'Si hay que librar una guerra, es la guerra contra la indiferencia'
Galería
Entrega Nobel de Paz 2018
Reuters

Al recibir su premio Nobel de la Paz, la yazidí Nadia Murad, exesclava de los yihadistas convertida en activista, y el médico congoleño Denis Mukwege pidieron acabar con la indiferencia y proteger a las víctimas de violencias sexuales, a menudo relegadas según ellos por consideraciones mercantiles.

Entrega Nobel de Paz 2018
Reuters

El ginecólogo y la joven recibieron el premio de manos de la presidenta del comité Nobel, Berit Reiss-Andersen, quien saludó a "dos de las voces más poderosas del mundo de hoy" contra la opresión de las mujeres.

Entrega Nobel de Paz 2018
AFP

Durante una ceremonia florida y musical, acompañada de lágrimas y numerosas ovaciones en la municipalidad de Oslo, los dos premiados instaron a la comunidad internacional a que cese la impunidad para los autores de agresiones sexuales en tiempos de guerra.

Entrega Nobel de Paz 2018
Reuters

"No son los autores de la violencia los únicos responsables de sus crímenes, sino también los que deciden mirar hacia otro lado", afirmó Mukwege tras recibir su premio. "Si hay que librar una guerra es la guerra contra la indiferencia que corroe a nuestras sociedades", afirmó.

Entrega Nobel de Paz 2018
Haakon Mosvold Larsen / EFE

Apodado "el hombre que repara a las mujeres", el ginecólogo, de 63 años, cura desde hace 20 años a las víctimas de violencias sexuales en su hospital de Panzi, en el este de la República Democrática del Congo (RDC), una región asolada por la violencia crónica.

Entrega Nobel de Paz 2018
Tobias Schawars/ AFP

Por su parte, Nadia Murad, quien fue secuestrada, torturada y violada por los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) tras su ofensiva contra esta comunidad kurdohablante del norte de Irak en 2014, imploró a la comunidad proteger a su pueblo. "Si la comunidad internacional desea realmente asistir a las víctimas de este genocidio (...) debe asegurarles una protección internacional", declaró la joven.

Entrega Nobel de Paz 2018
Reuters

La joven iraquí, de 25 años, se convirtió en embajadora de la ONU para la Dignidad de los Sobrevivientes de Trata de Personas y actualmente lucha por que las persecuciones a su pueblo se reconozcan como genocidio, tras las violaciones que sufrió. Ella logró escapar de las violaciones, pero su madre y seis hermanos fueron asesinados.

Europa 10 de diciembre de 2018 , 02:56 p.m.

'Si hay que librar una guerra, es la guerra contra la indiferencia'

Dijo el médico Denis Mukwege tras recibir su premio Nobel de Paz, junto a la activista Nadia Murad.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.