Murió Kofi Annan, referente 'estrella' de la diplomacia mundial

Murió Kofi Annan, referente 'estrella' de la diplomacia mundial

El exsecretario general de la ONU y premio nobel de paz falleció ayer a los 80 años.

Kofi Annan, exsecretario general de la ONU.

Kofi Annan, exsecretario general de la ONU.

Foto:

EFE

Por: Agencias
18 de agosto 2018 , 06:33 p.m.

Kofi Annan, exsecretario general de Naciones Unidas y ganador del Premio Nobel de la Paz, que falleció ayer a los 80 años, será recordado como un dedicado filántropo que dejó un enorme legado en varios ámbitos dentro de la organización, pero cuya carrera se vio empañada por desagradables conflictos que se salieron de control.

Annan, nacido en Ghana y primer secretario general oriundo del África subsahariana, fue reconocido por haber elevado el perfil de la ONU durante su mandato de dos periodos, de enero de 1998 a diciembre de 2006.

El carismático y silencioso diplomático será recordado como el secretario general ‘estrella’ de Naciones Unidas y probablemente el líder más popular de la organización. Esto a pesar de que dos de los capítulos más oscuros de la ONU –el genocidio de Ruanda y la guerra de Bosnia– sucedieron bajo su mandato como jefe de mantenimiento de la paz.

“He procurado poner a los seres humanos en el centro de todo lo que hacemos, desde la prevención del conflicto y el desarrollo hasta los derechos humanos”, dijo en su discurso de 2001, luego de aceptar el Premio Nobel de la Paz.

En ese momento, mientras el mundo se tambaleaba por los ataques del 11 de septiembre, Annan y la organización recibieron conjuntamente el honor “por su trabajo por un mundo mejor organizado y más pacífico”.

El séptimo secretario general dedicó cuatro décadas de su vida laboral a la ONU y fue el primer jefe que ascendió desde las filas de la organización.

Después de dirigir los recursos humanos de la ONU y luego su oficina de presupuesto, fue nombrado jefe del departamento de mantenimiento de la paz en 1993, cargo que ocupó hasta que fue catapultado al puesto más alto de la organización cuatro años después.

También creó una fundación dedicada a la resolución de conflictos y se unió al grupo The Elders, una organización no gubernamental conformada por figuras internacionales que regularmente debaten sobre cuestiones mundiales.

Kofi Annan, exsecretario general de la ONU.

Kofi Annan, exsecretario general de la ONU.

Foto:

AFP

En su autobiografía, Intervenciones: una vida en la guerra y en la paz, Annan escribió que soñaba con unas Naciones Unidas que sirvieran “no solo a los Estados sino también a los pueblos” como “el foro donde los gobiernos son responsables de su comportamiento hacia sus propios ciudadanos”. Pero la incapacidad de la ONU para cumplir con esa promesa en Ruanda y Bosnia definieron el mandato de Annan como secretario general, escribió.

Los cascos azules se retiraron de Ruanda en 1994 durante el sangriento caos y un año después el organismo mundial falló en proteger su propia “área segura” en Srebrenica, cuando las fuerzas serbobosnias rodearon y mataron a cientos de hombres y niños musulmanes.

Mientras Ruanda y Srebrenica oscurecieron su mandato como jefe de mantenimiento de la paz, Annan hizo su transición a su nuevo papel como jefe de la ONU con facilidad.

Rápidamente se convirtió en un rostro familiar en televisión, su nombre apareció en los titulares de los periódicos, y fue un invitado muy solicitado en eventos de gala y cenas en Nueva York. A menudo fue descrito como una “estrella de rock de la diplomacia”.

Annan debió su nombramiento a Estados Unidos, que vetó un segundo mandato para el egipcio Boutros Boutros-Ghali luego de que las relaciones se deterioraran, pero a menudo mostró su independencia de las principales potencias. Irritó a Estados Unidos al decir que la invasión de 2003 en Irak era “ilegal” porque no fue respaldada por el Consejo de Seguridad de la ONU.

He procurado poner a los seres humanos en el centro de todo lo que hacemos, desde la prevención del conflicto y el desarrollo hasta los derechos humanos

Aun así, su balance en ese conflicto quedó ensombrecido por acusaciones de corrupción en el caso de Petróleo por Alimentos, un programa enfocado a ayudar al pueblo iraquí durante los años del embargo y que él mismo negoció con el régimen de Bagdad. Annan reconoció en su despedida que no poder evitar la guerra en Irak fue su mayor fracaso.

Años más tarde, en febrero del 2012, fue elegido para llevar a cabo una mediación en la guerra en Siria, pero tiró la toalla cinco meses después. Acusó entonces a las grandes potencias de mantener persistentes divergencias que transformaron su mediación en “misión imposible”.

Annan murió ayer en un hospital de la parte alemana de Suiza, tras una breve enfermedad. Poco después de anunciarse su muerte, el actual secretario general de la ONU, António Guterres, expresó su tristeza por la muerte de su predecesor, calificándolo de “fuerza que guiaba hacia el bien”. Las reacciones de varios líderes mundiales tampoco se hicieron esperar.

Con información de REUTERS y AFP. 

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.