Secciones
Síguenos en:
La historia del pintor colombiano varado en Londres por la pandemia
Juan González

Juan González, artista colombiano, llegó a Londres para vender varias de sus obras. Sin embargo, las restricciones de la pandemia lo obligaron a quedarse en Inglaterra.

Foto:

Cortesía de Juan González

La historia del pintor colombiano varado en Londres por la pandemia

Juan González pasó de vender chorizos a trabajar para la película Doctor Strange 2.

"Un paisa no se vara por nada", es el dicho que define a la idiosincrasia de los antioqueños para salir adelante ante las adversidades, pero para el artista plástico Juan González Uribe esa expresión tiene otra dimensión.

(Le puede interesar: La odisea de quedar varado en el extranjero en tiempos de pandemia)

El artista se quedó varado en Londres en marzo del año pasado por la pandemia de covid-19. Le tocó vender chorizos para vivir y ahora trabaja como limpiador en un estudio de filmación. Allí mostró sus pinturas y los productores quedaron tan encantados que le pidieron que hiciera un mural para los tráileres de la próxima versión de la película Doctor Strange 2 (Hechicero Supremo), que se estrenará en el 2022.

González Uribe había llegado a la capital británica para negociar una serie de exposiciones de arte y venta de su trabajo pictórico. Tenía previsto pasar un mes en Londres, ante de regresar a Medellín, donde lo esperaba su esposa Adriana y su pequeña hija, Eloísa de 8 años. Pero la pandemia de covid-19 le volteó los planes.

El artista se encontró con un panorama sombrío en las calles londinenses, que se iban vaciando, mientras las tiendas cerraban y se imponía el confinamiento. El miedo a ese virus ‘extraño’ se estaba tomando la ciudad. Ya nadie salía de sus casas y la lista de visitas a galerías de arte se fue reduciendo. Para colmo ni siquiera se podía devolver a Colombia, porque ya habían cerrado los aeropuertos y todos los vuelos internacionales se cancelaron de la noche a la mañana.

“Yo estaba tranquilo al comienzo, creía que la pandemia iba a pasar rápido. Además, me sentí confiado porque contaba con un pequeño colchón de plata que había logrado por la venta de varias obras y por mi exposición en Nueva York”, cuenta el pintor de 52 años, con una sonrisa que muestra lo ingenuo que fue en ese momento.

Optó por rentar un cuarto en una casa al noreste de Londres, con la idea de esperar a poder devolverse a Colombia. Los días pasaban lentamente. Los dibujos en papel de carta, un juego de pinceles y colores que llevaba en su maleta de viajero le calmaban los nervios por el encierro obligado. Fue viendo cómo el dinero se le iba como agua entre los dedos. “Pronto me di cuenta que tenía que hacer algo o iba a tener que pasar hambre”.

Trabajo artística de Juan González

Estas son algunas de las obras del artista Juan González.

Foto:

Cortesía de Juan González

Vendedor de chorizos y limpiador de oficina

Junto a un amigo colombiano, que vivía en el mismo hospedaje, se le ocurrió hacer chorizos para la venta. “Me di a la tarea de ver cuanto video de YouTube encontré sobre cómo hacer chorizos ‘santarosanos’ y con eso me apañé por un rato. Se ideó un sistema de jeringa para hacer los chorizos con una pistola de silicona.

(Lea también: ¿Cuáles son los países de Europa que decretaron nuevas restricciones?)
 
La carne la conseguía en un mercado de mayoristas, al que iba de madrugada. Las ventas las hacía por grupos de redes sociales y su socio se encargaba de las entregas. Por un tiempo funcionó, pero las ganancias de las ventas no le alcanzaban para mucho.

En esas estaba, cuando otro compañero de la casa le ofreció ayudarlo a conseguir un trabajo como limpiador de oficinas o ‘cleaner’. La idea le pareció descabellada al comienzo, pero no había muchas opciones. Así comenzó a trabajar. Lo más duro, reconoce, “fue dejar el pincel, el lienzo y la paleta de colores, por una aspiradora y un trapo”.

Así fue como aterrizó en las instalaciones de la productora Marvel Studios. Durante once horas y media, de lunes a viernes, González Uribe iba recorriendo las instalaciones con un trapo y un desinfectante, limpiando superficies que pudieran haber sido tocadas por el virus que ya hacía estragos en todo el mundo. En los ratos de descanso, veía que la gente solo podía salir a la calle a pasear sus mascotas y empezó a pintar y vender las pinturas.

Un día se le ocurrió mostrarle unas reproducciones de su obra canina a uno de los productores de Marvel, quien quedó encantado y las colgó en su oficina, con una nota y unas tarjetas de presentación de González Uribe, para quien quisiera contratarlo. A los pocos días recibió una llamada desde un número que desconocía: “Vimos tus pinturas y queremos que nos pinte un mural para usarlo en nuestra película”, dijo la persona que se identificó como uno de los productores de Doctor Strange 2.

 González Uribe aceptó sin ni siquiera preguntar cuánto le iban a pagar. La obra de unos cinco metros de alto por dos de alto será la imagen del tráiler de la película a estrenarse en el 2022. “Seguro que mi nombre aparecerá entre los últimos de los créditos, pero ese gusto no me lo quita nadie”, se regodea el pintor que no puede mostrar su mural por aquello de “secreto profesional”.

(Le puede interesar: Reino Unido contempla multas para quienes salgan de vacaciones)

Juan González

Juan González, artista colombiano, logró que una el productor de una película se fijara en su trabajo.

Foto:

Cortesía de Juan González

Dejó de ser temporal

Con ese contrato en mano y viendo que pasaban los meses , el pintor aceptó que el retorno a Colombia no iba a ser tan fácil. “Lo temporal se ha ido alargando”, admite el pintor, quien tiene pasaporte europeo.

González Uribe sopesó la grave situación mundial con la pandemia, y en noviembre pasado decidió que lo mejor era quedarse “al menos por un tiempo” en Londres. Habló con su esposa Adriana, a la que no veía desde comienzos del año 2020. Ella y su pequeña Eloísa armaron maletas para venir a visitarlo. Llegaron en diciembre para pasar juntos las navidades, con la idea de volverse a Colombia, donde Adriana se desempeñaba como gerente regional de una firma de cosméticos. Pero a ellas también las cogió el nuevo confinamiento en el Reino Unido y la prohibición de vuelos directos a Colombia, que aún se mantiene.

(En otras noticias: Boris Johnson reafirma que vacuna AstraZeneca es segura)

Adriana tuvo que renunciar a su trabajo, porque no le permitían el ‘teletrabajo’, siendo gerente. Por su lado, la pequeña Eloísa sigue tomando clases virtuales en su colegio en Medellín, mientras refuerza su inglés con clases extras en Londres.

González Uribe ya había vivido en Europa. Su primera estadía la había iniciado en el 2001, tras tomar la decisión de dejar su trabajo estable en Medellín el área de empresas de aseguradoras, para perseguir su verdadera vocación de pintor. Decidió irse a estudiar artes plásticas a España. En ese entonces, apenas tenía un año de casado con Adriana, quien lo apoyó en su proyecto, que otros veían como una locura.

“Me enamoré de Barcelona, de su cultura, de su arte, y lo mejor de estar en contacto con las obras de Picasso y Miró”. Desde tierras españolas se hizo un nombre como artista haciendo exposiciones y vendiendo sus obras, lo que le valió el reconocimiento de la crítica y los medios.

El ‘romance español’ se le acabó con la crisis financiera del 2008, cuando las deudas hipotecarias lo abrumaron y perdió todos sus ahorros. En 2010 se mueve a Londres (Reino Unido) en donde continuó estudiando y explorando con diversas técnicas, que fue incorporando a su obra.

En el 2013, se regresó a Medellín para dedicarse de lleno a su taller artístico, donde combinaba su actividad con clases de pintura y sus viajes a Nueva York, Miami y Europa para exhibir y vender sus pinturas. “En esas estaba cuando la pandemia me cambió el libreto”, recalca el artista.

Con su experiencia como ‘cleaner’, González Uribe aprendió, según sus propias palabras, a ser más humilde. En el camino, entendió lo duro que “ese trabajo lo hace a uno ser invisible”. “Reconocer que nadie sabe quién soy yo fue duro, entonces he tenido que demostrarlo”.

MARÍA VICTORIA CRISTANCHO
PARA EL TIEMPO
LONDRES

Lea también

¿Podrá avanzar pedido de Biden de prohibir armas de asalto en EE. UU.?
- Merkel anula las restricciones para Semana Santa en Alemania
- Zozobra en Venezuela por choques con disidentes de Farc

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.