Biden y Trump se miden en último debate antes de elecciones en EE. UU.

Biden y Trump se miden en último debate antes de elecciones en EE. UU.

El encuentro en Tennessee es visto como el momento que podría alterar el transcurso de la campaña.

AUTOPLAY
Obama llama a olvidar los sondeos y votar en masa por Biden en elecciones de EEUUEl exmandatario de Estados Unidos Barack Obama lanzó una denuncia al gobierno de Donald Trump y llamó a los votantes demócratas a no confiarse en los sondeos favorables y movilizarse en masa para lograr la victoria del candidato Joe Biden el 3 de noviembre.
Donald Trump y Joe Biden

AFP

Por: Sergio Gómez Maseri
22 de octubre 2020 , 10:20 a. m.

Todos los ojos en EE. UU. y quizá el mundo estarán puestos está noche en el auditorio de la Universidad de Belmont, en Tennessee, donde el presidente Donald Trump y el candidato de los demócratas, Joe Biden, se darán cita a las 8 p.m. (hora de Colombia) para el último debate previsto en esta contienda electoral (y que usted podrá seguir minuto a minuto en EL TIEMPO).

Y con razón. A solo diez días de los comicios de este 3 de noviembre, el intercambio es visto como el último gran momento para alterar el curso de una carrera que, según todas las encuestas, se está inclinando en favor del exvicepresidente.

(Lea también: Preocupantes denuncias por intimidaciones a votantes en EE. UU.)

Tanto en el promedio de encuestas de Real Clear Politics como en el de FiveThirtyEight, Biden le saca a Trump 10 puntos o más a nivel nacional. Y va a la cabeza, aunque por menor margen, en 9 de los 10 estados llamados indecisos o swing states que son los que van a definir quién se queda con la Casa Blanca.

Aunque el presidente sigue diciendo que los sondeos están equivocados y que terminará imponiéndose pese a ellos, como sucedió en el 2016, el panorama –y su actitud en estos últimos estos días– indican que llega al encuentro a la defensiva y necesitado de algo explosivo que pueda cambiar la trayectoria.

Biden, por su parte, está en un universo opuesto. Y de allí que su estrategia, tanto en los días que le faltan a la contienda como para el debate, es no cometer errores que pongan en riesgo su liderato. Dos escenarios que quedaron muy claros esta semana. Mientras el exvicepresidente se encerró en su casa de Delaware para preparar su artillería, Trump viajó a varios estados para eventos de campaña en los que elevó tanto el tono de su retórica como la virulencia de sus ataques.

Seguidores de Joe Biden en Miami

Caravana de seguidores del candidato demócrata Joe Biden en Miami, Florida.

Foto:

Efe

Quizá lo más polémico fue su pedido al fiscal general, William Barr, para que anuncie la apertura de una investigación contra Biden y su hijo Hunter por supuesto tráfico de influencias, a raíz de la publicación de unos e-mails no corroborados en los que se habla de una supuesta cita entre el exvicepresidente y uno de los ejecutivos de la firma ucraniana en la que trabajó su hijo.

(Lea también: 'Si los latinos salen a votar, va a cambiar la distribución de poder’)

Biden ha dicho que esa reunión nunca se dio y ni siquiera es claro si los e-mails son legítimos. Y aún de serlos, si bien plantearían un problema ético, no hay crimen de por medio. De hecho, lo que las autoridades investigan es si los e-mails hacen parte de una campaña orquestada por Rusia para favorecer atacar a Biden y favorecer a Trump.

Pero, que el mismo presidente le esté pidiendo al fiscal que nombró que anuncie una pesquisa contra el rival que le va ganando y a solo 10 días de las elecciones, es escandaloso.

Y se ve más como un desesperado intento de Trump por desviar la atención del coronavirus, el tema que al parecer más importa al electorado y que estaría hundiendo su presidencia.

Votantes latinos Trump - EFE

Votantes latinos de Donald Trump.

Foto:

EFE

De hecho, el presidente siguió insistiendo en que se trata de un problema ya superado cuando el coronavirus está en ascenso en casi todos los estados del país y se siguen muriendo entre 600 y 900 personas diarias.

De hecho, las más altas autoridades sanitarias del país dijeron esta semana que el país está a punto de atravesar una nueva crisis que podría duplicar la cantidad de decesos en los próximos cuatro meses (ya van más de 220.000).

A lo que Trump respondió llamándolos “idiotas” y catalogando a Anthony Fauci, el epidemiólogo más respetado del país y miembro de su propio gobierno, como un “desastre”. Temas que muy probablemente saldrán a relucir en el debate.

Aunque se espera que el encuentro sea combativo, los organizadores del evento han tomado ciertas precauciones para evitar que se presente la debacle del encuentro anterior cuando Trump interrumpió a Biden y al moderador más de 120 veces durante 90 minutos y a veces a los gritos.

(Lea también: ‘Trump será el primer presidente que pierde la reelección desde 1992')

En esta ocasión, cada candidato tendrá dos minutos al comienzo de cada uno de los seis segmentos previstos, durante los cuales el micrófono del otro estará apagado.
Si bien eso limitará las interrupciones, igual se espera que sea caótico, pues tras los dos minutos seguirán otros 10 de discusión abierta.

Votaciones en Florida

En Florida ya arrancó el voto anticipado para las elecciones entre Donald Trump y Joe Biden.

Foto:

EFE

En el trasfondo del debate habrá otro tema que ha comenzado a preocupar y que también puede surgir.

A lo largo de todo el país se han comenzado a registrar reportes sobre intimidación de votantes en los puestos habilitados para sufragar. En particular, provenientes de la campaña de Trump.

En Nevada y Tennessee decenas de sus simpatizantes, algunos armados, se pararon frente a los puestos de votación, dificultado el acceso y causando miedo entre los electores.

En Florida, Alaska y Arizona, votantes demócratas han comenzado a recibir e-mails en los que se les advierte que habrá consecuencias si no votan por Trump.

Los e-mails están asociados con los Proud Boys, una organización de supremacistas blancos y de extrema derecha que el presidente se negó a denunciar en el último debate con Biden. Proud Boys ha dicho que no tiene nada que ver con la campaña de intimidación.

(En otras noticias: ¿Quién va ganando la presidencia de EE. UU. según las encuestas?)

En Tennessee, además, a varios electores se les negó su derecho a sufragar por llevar puesta una camiseta de Black Lives Matter.

Las reglas del estado impiden que las personas ingresen a los puestos de votación con indumentaria que reflejen su favoritismo hacia algún candidato.

Pero Black Lives Matter no tiene afiliación política y, por lo tanto, fue ilegal impedir el ingreso de estos votantes. Eso llevó a la destitución de los responsables.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
WASHINGTON

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.