Carlos, el príncipe que más años ha sido heredero al trono británico

Carlos, el príncipe que más años ha sido heredero al trono británico

Carlos Felipe Arturo Jorge o más conocido como Carlos, Príncipe de Gales, cumple 70 años.

Príncipe Carlos

El Príncipe Carlos cumple este miércoles 70 años.

Foto:

AFP

Por: Londres (Reuters-Efe y AFP)
14 de noviembre 2018 , 09:15 a.m.

El príncipe Carlos, heredero del trono británico, cumple este miércoles 70 años y lo celebrará junto a familiares y amigos en el palacio de Buckingham, en Londres.

La reina Isabel II, de 92 años, será la anfitriona de la celebración, de carácter privado y a la que se espera asistan sus allegados, sus amigos más cercanos y personas que han tenido una gran influencia en la vida del príncipe, según los medios.

El heredero de la corona desempeña cada vez más compromisos oficiales en sustitución de su madre, quien, debido a su avanzada edad, ha decidido reducir su actividad, especialmente los viajes al extranjero.

Junto a su esposa, la duquesa de Cornualles, el príncipe Carlos desempeñó 600 compromisos en el Reino Unido y el extranjero entre 2017 y 2018, y se estima que a lo largo de su vida ha visitado más de 100 países.

El hijo mayor de Isabel II, nacido el 14 de noviembre de 1948 en el palacio de Buckingham, patrocina más de 420 organizaciones benéficas, pero su principal labor es con la entidad "Prince's Trust", que ayuda a jóvenes con pocos recursos a encontrar trabajo o a iniciar alguna actividad empresarial.

Carlos Felipe Arturo Jorge es el príncipe que más años ha sido heredero de la corona de la historia británica y el que más años ha ostentado el título de príncipe de Gales, que recibió en 1958.

Con casi 4 años de edad, Carlos se convirtió en heredero del trono al asumir su madre la corona en febrero de 1952 por la muerte del rey Jorge VI mientras ella estaba en Kenia.

A lo largo de su vida, ha demostrado ser un apasionado de temas como la protección del medioambiente y llegó a hablar ante la cumbre del clima de París en 2015.

También se ha manifestado a favor de la preservación de especies en peligro de extinción o la arquitectura, lo que muchas veces le valió críticas desde diversos sectores de la prensa.

Conocido por su sentido del humor, el heredero fue recibido con honores en muchos países e incluso hay una rana bautizada en su honor tras ser descubierta en Ecuador en 2008.

La rana en peligro de extinción, de color amarillo y negro, es conocida con el nombre de Hyloscirtus Princecharlesi o Magnífica Rana Arborícola Príncipe Carlos, en honor a su defensa de las selvas tropicales.

Además, el pueblo masái en Tanzania le concedió en 2011 el título de "Cuidador de vacas", en reconocimiento a su trabajo como granjero, mientras que los habitantes de la isla de Vanuatu, en el Pacífico, le hicieron este año "Mal Menaringmanu" (Alto jefe).

Además de su pasión por el medio ambiente, el príncipe es aficionado a la pintura, hasta el punto de que una acuarela suya fue exhibida en la Royal Academy de Londres en 1987.

Entre otras curiosidades sobre su figura divulgadas con motivo de su cumpleaños, se sabe que su té favorito es el Darjeeling, que toma con leche y miel, y que nunca almuerza.

El 29 de julio de 1981, el príncipe Carlos, con 32 años, se casó con lady Diana Spencer, hija del conde Spencer, pero la unión terminó en 1992 y cuatro años después se firmó el divorcio.

El príncipe Carlos tuvo con Diana de Gales dos hijos, los príncipes Guillermo y Enrique, que llevan los títulos de duque de Cambridge y duque de Sussex, respectivamente.

En abril de 2005, el heredero de la corona se casó con su amiga de toda la vida Camilla Parker Bowles, quien recibió el título de duquesa de Cornualles tras la boda celebrada en Windsor. Abuelo de tres niños, los príncipes Jorge, Carlota y Luis (hijos de los duques de Cambridge), añadirá a la lista en la próxima primavera un nuevo nieto tras el esperado nacimiento del hijo de los duques de Sussex, Enrique y Meghan.

Con motivo de su cumpleaños, el príncipe de Gales ha prometido en un documental de la BBC que no se "entrometerá" en asuntos que ha defendido hasta ahora cuando suceda a su nonagenaria madre, como muestra de la independencia de la corona, y también que hará respetar los "parámetros constitucionales".

"No es lo mismo ser príncipe de Gales que ser soberano", afirmó en el documental. "Y la idea de que pueda seguir actuando de la misma forma, si debo suceder (a la reina), es completamente absurda porque las dos instituciones son completamente diferentes", subrayó. "No soy tan estúpido".

No exento de polémicas

Carlos suscitó a veces polémica adentrándose en el terreno político, a diferencia de su madre, en el trono desde 1952.

Así, hace cuatro años comparó a Vladimir Putin con Adolf Hitler, provocando que Rusia pidiese explicaciones al gobierno británico.

También su apoyo al dalái lama desagrada a las autoridades de Pekín.

Se considera así mismo como un "disidente", opuesto al consenso político dominante, afirma Mark Bolland, su exresponsable de comunicación.

En 1970, se convirtió en el primer miembro de la familia real británica con un diploma, de la universidad de Cambridge, donde estudió arqueología y antropología.

Entre 1971 y 1976 sirvió en la marina británica. Para su desconcierto, mientras estaba de misión en el Caribe, su amiga Camilla Shand se casó con Andrew Parker Bowles.

Con las 7.500 libras (unos 40.000 euros actuales) que le pagaron cuando dejó el ejército, creó The Prince's Trust, una organización caritativa que en 2016 afirmó haber ayudado a más de 825.000 jóvenes en dificultades durante 40 años.

"Siempre me enseñaron a preocuparme de los demás", explicó Carlos, que dispone de una fortuna colosal, procedente principalmente de los ingresos de su esposa, la duquesa de Cornualles. "Siempre intenté hacer lo que es justo para todos".

Habla de ser rey

El príncipe Carlos admitió en el documental de la BBC que dejará de hablar de los asuntos que siempre ha defendido cuando sea rey por considerar que ser heredero al trono británico y jefe de Estado son dos funciones distintas.

El heredero al trono ha sido en el pasado centro de la polémica por hablar, muchas veces en tono crítico, sobre temas como la arquitectura o el medio ambiente.

Carlos aseguró que, cuando suceda a su madre, actuará dentro de los "parámetros constitucionales". "He tratado de asegurar -agregó- que todo lo que he hecho ha sido político no partidista, y creo que es vital recordar que solo hay espacio para un soberano a la vez, no dos. Así que no puedes ser el mismo que el soberano si eres el
príncipe de Gales o el heredero".

El príncipe resaltó que la idea de que seguirá hablando cuando acceda a la corona "es totalmente un disparate". Al serle preguntado sobre si seguirá hablando de asuntos que defienden, Carlos contestó: "No, no lo haré. No soy tan tonto. Me doy cuenta de que ser soberano es un ejercicio separado. Así que, por supuesto que entiendo totalmente cómo eso debe funcionar".

Él es muy propenso a criticar a otros pero no puede tolerar a quienes lo desafían.

El documental muestra imágenes de sus actividades en su casa de Highgrove, en Gloucestershire (oeste de Inglaterra), donde se le ve recoger huevos y alimentar a sus gallinas, y cumpliendo compromisos oficiales, como una visita a la gran barrera de coral de Australia para resaltar el problema del cambio climático.

En el programa, su esposa, Camilla, duquesa de Cornualles, declaró que Carlos siempre sintió deseos de ayudar y admitió que él es "bastante impaciente" pues quiere que las cosas se hagan rápido.

Camilla resalta que él tiene "esta pasión para ayudar realmente. Le gustaría salvar al mundo".

El hijo mayor del príncipe Carlos, el duque de Cambridge, reveló en el documental que le gustaría que su padre pasara más tiempo con sus tres hijos -los príncipes Jorge, Carlota y Luis- porque es un abuelo "fantástico" y agregó que poder tenerlo más tiempo en su casa sería "maravilloso" para que juegue con los pequeños.

Su hijo menor, el duque de Sussex, alabó a su padre por haber acompañado a su mujer, la estadounidense Meghan Markle, y llevarla del brazo en la capilla el día de su boda, el pasado mayo en Windsor (a las afueras de Londres), por la ausencia de su padre, Thomas Markle. "Le pregunté y creo que lo venía venir, e inmediatamente dijo que 'sí, por supuesto'. Haré cualquier cosa que Meghan necesite y yo estaré allí para apoyarte", declaró el príncipe Enrique.

Heredero 'rebelde'

El príncipe Carlos, el heredero "rebelde" al trono británico, enfrentará una batalla para conquistar a los británicos e incluso podría poner en riesgo la monarquía si no modera sus fuertes posiciones cuando sea rey, de acuerdo a un biógrafo.

Carlos será el monarca de más edad en ser coronado cuando finalmente suceda a su madre de 92 años, la reina Isabel II.

Tom Bower, cuya biografía no autorizada "Rebel Prince" (Príncipe Rebelde) fue publicada a principios de este año, dijo que Carlos es inteligente, amable y sensible, pero también egoísta, ingrato y un amante del lujo, cuya tenacidad podría poner en riesgo a la institución misma. "Pienso que Carlos tratará de hacer lo mejor para ser un buen rey", dijo Bower, quien se describe a sí mismo como un monárquico comprometido. "La pregunta será cómo se comporta, si abandona muchas de las cualidades vistas en los últimos 20, 30 años". "Creo que la reina y (su esposo) el
príncipe Felipe han estado agradecidos de vivir tanto tiempo para evitar que su hijo sea el monarca porque hubiera puesto en peligro" a la casa real, agregó.

Estos retratos tan críticos del príncipe no son nuevos.

Desde la ruptura pública de su matrimonio con la princesa Diana en la década de 1990, su estilo de vida y posturas sobre temas como el cambio climático, medicina alternativa y arquitectura han tenido un trato poco favorable.

Bower, cuya biografía estuvo basada en entrevistas con 120 personas, incluyendo a colaboradores cercanos de la realeza, dijo que el príncipe está comprometido con temas como el medio ambiente pero que es incapaz de aceptar críticas.

"Él es muy propenso a criticar a otros pero no puede tolerar a quienes lo desafían", dijo Bower. "Es una persona decidida, que sin dudas quiere hacer el bien pero no entiende que las consecuencias de muchas de sus acciones causan muchos problemas y no le gusta que le digan que podría estar haciendo algo mal", agregó.

Algunos excolaboradores que han trabajado con Carlos dicen que muchas de las historias publicadas en el libro de Bower no son ciertas.

El príncipe mismo ha rechazado que él viaje con su propio asiento de inodoro. "Puedo entender por qué los críticos escribirán (...) negativamente, pero todo lo que están haciendo es tomando una faceta de él y volviéndola lo más negativa posible", dijo a Reuters un excolaborador de muchos años, que se describió como un gran seguidor de Carlos. "No es una contradicción tan grande que la gente tenga estas visiones antagónicas de él porque en algún lugar en el medio está el hombre real", concluyó.

REUTERS, Efe Y AFP

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.