Testimonio de su exabogado pone contra las cuerdas a Donald Trump

Testimonio de su exabogado pone contra las cuerdas a Donald Trump

Michael Cohen admitió ante el Congreso que en 2016 negoció la construcción de una torre en Rusia. 

Michael Cohen

Michael Cohen, exabogado personal del presidente estadounidense, Donald Trump, abandona el tribunal federal de Nueva York.

Foto:

Justin Lane / Efe

Por: SERGIO GÓMEZ MASERI
29 de noviembre 2018 , 07:21 p.m.

Michael Cohen, antiguo abogado y hombre confianza de Donald Trump, se ha tornado en todo un dolor de cabeza para el mandatario estadounidense.

Este jueves Cohen se declaró culpable de un delito de falso testimonio, pues mintió al Congreso cuando este órgano le preguntó sobre el estado de un proyecto inmobiliario que el magnate neoyorquino quería construir en Moscú y cuyas negociaciones coincidieron con la campaña presidencial del 2016.

En sus declaraciones al legislativo, que investigaba una posible coordinación de la campaña de Trump con el Kremlin, el abogado dijo que el proyecto terminó por hundirse en enero del 2016, cuando aún estaban por iniciarse las primarias del Partido Republicano y el actual presidente no figuraba como el posible triunfador.

Además, dijo que nunca discutió con este el estado de las negociaciones, ni estableció contactos con asesores del presidente Vladimir Putin para tratar de materializar el proyecto.

Pero ahora, en su declaración de culpabilidad ante una corte de Nueva York, Cohen aclara que esas negociaciones continuaron hasta junio de ese mismo año, cuando Trump ya tenía asegurada la nominación, y que sí había discutido el negocio con su jefe en múltiples oportunidades.

Así mismo, Cohen dijo que se planteó hasta la posibilidad de que Trump viajara después de la convención republicana en agosto para empujar el proyecto y que estuvo en contacto con Dmitry Peskov, un alto asesor de Putin con quien buscaba, no solo asegurar el negocio inmobiliario, sino conseguir financiación para ejecutarlo.

De acuerdo con los documentos radicados en la corte, Cohen mintió de manera deliberada para evitar que se hicieran nexos con la campaña presidencial de Trump e impedir que la investigación del Fiscal Especial Robert Mueller –quien indaga si la campaña electoral de Trump en 2016 coludió con los intentos rusos de perjudicar a su rival Hillary Clinton– también cobijara este tipo de transacciones comerciales de las empresas de Trump.

“La investigación de Mueller debe continuar, libre de la interferencia política del presidente, hasta que se sepa la verdad”, dijo al respecto Mark Warner, vicepresidente del Comité de Inteligencia del Senado.

La investigación de Mueller debe continuar, libre de la interferencia política del presidente, hasta que se sepa la verdad

Donald Trump y Cohen

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, junto a su exabogado Michael Cohen. 

Foto:

Jonathan Ernst /Reuters

El presidente Trump, de inmediato, rechazó las acusaciones e indicó que Cohen estaba mintiendo simplemente para lograr una rebaja de su condena.

“Es una persona débil y no muy lista”, declaró a la prensa, y reconoció que sí había pensado en hacer un proyecto inmobiliario en Moscú, pero “que esto todos lo sabían”.
El acuerdo de culpabilidad por mentir al Congreso prevé una pena máxima de seis meses en prisión.

Aunque las negociaciones nunca se materializaron –algo que Trump resaltó en su respuesta a los medios–, sí lo dejan mal parado por varias razones.

Primero, porque el mismo Trump había negado durante la campaña, y de manera vehemente, cualquier negocio o inversión en Rusia y, de hecho, dijo que los había rechazado porque su campaña presidencial se lo exigía. “Tengo CERO inversiones en Rusia”, escribió en julio de 2016.

Cohen mintió de manera deliberada para evitar que se hicieran nexos con la campaña presidencial de Donald Trump

Y segundo porque demostraría la intención del presidente de usar su músculo como candidato del Partido Republicano para obtener beneficios personales. Así mismo porque el testimonio de Cohen indicaría que existían contactos de la campaña de Trump con Putin al más alto nivel.

En agosto, el abogado ya se había declarado culpable de violar las normas que rigen la financiación de las campañas en EE. UU. al pagar gruesas sumas de dinero, unos 130.000 dólares, a dos mujeres que amenazaban con revelar relaciones sexuales con el entonces candidato. Entre ellas la actriz de cine porno Stormy Daniels.

Según Cohen, los pagos fueron ordenados por el propio Trump, que en público no solo negó las relaciones extramatrimoniales sino que negó conocer de los desembolsos que se hicieron para comprar el silencio de las mujeres.


SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington
En twitter @sergom68

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.