Secciones
Síguenos en:
Encuestadoras en EE. UU., nuevamente bajo la lupa por sus predicciones
AUTOPLAY
¿Qué significa que Biden esté ganando el voto popular con casi 3 millones de votos?¿Qué significa que Biden esté ganando el voto popular con casi 3 millones de votos?
Estados Unidos

Olivier DOULIERY. AFP

Encuestadoras en EE. UU., nuevamente bajo la lupa por sus predicciones

Las firmas en EE. UU. fallaron especialmente tomando la temperatura en los estados pendulares.

Independientemente de quién termine ganando las elecciones presidenciales en EE. UU., y eso todavía está por verse pues aún faltan muchos votos por contar, las firmas encuestadoras en el país estaban en el ojo de la tormenta por haber fallado, nuevamente, a la hora de medir las intenciones de voto en las que se basaron analistas y expertos para realizar sus predicciones.

(Lea también: Récord: Biden es el candidato presidencial de EE. UU. con más votos)

Particularmente en lo que se refiere al apoyo del presidente Donald Trump, que terminó siendo superior a lo que anticiparon.

Como se recuerda, en el 2016 estas mismas empresas habían sido muy criticadas por indicar que Hillary Clinton, la candidata de los demócratas, se perfilaba para ganar las elecciones.

Si bien Clinton terminó ganando el voto popular —como lo predijeron—, Trump ganó las elecciones porque se impuso en el conteo al colegio electoral —que es el que vale— con victorias en algunos estados donde el presidente no aparecía como favorito.

Particularmente en Míchigan, Wisconsin y Pensilvania, estados en que las encuestas señalaban cómodos triunfos para Hillary, pero Trump terminó arrancándole por un puñado de votos.

En estos tres —por citar los ejemplos más emblemáticos—, Clinton llegó a las elecciones con una ventaja de 3,4 puntos; 6,5 puntos y 2 puntos, respectivamente. Pero Trump los ganó todos con menos del 1 por ciento. Aunque en el caso de Pensilvania y Míchigan, el resultado estuvo dentro del margen de error (que suele ser entre el 3 y el 5 por ciento), en Wisconsin el descache fue muy superior.

Fueron muchos meses los que estas firmas dedicaron tratando de identificar las fallas que llevaron a los errores en el cálculo.

Y se suponía que habían tomado correctivos para evitar la debacle de hace cuatro años
. Entre ellos, ampliar sus muestras y dar más peso al voto por nivel educativo, pues concluyeron que habían subvalorado el voto de las personas sin educación superior, que se inclinaron mayoritariamente por Trump.

(Lea aquí: Cerrado final en EE.UU.: Biden, 264 votos electorales; Trump lleva 214)

Así mismo, tomaron otras medidas para facturar la posibilidad de que muchos votantes, al responder sus preguntas, hubiesen escondido su apoyo a Trump dada su polémica candidatura.

Pero al parecer tampoco le pegaron del todo en este 2020. Especialmente en los llamados ‘estados indecisos’, que eran los llamados a definir las elecciones. Pero algo que también se vio reflejado en el voto a nivel nacional.

Lo que queda claro con esto es que nunca más debemos darles el peso que les damos a las encuestas de opinión pública. Estos métodos parecen estar irrevocablemente rotos.

En esta ocasión, el promedio de encuestas de Real Clear Politics indicaba que Biden le sacaba a Trump 8 puntos de ventaja un día antes de las elecciones. Es decir, si se toma en cuenta la cantidad de votos contabilizados hasta ahora, que va en unos 135 millones, el exvicepresidente le debía ganar a Trump por más de 10 millones de votos.

Pero la diferencia, por ahora, es solo de tres millones y medio. Lo más probable es que esa distancia crezca una vez se contabilicen casi 20 millones que faltan por tabular y que están primordialmente en estados como California y Nueva York, donde los demócratas son mayoría.

Pero se cree que no superará los 5,5 millones de votos, que si bien es el doble de lo que le sacó Hillary a Trump en 2016, es la mitad de lo que habían previsto.

(Además: ¿Cómo funciona el polémico Colegio Electoral en Estados Unidos?)

Ya mirando a los estados particulares se pueden sacar conclusiones semejantes.
En Florida, por ejemplo, Trump le sacó a Biden 3,5 puntos de ventaja, cuando las encuestas ponían a Biden con un punto de ventaja.

En Wisconsin, el exvicepresidente llegó a las elecciones con 6,5 puntos de ventaja en los sondeos, pero escrutado el 97 por ciento de los votos, la diferencia solo favorecía a Biden por 0,7 puntos. En el caso de Míchigan lo aventajaba por 4,2 puntos y el resultado final (contabilizado el 90 por ciento), era de solo 0,2.

En Pensilvania, los resultados aún son preliminares, pues falta por entrar el 18 por ciento del voto. Pero ni siquiera es claro que Biden pueda ganarlo, pese a que las encuestas lo daban como favorito por 4 puntos.

En Nevada, la ventaja de Biden era de 2,4 puntos, pero terminó siendo menos del 1 por ciento, si bien falta un 14 por ciento del voto por sumarse.

En algunos estados estuvieron más acertados, como Georgia y Carolina del Norte, donde daban un empate técnico, pero se inclinaban por Trump por 1 punto o menos.

Aun así, la radiografía es más o menos similar. Tanto en el voto nacional como en el voto estatal, si bien las encuestas estuvieron dentro del margen de error —en la mayoría de los casos—, esos márgenes se voltearon para favorecer a Trump.

Y lo mismo pasó con las carreras en el Senado y en la Cámara de Representantes, donde los sondeos daban como ganadores a muchos demócratas y no se materializaron.

Lo que queda claro con esto es que nunca más debemos darles el peso que les damos a las encuestas de opinión pública. Estos métodos parecen estar irrevocablemente rotos o por lo menos nuestro entendimiento de qué tan en serio debemos tomarlos”, decía este miércoles Margaret Sullivan, la columnista experta en medios del The Washington Post.

(En otras noticias: ¿Por qué la campaña de Trump planea demandar los conteos en 3 estados?)

El problema es que, sin ellos, y salvo que desarrollen un modelo nuevo que incluya variables aún no conocidas, será muy difícil tomar la temperatura de un proceso electoral.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
WASHINGTON

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.