‘Ucraniagate’, más grave de lo que se pensó en principio

‘Ucraniagate’, más grave de lo que se pensó en principio

A supuestas presiones de Trump a su par ucraniano se suman intentos por esconder la charla.

AUTOPLAY
¿Por qué lo de Trump es más grave de lo esperado?Claves del escándalo que tiene a Trump bajo amenaza de destitución.
Joseph Maguire

Leah Millis / Reuters

Por: Sergio Gómez Maseri
26 de septiembre 2019 , 10:20 p.m.

Mucho más grave de lo que se había pensado terminó siendo la queja que interpuso un informante de la comunidad de inteligencia y que hoy tiene al presidente de EE. UU., Donald Trump, a las puertas de un juicio de destitución.

(Lea también: Trump pide publicar transcripción de llamada a presidente ucraniano )

Tras varias semanas de bloqueo, la Casa Blanca finalmente accedió a entregar al Congreso la demanda que había sido elevada por el informante desde el pasado 12 de agosto.

En ella el informante sostiene, entre otras cosas, que Trump no solo habría utilizado el poder de la presidencia para su beneficio personal, sino que puso en riesgo la seguridad nacional mientras personal de la administración intentó ocultar las pruebas de su conducta.

(Lea también: Demócratas abren vía para la destitución de Trump)

Trump y Zelensky

Trump negó que haya presionado a su homólogo de Ucrania, Vladimir Zelensky (izq.).

Foto:

Saul Loeb. AFP

El informante, que aún no ha sido identificado, se refiere en su queja a la polémica llamada entre Trump y el presidente de Ucrania Vladimir Zelensky en la cual este le pide que investigue a Joe Biden, su más probable rival en las elecciones del 2020, y a su hijo Hunter.

Estas son los puntos clave del documento de siete páginas que en estos momentos está siendo analizado por el Congreso.

(Le puede interesar: ¿Podría Donald Trump ser destituido por una llamada telefónica?)

Interferir en las elecciones del 2020

El informante sostiene que ha conocido por diversas fuentes que Trump le pidió ayuda al líder del otro país con el objeto de obtener información para beneficiarse electoralmente.

Y añade que Trump involucró al fiscal General de EE. UU., Robert Barr, y a su abogado Rudy Giuliani, para que le ayudara en ese propósito. De momento, la oficina de Barr ha dicho que el presidente nunca le habló de sus contactos con Zelensky.

(Le puede interesar: ¿Quién es Volodymyr Zelensky, el cómico actor que gobernará Ucrania?).

Rudolph Giuliani y Donald Trump

El exalcalde de Nueva York Rudolph Giuliani (1994-2001) y el presidente de EE. UU., Donald Trump.

Foto:

Reuters / Mike Segar

¿Quién es el informante?

Según 'The New York Times', el informante sería un ‘topo’ de la CIA. El diario aseguró que de acuerdo con tres fuentes, el agente trabajó alguna vez en la Casa Blanca, pero ya regresó a las dependencias de la agencia. No se conoce el nombre, pero el diario considera que debe tratarse de un experimentado analista con conocimiento de las relaciones entre EE. UU. y Ucrania, ya que redactó con gran precisión su denuncia.

Existiría una transcripción literal de la conversación de Trump con Zelensky

Trump ordenó revelar la transcripción de la conversación, pero aclarando que no era literal sino un conjunto de notas que se tomaron el 25 de julio durante la llamada. El informante dice saber que existe una transcripción palabra por palabra de la misma, y ahora muchos se preguntan por qué Trump no la entregó o si omitió algo en la que hizo pública.

Los funcionarios de la Casa Blanca me dijeron que estaban perturbados por lo que había sucedido en la llamada y que había una discusión entre los abogados de la Casa Blanca sobre qué
hacer

Tan grave que abogados de Trump trataron de limitar acceso a transcripción

De acuerdo con el informante, varias fuentes le comunicaron que en los días que siguieron a la llamada se dio toda una discusión sobre qué hacer con el récord de comunicaciones: “Los funcionarios de la Casa Blanca me dijeron que estaban perturbados por lo que había sucedido en la llamada y que había una discusión entre los abogados sobre qué hacer, pues habrían sido testigos del presidente abusando del poder de su oficina para uso personal”.

Foto transcripción

En la conversación con Zelesnky, Trump le pidió al presidente de Ucrania investigar a Joe Biden y su familia. Esta es una fotografía del documento de denuncia del informante. 

Foto:

Reuters

Dice, además, que “bloquearon” todos los récords de la llamada, especialmente la transcripción palabra por palabra, para que solo personas de muy alto nivel tuvieran acceso a ella.

Sostiene que durante la llamada hubo al menos 12 testigos, entre asesores y otros funcionarios, e identifica a uno como Ulrich Brechbuhl, funcionario del Departamento de Estado.

Los funcionarios de la Casa Blanca me dijeron que estaban perturbados por lo que había sucedido en la llamada

Hay mucho más que la llamada

El informante sostiene que Trump y su abogado Giuliani al parecer llevaban más de cuatro meses indagando sobre el caso Biden. Y afirma que un viaje el 2 de agosto de Giuliani a Madrid fue para entrevistarse con un asesor de Zelensky y hacerle seguimiento al pedido de Trump.

Giuliani, de hecho, se habría reunido con muchos otros funcionarios del Gobierno de Ucrania con ese mismo propósito.

Joe Biden

Joe Biden, exvicepresidente de EE.UU. y actual precandidato demócrata.

Foto:

Bloomberg

De acuerdo con el informante, funcionarios del Departamento de Estado se pusieron en contacto con Giuliani, pues estaban preocupados por su interacción con los ucranianos.

Además, dos embajadores de EE. UU. en Europa, que estaban al tanto del pedido de Trump, se reunieron con funcionarios del Gobierno de Ucrania para explicarles cómo proceder ante la solicitud del presidente.

Este jueves, el exalcalde de Nueva York y abogado de Trump reconoció que sí fue abordado por estos funcionarios, pero que nunca le dijeron que había preocupación.

Trump habría presionado de otras formas 

De acuerdo con el informante, el presidente habría utilizado otras estrategias para presionar la investigación de Biden y su hijo. Entre ellas, varios de sus funcionarios le dejaron claro al entorno de Zelensky que una cita entre él y Trump dependería de si tomaba acciones para investigar a Biden y canceló el viaje del vicepresidente Mike Pence a la posesión del mandatario ucraniano para demostrarle su determinación.

Republicanos, preocupados

Ya van por lo menos dos senadores republicanos, Mitt Romney y John Thune, que han dicho estar alarmados por lo que dice el informante. Esto es un dato clave, pues es el Senado el que realizaría el juicio contra Trump y se requieren por lo menos 20 votos de este partido para destituirlo.

Además, llamó mucho la atención que este jueves durante la audiencia del director nacional de Inteligencia, Joseph Maguire, en la Cámara, los republicanos no salieran a defender a Trump frente a las acusaciones y, en su lugar, se enfocaron en temas de procedimiento.

Entre ellos, indagaron cómo pudo haberse filtrado a la prensa la declaración del informante y si era legal que ahora se estuviera haciendo pública su denuncia.

Joseph Maguire, director nacional de Inteligencia de EE. UU.

Joseph Maguire, director nacional de Inteligencia de EE. UU., testifica ante el congreso.

Foto:

BRENDAN SMIALOWSKI, AFP

El lado flaco de la declaración del informante

En su queja, el informante aclara que no estuvo presente en la llamada, pero que varias fuentes lo pusieron al tanto de todos los detalles. Es probable que Trump y sus aliados lo desacrediten por eso. Pero también que este termine dando los nombres de sus fuentes y estos, a su vez, dando su versión al Congreso.

Además, y esto ya empezó a suceder, Trump y los republicanos han comenzado a calificar al informante de ser una persona que odia al presidente y de actuar por razones políticas.

Eso, no obstante, choca con las versiones tanto del inspector general de la Comunidad de Inteligencia, Michael Atkinson, como de Maguire.

Atkinson, al remitir la queja a sus jefes, sostiene que se trata de información creíble y urgente, mientras que Maguire, en su testimonio este jueves en el Congreso, dijo que la actuación del informante había sido impecable, pues se ajustó a los parámetros de la ley que regula la denuncia de un soplón.

¿Amenaza de Trump?

De acuerdo con múltiples reportes de prensa, Trump dijo durante una charla con funcionarios de su país en Naciones Unidas que quería averiguar la identidad de la persona (o personas) que filtró los datos de la llamada y otros detalles al informante anónimo porque, a su juicio, eso equivalía a ser casi un espía.

Acto seguido, les preguntó a los asistentes que si sabían lo que antes se hacía con los que espiaban o traicionaban. Delitos que en el pasado se pagaban con la muerte.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
WASHINGTON
En Twitter: @sergom68

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.