Secciones
Síguenos en:
Polémicas declaraciones de periodista experto en realeza
Rey Felipe y el rey emérito Juan Carlos I

Según el periodista Jaime Peñafiel, la relación entre el rey Felipe y su padre, el rey emérito Juan Carlos I, es “inexistente” .

Foto:

Paco Campos. EFE

Polémicas declaraciones de periodista experto en realeza

Jaime Peñafiel publica el libro Los reyes también lloran, donde hace un recuento de la vida del rey.

“Mucho me temo que el día que muera don Juan Carlos, su hijo Felipe también derramará lágrimas de sangre al recordar el desgarro personal y la humillación a la que le sometió el 15 de marzo de 2020, cuando le retiró la asignación económica públicamente y, más adelante, el 15 de julio, sin respeto ni principios cristianos, cuando lo expulsó de la Zarzuela, que había sido su hogar durante más de cincuenta años, y de España, solo y enfermo”. De esta manera tajante el periodista Jaime Peñafiel, experto en temas de la realeza, acusa al rey Felipe VI de haber tratado mal a Juan Carlos I.

El declive del rey emérito ha sido pronunciado durante los últimos años. El primer traspiés tuvo lugar cuando regentaba y se descubrió que estaba de cacería de elefantes con una amante mientras los españoles trataban de respirar en medio de una terrible crisis económica.

Abdicó en junio de 2014 en su hijo Felipe y luego se han conocido algunos movimientos de dinero que guarda en cuentas del extranjero, sin pagar impuestos al fisco español.

Consta uno por 65 millones de euros que recibió como donación del rey de Arabia Saudí por su intervención en la construcción de una vía férrea en La Meca, que terminó a cargo de un consorcio de empresas españolas. Este dinero parece que se lo regaló a su amante de entonces, Corinna Larsen. Otro tiene que ver con tarjetas opacas y también está bajo investigación judicial.

A raíz de ello, Felipe VI le quitó la asignación mensual hace un año. La presión ha continuado en la medida en que se han ido conociendo detalles. En agosto de 2020, Juan Carlos I viajó a Abu Dabi, donde aún se encuentra, bajo una sombra de discreción. Sin embargo, de vez en cuando se conocen rumores (y fotos) sobre su estado de salud, sobre visitas de familiares y sobre procesos legales, como su intento de regularizar los pagos debidos a Hacienda.

Peñafiel publica ahora el libro Los reyes también lloran (Grijalbo), donde hace un recuento de la vida de Juan Carlos I y se detiene, especialmente, en los últimos años.

Cuenta la historia pública, pero también la privada, porque este autor es uno de los pocos españoles que se ha podido asomar a las ventanas del palacio de la Zarzuela.
Sobre esto habla con EL TIEMPO en Madrid y se declara amante de Colombia.

He estado muchas veces en su país, en la ciudad más bella del mundo, que es Cartagena de Indias”, dice. Y cuenta que una de ellas tuvo lugar cuando fue a acompañar al entonces príncipe Felipe en su primer viaje en solitario al extranjero. También viajó el presidente Felipe González y recuerda que, cuando la gente vitoreaba “Felipe, Felipe”, no sabían a cuál de dos hacía referencia. “Cartagena es una ciudad divina”, insiste. “Fantástica”.

¿Por qué escribir un libro sobre el rey Juan Carlos en este momento?

Yo soy un hombre muy leal y tengo enorme respeto por el rey Juan Carlos, y ante los ataques de que está haciendo objeto después de que su hijo lo expulsó de su casa y del país quise salir en su defensa. Soy un periodista independiente y también soy objetivo. No todo lo del rey Juan Carlos es bueno: cometió grandes errores de los que también hablo en el libro.

¿Cuál es para usted el principal error que cometió?

El económico. Aunque él no ha robado a nadie ni ha cometido delito al aceptar la donación de los reyes árabes, sí ha debido declararla a Hacienda. Lo que a la gente le impresionó fue sobre todo los 65 millones de euros que donó a su amiga entrañable, a Corinna. Eso se le volvió en contra.

Usted dice en su libro que la reina Sofía y el entonces príncipe Felipe empujaron al rey a abdicar. ¿Qué los llevó a hacerlo?

Sofía ha sido una sufridora esposa por excelencia. Ella tenía que haberse divorciado. Le ha faltado dignidad después de haber sido objeto de muchas infidelidades, que fueron públicas. Uno puede perdonar una infidelidad, puede perdonar dos, pero no diez. Cuando a la reina Isabel le dijeron que su marido, el príncipe Felipe (que ha muerto recientemente), le estaba poniendo los cuernos, ella contestó que no le pedía fidelidad, sino lealtad. Esta frase yo se la comenté a la reina Sofía porque ella quedó como la cornuda nacional.

Felipe es un muchacho bueno sin esfuerzo. Un pobre hombre que está en manos de esas mujeres que tienen mucho, mucho carácter. Letizia es la que manda en la casa. Es la que decide.

¿Ese resquemor la impulsó a animar al rey a que abdicara?

Yo pienso que con don Juan Carlos nadie se ha portado bien. En su abdicación participaron muchas personas: doña Sofía por varias razones, Letizia porque quería ver a su marido convertido en rey y Felipe porque quería convertirse en rey. También algunos políticos de izquierda.

¿Por qué cree que hay desavenencias entre la reina Letizia y el rey Juan Carlos?

Don Juan Carlos nunca le cayó bien a ella. Primero porque se negó a autorizar la boda con su hijo. Cedió cuando vio que Felipe no estaba dispuesto a reconsiderar el tema. Lo mejor que el rey emérito ha dicho de ella es que era una “chica muy lista”, con toda la carga peyorativa que las palabras chica y lista (AVISPADA) tienen. Nunca se han llevado bien. Letizia ha destruido la familia real, por supuesto. Hoy no existe la familia real como una familia. Existen Felipe, Letizia y sus hijas: nada más. Ella colaboró mucho en la expulsión de don Juan Carlos. Esa fue su venganza.

¿La reticencia del rey Juan Carlos se basaba en la condición de plebeya de Letizia o en su carácter?

Yo creo que posiblemente porque consideró que no era la persona adecuada. Letizia tiene su pasado, como todo el mundo. Un pasado que solo le puede interesar a su marido, y quizás ni siquiera a él. De hecho, alguna vez Felipe le comentó que si su padre se hubiera enterado de muchas cosas no habría autorizado la boda. No era la persona adecuada.

El rey emérito Juan Carlos I se encuentra en Emiratos Árabes Unidos.

Foto:

EFE

Hace un momento usted hizo alusión a “algunos políticos de izquierda” y en el libro habla del presidente Pedro Sánchez y de Pablo Iglesias, vicepresidente hasta hace poco. ¿Cuál es el papel de ellos en lo que está pasando?

Tanto Pedro Sánchez como Pablo Iglesias son republicanos. Lo que le gustaría a Sánchez sería convertirse en presidente de la república. Felipe se ha echado en sus manos pensando que así se protege y no se da cuenta de que Sánchez no lo persigue a él sino a la institución. Por su parte, Pablo Iglesias no se ha moderado en atacar personalmente al rey Felipe y al rey Juan Carlos. Todos ellos colaboraron en expulsar a don Juan Carlos de España, cosa que es ilegal: nadie puede expulsar a un ciudadano de su país. Y por eso yo destaco que Felipe se portó mal con su padre. Es el primer caso de la historia en que un hijo expulsa a su padre de su casa y de su país.

Usted dice que ese fue precisamente un gesto de mezquindad que él pagará. ¿Cómo lo hará?

Si el rey Juan Carlos muriera en el exilio, Felipe lloraría lágrimas de sangre durante toda su puta vida. Es un sufrimiento gratuito que le ha causado a su padre.

¿Cómo es la relación entre Felipe VI y su padre ahora?

Inexistente. Es que su hijo lo ha expulsado de su casa y de España de una manera muy desagradable. Y doña Sofía tampoco se portó bien: el día que expulsaron a don Juan Carlos, ella fue de compras al (almacén) El Corte Inglés. Como se deduce, estaba muy “afectada”.

Usted menciona que el rey Juan Carlos querría volver a España. ¿Volverá? ¿Lo dejarán?

Puede volver cuando le dé la gana. No se lo puede impedir ni su hijo… Hace poco quiso volver y le dijeron que no era el momento. ¡Coño! ¿Cómo no va a ser el momento? Puede volver cuando le dé la gana porque la situación es totalmente ilegal.

¿Goza de buena salud el matrimonio de la reina Letizia y el rey Felipe VI?

Letizia es una mujer con mucho carácter, lo cual no está mal. Eso está muy bien. Pero no se da cuenta de que ella no es la reina: ella es la consorte y actúa a veces como reina. Felipe es un muchacho bueno sin esfuerzo. Un pobre hombre que está en manos de esas mujeres que tienen mucho, mucho carácter. Letizia es la que manda en la casa. Es la que decide.

¿Qué tal se lleva Letizia con la reina Sofía?

Hace dos años vimos un espectáculo en la puerta de la catedral de Palma muy lamentable. Lo único que quería doña Sofía era hacerse una foto con sus nietas y delante de todo el mundo Letizia agredió a doña Sofía verbal y gestualmente sin venir a cuento (al impedirlo). Algo raro tenía y ese día lo soltó, no sé por qué.

El rey Felipe en sus discursos ha sido muy enfático en la importancia de la transparencia en la familia real. ¿Se ve en la práctica?

Seguimos sin saber muchas cosas: a dónde se van de vacaciones, qué gastan, los regalos que reciben… Eso de la transparencia ha sido hablar por hablar.

Esa falta de transparencia en los momentos actuales, ¿podría llegar a costarle la monarquía?

No, no. Yo no soy monárquico. Era juancarlista, pero don Juan Carlos ya no existe como tal. Sin embargo, entre una república presidida por ese par de granujas que son Pedro Sánchez y Pablo Iglesias y la monarquía de Felipe, me quedo con la monarquía de Felipe.

¿Cómo afectó al rey Juan Carlos su relación con Corinna Larsen?

Una mujer despechada es muy peligrosa. Ella, con una falta enorme de pudor, empezó a contar cosas que le hicieron muchísimo daño a don Juan Carlos. Hubo un momento en que él estaba moralmente muy bajo.

¿Ahora esa relación es inexistente?

Sí, después de tanto daño que le ha hecho. Y luego de que él le regaló 65 millones de euros… El rey Juan Carlos los había recibido de una donación del rey de Arabia Saudí y podía haber hecho lo que se le diera la gana. Se los regaló a su amiga entrañable.

Usted afirma que la princesa Leonor no reinará.

Cuando derrocaron al rey Farouk de Egipto, hace muchos años, él dijo una frase muy sabia: que en el mundo solamente quedarían cinco reyes: los cuatro de la baraja y la reina Isabel. Tiempo al tiempo.


Juanita Samper Ospina
Corresponsal EL TIEMPO
(Madrid) España

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.