Europa exige a Boris Johnson que ceda si quiere un acuerdo

Europa exige a Boris Johnson que ceda si quiere un acuerdo

La UE le pidió al Reino Unido que dé 'pasos necesarios' para el acuerdo 'posbrexit'.

Boris Johnson

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson. (Foto de Archivo)

Foto:

AFP

Por: Idafe Martín Pérez
15 de octubre 2020 , 05:41 p. m.

La diferencia de peso económico y político en las negociaciones del brexit termina llevando casi siempre al mismo punto. El Gobierno británico amenaza con abandonar las negociaciones, la Unión Europea rechaza el ultimátum y sin que le tiemble el pulso exige a Londres que se mueva. Y Londres, si no quiere saltar al vacío de un brexit a lo bruto que le cierre las puertas del mercado al que va el 49% de sus exportaciones, terminará cediendo.

(En contexto: Bruselas y Londres, en carrera contrarreloj por un acuerdo posbrexit)

Esa secuencia, que ha sucedido varias veces desde 2016, se repitió este jueves en Bruselas en la primera jornada de una accidentada cumbre europea que se celebró sin la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen, que tuvo que abandonar la reunión poco después de llegar tras conocer que una persona de su gabinete había dado positivo por covid-19.

La discusión sobre el brexit siguió durante la cena en presencia del negociador europeo Michel Barnier, pero los líderes habían aprobado ese apartado de las conclusiones de la cumbre sin apenas debatirlo a primera hora de la tarde. El texto asegura que el Consejo Europeo “invita al negociador europeo (el excanciller francés Michel Barnier) a seguir las negociaciones en las próximas semanas y pide al Reino Unido que haga los movimientos necesarios para hacer posible un acuerdo”. Que Boris se mueva porque los europeos no se van a mover.

Fuentes diplomáticas europeas explicaban a media tarde que el documento aprobado por los líderes ni siquiera endurece su lenguaje ante las urgencias del calendario: “Sólo se constata lo obvio”. Boris Johnson había dicho que si este 15 de octubre no había un acuerdo abandonaba la mesa de negociaciones. Nadie en Bruselas se cree la enésima amenaza, aunque se tiene curiosidad por ver cómo va a justificar el primer ministro británico su enésima marcha atrás.

(Le puede interesar: La OMS alerta sobre la evolución de la pandemia en Europa)

La cumbre también afeó oficialmente al Gobierno británico que hubiera aprobado una norma nacional que contradice el Acuerdo de Retirada alcanzado con los europeos, una clara violación del derecho internacional. Las conclusiones de la cumbre piden a los Estados miembros y a las instituciones de la UE “que aceleren sus trabajos para prepararse a todos los niveles para todos los escenarios”.

El Consejo Europeo invita al negociador europeo a seguir las negociaciones en las próximas semanas y pide al Reino Unido que haga los movimientos necesarios para hacer posible un acuerdo

Unión Europea reacciona a medida de Trump

La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen.

Foto:

EFE

La desconfianza europea para con los británicos es tal ahora mismo que el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, pidió a los líderes que dejaran fuera de la sala sus celulares y tablets cuando se discutiera sobre el brexit. Los servicios del Consejo Europeo retiraron celulares y tablets y los guardaron en unas consignas, entregando después la llave de cada consigna a cada líder. Podían ir a sus consignas si necesitaban usar sus teléfonos, pero no meterlos en la sala donde se celebraba la cumbre.

(Lea aquí: UE acuerda la imposición de sanciones a responsables por caso Navalni)

Los obstáculos siguen siendo los mismos, centrados en asuntos como las ayudas de Estado, los estándares laborales o medioambientales y los derechos de pesca. Bruselas exige a Londres que se alinee normativamente al derecho comunitario en cuanto ayudas de Estado y estándares sociales, laborales y medioambientales para evitar que a orillas del continente le crezca un paraíso fiscal dispuesto a hacer competencia a través del dumping.

La bronca por los derechos de pesca, económicamente mucho menor, es políticamente tóxica. A los brexiters se le prometió que las aguas británicas serían para los pesqueros británicos. Los europeos, con Francia, España, Bélgica y Dinamarca a la cabeza, exigen que sus pesqueros puedan seguir faenando en esas aguas libremente, como si el Reino Unido fuera miembro de la Unión Europea. Londres propone como máximo un sistema de cuotas de pesca negociable anualmente, que Bruselas rechaza.

(En otras noticias: 'La situación de Venezuela es insostenible': Josep Borrell)

A los europeos les ha salido otra prioridad después de darse cuenta de que Boris Johnson puede firmar un acuerdo e incumplirlo poco después. ¿Cómo se hace para forzar al Reino Unido a cumplir lo que firme? Bruselas busca ahora qué mecanismos legales pueden servir para resolver disputas en el futuro.

IDAFE MARTÍN PÉREZ
PARA EL TIEMPO
BRUSELAS

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.