Cerrar
Cerrar
España: pactan enmienda a ley para investigar crímenes del franquismo
AUTOPLAY
¿Por qué es importante la ley de Memoria Histórica en España?Javier Esteban, profesor de la Universidad Camilo José Cela, habla con EL TIEMPO sobre esta ley que busca enmendar el Gobierno español.
Trabajar en España

iStock

España: pactan enmienda a ley para investigar crímenes del franquismo

La medida abrirá la puerta para investigar crímenes de lesa humanidad.

El Gobierno español registró el miércoles una enmienda a la llamada Ley de Memoria Democrática que podría permitir que fueran juzgados los responsables por algunos supuestos crímenes del franquismo. 

(Lea aquí: España: hallan dos fosas con unos 150 fusilados de la Guerra Civil)

De esta manera se podría esquivar la Ley de Amnistía de 1977, pactada para liberar a los presos de la dictadura, que se ha utilizado para impedir que sean sometidos a la ley prácticamente todos los actos del franquismo.

El texto, pactado por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Unidas Podemos —los dos partidos socios en el gobierno—, señala que todas las leyes españolas, incluida la de 1977, “se interpretarán y aplicarán de conformidad con el Derecho internacional convencional y consuetudinario y, en particular, con el Derecho Humanitario”, donde no se pueden amnistiar “los crímenes de guerra, de lesa humanidad, genocidio y tortura”.

(En otras noticias: La millonaria herencia que el dictador Franco dejó a su familia)

La enmienda deberá pasar a trámite en el Congreso de los Diputados, donde deben aprobarla los parlamentarios por mayoría. La posibilidad de que así sea dependerá de las negociaciones que el Gobierno adelante con los partidos regionalistas, sus otros socios de la coalición. La suma de los parlamentarios del PSOE y Unidas Podemos son insuficientes para alcanzar la mayoría requerida.

Adicionalmente, se busca que el Valle de los Caídos pase a llamarse el Valle de Cuelgamuros, nombre que llevaba antes de la dictadura. Se trata de un gran monumento, situado a 55 kilómetros de Madrid, donde estuvo enterrado Francisco Franco hasta octubre de 2019. Allí también reposan los restos de José Antonio Primo de Rivera, líder de la Falange española, que posiblemente también serán exhumados.

El propósito de la norma es que los supuestos crímenes del franquismo puedan ser investigados por la justicia española. Esto ha resultado imposible hasta ahora, a pesar de los intentos del juez Baltasar Garzón en tal sentido. La ley de amnistía de 1977 se oponía a cualquier movimiento que pretendiera perseguir a dirigentes de la etapa franquista.

El dictador gobernó en España desde 1939 hasta 1975, tras haber ganado la guerra civil contra los republicanos, quienes ejercían el poder en el país. La ley de 1977 permitió que los presos por el franquismo recuperaran la libertad, pero también que se procesaran a los propios franquistas por conductas sucedidas antes de ese año.
La norma no será derogada sino enmendada en algunos de sus apartes. La razón esgrimida es que esa ley, en cualquier caso, fue un triunfo de los demócratas tras salir de la dictadura.

Enrique Santiago, actualmente secretario de Estado de Agenda 2030, secretario del Partido Comunista Español -PCE- y negociador de las Farc durante el proceso de paz, expresó: “Después de tantos años de la muerte del dictador estamos dando pasos muy sólidos para que sus crímenes salgan de la impunidad. Es sin duda la última oportunidad de nuestro país”. Agregó que es “el único país occidental donde la impunidad ha sido la tónica ante este tipo de crímenes. Es un día para estar satisfechos”.

En el conjunto de enmiendas propuestas por PSOE y Podemos, también están las suprimir de los lugares públicos imágenes de personas asociadas a la represión franquista y los títulos nobiliarios concedidos a 33 personas durante esta etapa.

Argumentan que Franco no era rey y, por tanto, no tenía potestad para darlos. La inmensa mayoría de los posibles responsables de los crímenes ha fallecido y los títulos nobiliarios han pasado a sus sucesores. Las enmiendas buscan, sobre todo, una reparación moral.

El presidente de la Fundación Franco, Juan Chicharro, criticó “la indiferencia relativista de una sociedad descristianizada”, en alusión a lo que considera como ataques del Gobierno contra el Valle de los Caídos y a la cruz de 150 metros de altura que se erige en él.


JUANITA SAMPER OSPINA
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
MADRID

Más noticias

España explica por qué condecoró al presidente Iván Duque
Las duras medidas contra los no vacunados en el mundo

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.