Trump reclama como triunfo el moderado ataque de Irán

Trump reclama como triunfo el moderado ataque de Irán

El mandatario busca subir su popularidad de cara a la reelección. En Teherán tendrían otras cartas.

Donald Trump

Donald Trump (c.) en su discurso tras el ataque de Irán. Mike Pence (d.) vicepresidente y Mark Esper (i.) Secretario de Defensa.

Foto:

Efe

Por: Sergio Gómez Maseri
08 de enero 2020 , 10:02 p.m.

El mesurado ataque de Irán el martes en la noche contra bases de EE. UU. en Irak le abrió una puerta al presidente Donald Trump para desescalar un conflicto militar entre las dos naciones que parecía inminente y con el potencial de desestabilizar a todo Oriente Próximo.

Así mismo, ofreció al mandatario la oportunidad para clamar victoria en este nuevo impase contra el régimen islámico y cobrar dividendos políticos con la mira puesta en su campaña de reelección.

Esa, al menos, era la lectura inicial que expertos en Washington le dieron a los últimos desarrollos en la delicada crisis que se desató luego de que Trump ordenó el asesinato del general iraní Qasem Soleimani la semana pasada en retaliación por la incursión de militantes en la embajada de EE. UU. en Irak y la muerte de un contratista estadounidense.   

De acuerdo con EE. UU., Irán habría lanzado al menos una docena de misiles balísticos contra dos bases militares en Irak que albergan a tropas estadounidenses.
El ataque, según dijo Trump en un discurso, no dejó víctimas y ocasionó solo “daños mínimos”.

Además, sostienen analistas militares, Teherán empleó misiles de menor calado que limitaron los daños y hasta habría avisado a los iraquíes poco antes del ataque.

(Le puede interesar: Irak dice que Irán le informó sobre ataque inminente contra EE. UU.)

Todos los signos de que fue un ataque quirúrgico diseñado para enviar el mensaje de que tampoco les interesa una guerra abierta con EE. UU., pero que tienen la capacidad de infligir daño en caso de que una estalle.

Pese a ello, el bombardeo constituye la agresión más directa de Irán contra EE. UU. desde el triunfo de la revolución islámica y la famosa toma de rehenes en 1979.
Trump, en su discurso, dio a entender que -de momento- no responderá al ataque con otra ofensiva militar.

Anunció nuevas sanciones económicas contra el régimen y pidió a Gran Bretaña, Rusia, China, Alemania y Francia abandonar el acuerdo nuclear que se firmó con Teherán en el 2015 y que EE. UU. abandonó en 2019.(Lea también: Trump pide a potencias que rompan acuerdo con Irán tras ataque en Irak)

Trump está tratando de mitigar una crisis que él mismo ocasionó al abandonar un acuerdo negociado de manera multilateral

Quizá más significativo fue el tono triunfador al describir cómo Irán, con su ataque “light”, “eludía” una confrontación mayor con EE. UU., pues entendieron que su respuesta habría sido contundente de haber optado por una acción en la que murieran estadounidenses.

Aunque terminó su intervención hablando de paz entre ambas naciones, dejó claro que su país nunca permitirá que Teherán adquiera un arma nuclear.

Y la aprovechó, además, para vender ante los estadounidenses los éxitos de su administración. Entre ellos la muerte de Soleimani y la del líder del Estado Islámico Abu Bakr al-Baghdadi. Esa lectura fue muy contraria a la que vendió Irán, donde el ayatola Alí Jamenei, también dirigiéndose a una audiencia local.(Le recomendamos: Respuesta de Irán tras ataque cerca de la Embajada de EE. UU en Irak)

Ataque de Irán a bases de EE. UU.

Imagen cedida por la agencia de prensa iraní en la que supuestamente se muestra el lanzamiento de los misiles contra dos bases militares utilizadas por EE. UU. en Irak.

Foto:

AFP

Así mismo, autoridades de ese país indicaron que el ataque dejó “decenas de muertos”. Un dato no verificado y que probablemente hace parte de una campaña de propaganda del régimen para convencer a sus seguidores de que la respuesta de Irán frente a la muerte del general fue contundente y no débil, como dice Trump.

Aunque Irán fue el último en ‘pegar’, el balón -en cierto sentido- sigue en su cancha.
A pesar de lo que digan frente a su audiencia interna, el régimen sabe que el asesinato de su líder militar más querido no es equivalente a lanzar misiles contra una base en la que nadie siquiera resultó herido. De hecho, en varios pronunciamientos, los iraníes indicaron que esto es solo la “primera fase” de su venganza por la muerte de Soleimani.

La pregunta de fondo es si se atreverá a lanzar otro ataque directo contra EE. UU. o utilizará a terceros, como ha hecho en el pasado, para atacar intereses estadounidenses y de sus aliados en la región.

Precisamente el tipo de operaciones que venía supuestamente coordinando Soleimani en Irak, Yemen, Siria y el Líbano, donde armó a grupos militantes para avanzar los intereses de Irán a través de una guerra asimétrica y bajo la sombra.

Entre otras cosas, porque aun si se elimina la amenaza de una confrontación abierta entre EE. UU. e Irán, los problemas de fondo que existían permanecen latentes. Entre ellos las fuertes sanciones económicas que EE. UU. le impuso a Teherán para forzarla a negociar un nuevo acuerdo nuclear luego de que Trump abandonó el pacto del 2015 y que muchos citan como el origen de la actual crisis.

“Trump está tratando de mitigar una crisis que él mismo ocasionó al abandonar un acuerdo negociado de manera multilateral. Ahora quiere arrastrar a nuestros aliados a un desastre diplomático que también es de su autoría. Hay un claro vacío de liderazgo que es evidente y todos pueden ver”, dijo el congresista demócrata, Gregory Meeks.

Los republicanos, por su parte, celebraron su postura y hasta lo compararon con el presidente Ronald Reagan por avanzar una estrategia que procura “la paz a través de la fuerza”.

(Le recomendamos: Líderes piden calma mientras escala confrontación entre EE. UU. e Irán)

Aunque en el corto plazo Trump parece salir fortalecido, los escenarios a mediano y largo son más complejos.

Si Teherán continúa por el camino de la confrontación indirecta, como probablemente lo hará, Trump se vería obligado a responder con fuerza si no quiere proyectar una imagen de debilidad.

Si lo hace, la situación rápidamente podría escalar a una guerra abierta como la que parece se acaba de evitar. Algo que Trump siempre crítico de las aventuras estadounidenses en Oriente Medio, no desea como preámbulo de las elecciones de noviembre del 2020, donde aspira a ser reelecto.

Reacciones del mundo ante la tensiónBenjamín Netanyahu (Primer ministro de Israel)

​Benjamin Netanyahu, advirtió a Irán sobre una respuesta “rotunda” en caso de que su país sea atacado, luego de que el domingo un responsable iraní amenazó con convertir “en polvo” las ciudades israelíes “si EE. UU. reaccionaba”.

Recep Tayyip Erdoğan (Presidente de Turquía)

“Nadie tiene derecho a incendiar la región. No dejaremos que la región se ahogue en sangre y lágrimas. Trabajaremos con Rusia para esto”, dijo el presidente Recep Tayyip Erdogan, tras reunirse con su homólogo ruso, Vladímir Putin.

Dominic Raab (Secretario de Relaciones Exteriores británico)

“Condenamos este ataque a las bases militares iraquíes que albergan fuerzas de la coalición, incluidas las británicas”, dijo Dominic Raab, e instó a Irán a que no repita “ataques imprudentes y peligrosos” y que busque “la distensión urgente”.

António Guterres (Secretario general ONU)

“Detengan la escalada. Ejerciten la máxima moderación. Restablezcan el diálogo. Renueven la cooperación internacional”, dijo la portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric, reiterando su llamado a la distensión del lunes.

Cancillería de Colombia

La Cancillería colombiana pidió a las partes “trabajar con miras a evitar nuevas acciones que pongan en riesgo la seguridad internacional” y abogó “por la pronta recuperación de la paz” en Oriente Próximo, a través de Twitter.

Sergio Gómez Maseri
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington
En Twitter @sergom68

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.