Secciones
Síguenos en:
La riesgosa apuesta de Biden en Afganistán
Afganistán

Soldados estadounidenses participan en un ejercicio con fuego real cerca de Kandahar, Afganistán.

Foto:

Scott Olson. Getty Images

La riesgosa apuesta de Biden en Afganistán

Tras 20 años, el anuncio del fin de la participación de EE. UU. en este conflicto divide posiciones.

"Soy el cuarto presidente estadounidense que ha tenido que mantener a nuestras tropas en Afganistán. No le pienso pasar esa responsabilidad a un quinto. No podemos seguir en este interminable ciclo".

Con esas palabras, Joe Biden puso fin esta semana a dos décadas de participación de EE. UU. en el conflicto de este país. Dicho de paso, la guerra más larga en toda la historia estadounidense. Y una, como en el caso de Vietnam, de la que se retira sin haber podido resolverla a su favor.

(Le puede interesar: Biden dice que es momento de 'terminar la guerra más larga de EE. UU.)

De acuerdo con el plan de repliegue de Biden, el último de los soldados saldrá del país antes del 1.° de septiembre de este año.

Una fecha emblemática pues marca el vigésimo aniversario de los ataques terroristas contra Washington y Nueva York que desataron la intervención estadounidense en estas lejanas tierras.

El fin, en cierto sentido, ya había sido decretado por la administración anterior del presidente Donald Trump, en un pacto alcanzado con los talibanes en el que se comprometía a dejar el país a partir de este primero de mayo a cambio de un cese de la violencia y el inicio de negociaciones de paz con el gobierno en Kabul.

Como todo lo que sucedió bajo Trump, había expectativa sobre si Biden reversaría esa decisión.

El secretario de Estado, Antony Blinken, llegó a Afganistán tras el anuncio de retirar las tropas de EE. UU.

Foto:

Johanna Geron / EFE

Especialmente por que el alto mando de las fuerzas armadas siempre se opuso a un repliegue apresurado. Su temor, y aún persiste, es que la salida de EE. UU. sin ningún tipo de acuerdo de por medio, dejaría el campo abierto para un retorno al poder de los talibanes, el brutal grupo que se apoderó del país a finales del siglo pasado y bajo el cual florecieron grupos terroristas como Al Qaeda, precisamente los responsables del 9-11.

Tras su llegada a la Casa Blanca, el presidente demócrata pidió a sus asesores alternativas para dar solución a un conflicto que le ha costado la vida a más de 2.500 soldados de EE. UU. y a cientos de miles más en este país. Pero desde el comienzo, de acuerdo con varias fuentes en Washington, Biden quería una opción definitiva, con fecha y hora.

(Le puede interesar: Biden aumentará cuota de refugiados en EE. UU. en mayo)

Los militares se inclinaban por extender la participación por lo menos un año mientras empujaban por un acuerdo de paz irreversible y se planeaba un repliegue ordenado que no generara vacío súbito e inestabilidad.

Pero para el círculo interno de Biden, eso era repetir el error de sus antecesores.  A lo largo de los años, EE. UU. pactó numerosos planes de repliegue basados en las condiciones del terreno y el cumplimento de acuerdos.


Si Biden se equivoca en su valoración el resultado puede ser el regreso a un statu quo del 2001, donde se instalan bases de grupos terroristas que vuelven a forzar una nueva intervención militar

Y siempre se estrellaron con la realidad de un conflicto que persiste y donde los actores -especialmente los talibanes- son impredecibles. El último de ellos, el que firmó Trump el año pasado para iniciar el repliegue este primero de mayo y que fijó los términos para conversaciones de paz que nunca despegaron.

"Más o menos fue ahora o nunca. Era un paso que alguien tenía que dar y Biden le puso el pecho al poner un día fijo en el calendario para acabar con la guerra", le dijo a EL TIEMPO una fuente de la administración.

Además, de acuerdo con esta fuente, las razones que llevaron a EE. UU. a Afganistán ya no están presentes y había que dar un paso al costado para enfocarse en las amenazas que se presentan 20 años después.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Foto:

Andrew Harnik. Bloomberg

"Esa amenaza fue controlada. Ahora el terrorismo está en otros países y otros continentes y es allí donde debemos concentrarnos", sostiene el funcionario, que trabaja en e Consejo Nacional de Seguridad.

El propio Biden, al dar el anuncio, indicó que si bien Washington abandona el país, continuará trabajando por vías diplomáticas para lograr la paz en el país. A su juicio la mejor manera de resolver un conflicto que "no tiene solución militar".

Decisión que desata polémica

En cualquier caso, fue una decisión polémica y hasta controvertida entre los miembros de su propio partido. 

Paul Weldman y Greg Sargent, dos de los expertos más reconocidos que tiene el diario Washington Post, sostienen que Biden simplemente reconoció lo que otros evitaron durante años.

(Además: Así puede sacar la visa de turismo a EE. UU. durante la pandemia)

"Muchos sabían desde el comienzo, que Afganistán era una apuesta en la que perdíamos con cara y con sello. 20 años después, con más de US $3 billones de dólares gastados y miles de vidas perdidas, estamos ante esa realidad. Nuestra salida probablemente permitirá que los talibanes recuperen el control del país, e impongan su brutal régimen a la población. Pero eso iba a suceder con repliegue o sin repliegue en algún momento del futuro. Biden y su equipo lo están admitiendo por primera vez ", dicen estos expertos.

Además, afirman, que es una guerra que ya no tiene apoyo popular en EE. UU. En gran parte por que no existe la urgencia que la desató -la amenaza terrorista- y ha pasado tanto tiempo que las nuevas generaciones ni siquiera la entienden.

Biden, por otra parte, llevaba casi 10 años empujando por el fin de este conflicto. Y sino lo logró en sus años como vicepresidente de Barack Obama fue por que los militares se les atravesaron en el camino con un fuerte respaldo de los republicanos.

El exsecretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, habla durante la ceremonia de la firma de un acuerdo con los talibanes y el gobierno de Afganistán

Foto:

AFP/Giuseppe Cacace

Ese respaldo aún continúa pero debilitado pues fue el mismo Trump -líder de este partido- quien puso a correr el reloj a comienzos del año pasado.

Otro argumento que ventilan es que EE. UU., en estos 20 años, ha desarrollado capacidades militares y en inteligencia que le permiten enfrentar esa amenaza terrorista sin necesidad de invadir países o enviar a miles de soldados.

Pero también le llovieron críticas. Jeanne Shaheen, senadora demócrata de Nueva Jersey, catalogó el repliegue de error garrafal y una traición al pueblo de Afganistán, especialmente frente a sus mujeres que ahora tendrán que vivir bajo el yugo de un grupo que las considera una subespecie.

"Nada de lo que he visto indica que los talibanes tienen interés alguno en cortar vínculos con el terrorismo. Esperarán a que hayamos salido para tomarse el país y reimponer su régimen del terror", afirmó Shaheen.

(Lea aquí: Bernard Madoff: así se llevó a cabo la mayor estafa de la historia)

Los miembros de las fuerzas de seguridad afganas libran a diario operaciones contra los talibanes.

Foto:

EFE

Salida fácil pero con muchos peligros: 'Post' 

De hecho, un nuevo reporte del Inspector General para Afganistán, le da la razón. Según este, el grupo "no parece tener intenciones de modificar sus prácticas, sigue siendo un generador de violencia y antes ha estrechado nexos con grupos terroristas que están ganando terreno en el país".

En ese mismo sentido, el editorial del Washington Post fue extremadamente duro con Biden. Según el Post, la decisión probablemente evitará que EE. UU. siga pagando los costos económicos y en vidas humanas que venía asumiendo, "pero será un desastre para este país. Probablemente conducirá a que se pierda todo lo que se logró en términos políticos, económicos y sociales que tanto nos costaron en estos 20 años”.

De acuerdo con el Post, los optimistas piensan que quizá los talibanes abandonen sus posturas más radicales a cambio de la ayuda internacional que el país requiere para evitar una implosión económica.

(Lea más ¿Por qué se retira EE. UU. de Afganistán tras 20 años de guerra?)

"Pero si Biden se equivoca en su valoración -dice el diario- el resultado puede ser el regreso al statu quo del 2001, donde se instalan bases de grupos terroristas que vuelven a forzar una nueva intervención militar. Como mínimo, quiere decir además que estamos abandonado a todos esos afganos que creyeron en la construcción de una democracia y la garantía mínima de derechos humanos y de todos esos militares de EE. UU. que se sacrificaron en esta misión".

Foto de archivo del 2001 de las primeras tropas estadounidenses que llegaron a Afganistán.

Foto:

AFP

Para el diario, Biden, al salir de Afganistán, está tomando "la ruta fácil" sin considerar que las consecuencias pueden ser terribles.

David Sanger, del New York Times, lo ve desde un ángulo más estratégico. En palabras de este analista: "Si Biden puede enfocar el país en retos estratégicos actuales que son mucho más serios -como el ciberespacio, el declive de Rusia y el ascenso de China- habrá finalmente sacado a EE.UU. de su fijación post 9-11 donde toda la política doméstica e internacional estaba guiada por la lucha contra el terrorismo".

Puede ser. Pero de lo que no hay duda es que el nuevo presidente acaba de hacer una gran apuesta que podría, para bien o para mal, definir su paso por la Casa Blanca.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington
En Twitter @sergom68

Le puede interesar

-Blinken llega a Afganistán tras anuncio de retiro de tropas de EE.UU.
-¿Por qué el régimen de Maduro enviará milicianos a la frontera?
-Las razones de Joe Biden para sancionar a Rusia por ciberespionaje

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.