos días de la primera ministra británica, Theresa May, han sido un calvario.

El lunes tuvo que cancelar el voto parlamentario del acuerdo para el brexit que había logrado con la Unión Europea (UE). El texto iba a ser mayoritariamente rechazado en el Parlamento británico.

El martes, a la desesperada, realizó una minigira europea que la llevó a La Haya, Berlín y Bruselas para escuchar en tres idiomas lo mismo: no se renegociará lo acordado.

El miércoles, un tercio de los diputados de su grupo conservador votó a favor de su destitución. La noche del jueves, sus 27 socios europeos, hartos de la crisis británica, le exigieron que se aclare o se vaya preparando para un brexit sin acuerdos.

La cumbre del jueves acabó mucho peor para ella de lo que se esperaba durante la semana.

En los textos preparatorios de la reunión se incluían referencias a que los dirigentes europeos ofrecerían a May, sin entrar a renegociar el acuerdo, “todas las aclaraciones” necesarias para que pudiera “vender” mejor el acuerdo en Londres.

Esas notas desaparecieron de la versión oficial aprobada casi a medianoche tras una reunión en la que May, según confirmaron varias fuentes diplomáticas, no supo explicar qué buscaba.

La premier había pedido el martes al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, reabrir el acuerdo o al menos la parte que encontró una solución para el diferendo de la frontera norirlandesa.

El texto establece que si al final del periodo transitorio que debe acabar en diciembre de 2020 no se ha firmado un tratado comercial entre el Reino Unido y la UE, el territorio de Irlanda del Norte seguirá en el mercado interno del bloque mientras el Reino Unido sale de este.

Significaría la creación de una especie de frontera interna británica que horroriza al partido de May.

Tusk le dijo lo mismo que los dirigentes europeos la noche del jueves: que esa solución está ahí como una póliza de seguros para evitar la creación de una frontera dura en el interior de la isla de Irlanda y que la intención de los europeos es que el tratado comercial llegue a tiempo para no tener que activarla, pero que la activarán de ser necesario.

Ante esa negativa, los 27 socios de May esperaban escuchar el jueves y este viernes de la primera ministra cómo podrían ayudarla a hacer aprobar el acuerdo en Londres. Pero la reunión acabó con el cansancio e incluso el enfado de la mayoría porque la diplomática habló casi una hora (y respondió a preguntas) sin dejar claro qué buscaba.

Fuentes diplomáticas contaban tras la reunión que muchos dirigentes salieron molestos. Creen que pierden el tiempo porque estiman que nada de lo que puedan ofrecerle a May servirá para que los euroescépticos británicos aprueben el acuerdo. Merkel, según las mismas fuentes, llegó a interrumpir a May en la reunión para espetarle un “¿pero qué es lo que quieres?”.

¿Diálogo de sordos?

El malestar llegó a las declaraciones oficiales. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo que le había parecido un “debate nebuloso”, que May no presentó ningún plan y que no fue clara en sus intenciones. Los 27 le exigieron que les explicara cuándo pensaba hacer votar el acuerdo, pero no consiguieron que la británica se comprometiera con una fecha.

Nadie puede garantizar que si se le concede ahora algo a May no vuelva en enero a pedir más por miedo a que sus diputados voten en contra

Al final, la cumbre exigió a May que vuelva a Londres y aclare en su partido qué quiere. Bruselas le da una semana para que presente un plan. Si en una semana los británicos no se aclaran y piden algo que no sea factible teniendo en cuenta que el acuerdo no se volverá a tocar, los europeos se volcarán en prepararse para una ruptura abrupta, un desastre para la economía británica.

La Comisión Europea confirmó que el 19 de diciembre publicará toda la información necesaria para un brexit sin acuerdos, un movimiento que puede provocar el pánico en los mercados británicos y que sería una señal clave para cientos de multinacionales que llevan meses amagando con abandonar el Reino Unido.

El enfado de los gobiernos europeos es evidente y los diplomáticos tenían ganas de hacerlo público. Llegaron a decirle a May que si no sabe lo que quiere, la solución no es convocar una cumbre europea cada semana para que ella pueda hacer creer en el Reino Unido que está luchando por sus intereses.

En la práctica, están acusando a la británica de hacer teatro para que los medios británicos la sostengan sin comprometerse a hacer votar en su Parlamento el único acuerdo que los europeos aceptan. Antes de darle una mano le exigen que garantice la aprobación parlamentaria del texto. Algo ahora mismo lejos del alcance de May. Bruselas se planta: “Nadie puede garantizar que si se le concede ahora algo a May no vuelva en enero a pedir más por miedo a que sus diputados voten en contra”.

Por su parte, el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, insistió este viernes en que el acuerdo del brexit del Gobierno británico está “muerto” y urgió a que la Cámara de los Comunes lo vote la próxima semana para “devolver el control al Parlamento”.

Idafe Martín Pérez
Para EL TIEMPO
Bruselas
En Twitter @IdafeMartin

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.