Europa espera con temor el resultado de las elecciones en Italia

Europa espera con temor el resultado de las elecciones en Italia

Una vez más, la Unión Europea está a la expectativa de la amenaza de la ultraderecha y el populismo.

Silvio Berlusconi y Antonio Tajani

Berlusconi (izq.), inhabilitado políticamente, ha defendido a su candidato estrella, el actual presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani.

Foto:

Riccardo Anrtimiani / EFE

Por: Idafe Martín Pérez
03 de marzo 2018 , 11:47 p.m.

La Unión Europea (UE) vuelve a jugarse su futuro inmediato y su estabilidad en los comicios italianos de este domingo. La hipótesis de que la tercera economía de la eurozona se vuelva ingobernable por falta de mayorías o de la toma del poder por los populistas del Movimiento 5 Estrellas provoca sudores fríos en Bruselas.

En los pasillos de las instituciones europeas no se ignora que la mitad del voto (Movimiento 5 Estrellas, Liga Norte y Hermanos de Italia), en un país fundador de la UE, podría ser eurófobo.

Bruselas ve las elecciones italianas como una nueva amenaza que llega justo cuando el bloque parecía calmarse con la próxima formación de gobierno en Alemania, la derrota de la ultraderecha en Francia el año pasado y una España que empieza a apaciguarse tras el empuje secesionista catalán de finales del 2017.

Desde la capital europea se apuesta por un escenario de gran coalición entre los socialdemócratas del exprimer ministro Matteo Renzi y los conservadores del ‘resucitado’ expremier Silvio Berlusconi.

El problema es que, según los sondeos, esa coalición no tendría apoyos suficientes. Bruselas, además, mira con pánico la posibilidad de que la ultraderechista Liga Norte de Matteo Salvini consiga ser la primera fuerza por delante de las huestes de Berlusconi.

La única voz autorizada en Bruselas para meter el dedo en el ojo de la campaña electoral italiana fue la del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que ya dijo que Europa debería prepararse “para el peor escenario” y para “una reacción fuerte” por parte de los mercados financieros.

Juncker afirmó el 22 de febrero que estaba “más preocupado por el resultado de las elecciones italianas que por el referendo interno del SPD”, en referencia a que hoy los militantes socialdemócratas alemanes deben validar la “gran coalición” con los conservadores de la canciller Angela Merkel. La intromisión de Juncker fue corregida de inmediato por los servicios de prensa de la Comisión Europea, que el mismo día emitieron un comunicado –en italiano– en el que decían que Juncker confiaba en que Italia siguiera “siendo un actor central en Europa”. La deriva italiana es tan profunda que quien fue un apestado (Berlusconi) terminó por convertirse en una apuesta de estabilidad y europeísmo.

La deriva italiana es tan profunda que quien fue un apestado (Berlusconi) terminó por convertirse en una apuesta de estabilidad y europeísmo

Berlusconi, unido a la ultraderechista Liga Norte, podría ser un mal menor ante el peor escenario que se teme en las instituciones europeas: una mayoría entre la propia Liga Norte y los populistas del Movimiento 5 Estrellas.

Berlusconi se convertiría en la salvación europea de Italia, después de que en 2011, en plena crisis financiera y con la ayuda de la presión del Banco Central Europeo, Merkel y el francés Nicolas Sarkozy, lo empujaron a la dimisión para dar paso a un gobierno ‘tecnócrata’ dirigido por el excomisario europeo Mario Monti.

Condenado e inhabilitado para cargos públicos, Berlusconi podría impulsar como primer ministro al presidente del Parlamento Europeo Antonio Tajani, una alternativa que se ve con buenos ojos en Bruselas. Además de presidir ahora la eurocámara, Tajani, que sigue sin reconocer en público que podría volver a Roma, fue comisario europeo durante 10 años.

Aunque la primera opción en Bruselas sería la continuidad del actual primer ministro Paolo Gentiloni, un europeísta tranquilo con el que las instituciones comunitarias han trabajado sin problemas.

Europa es parte de la campaña italiana. Para los europeístas es un ejemplo; para los eurófobos, un enemigo. De hecho, el Movimiento 5 Estrellas prometió en el pasado un referendo para sacar a Italia del euro.

Un informe del Instituto Jacques Delors asegura que los italianos se sienten abandonados por la Unión Europea. Sobre todo en lo que respecta a la gestión de los flujos migratorios y las políticas económicas. En el 2012, el 29 por ciento de los italianos creía que su país estaría mejor fuera de la Unión Europea. Hoy esa tasa llega al 46 por ciento.

IDAFE MARTÍN PÉREZ
Para EL TIEMPO
Bruselas

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.