Trump destapa su carta para la Corte Suprema de Estados Unidos

Trump destapa su carta para la Corte Suprema de Estados Unidos

Se trata de Amy Coney Barrett, una jueza conservadora nominada para reemplazar a Bader Ginsburg.

Amy Coney Barrett

Barrett es la nueva jueza de la Corte Suprema de Justicia elegida por el presidente Donald Trump.

Foto:

EFE

Por: Sergio Gómez Maseri
26 de septiembre 2020 , 04:54 p. m.

El presidente Donald Trump nominó este sábado a Amy Coney Barrett, una conservadora con profundas convicciones religiosas, para que llene el asiento que quedó vacante en la Corte Suprema de Justicia la semana pasada tras la muerte de la jueza e icono liberal Ruth Bader Ginsburg.

(En contexto: Amy Coney Barret sería la nueva miembro de la Corte Suprema de EE. UU.)

De 48 años, Barrett aún debe ser confirmada por el Senado. Pero dada la mayoría republicana en esta cámara del Legislativo se da por descontado que pasará la prueba, y probablemente en tiempo récord.

Pese a ello, su selección ha desatado una intensa polémica y promete convertirse en otro explosivo tema de la campaña electoral en este país.

La razón es que en el 2016 los republicanos bloquearon la nominación de un juez seleccionado por el entonces presidente Barack Obama alegando que las elecciones estaban a la vuelta de la esquina (a 8 meses) y por lo tanto se trataba de una decisión que debía quedar en manos del ganador de la contienda.

(Lea también: 'Me siento muy orgulloso del ataque que me hace Trump': Petro)

Ruth Bader Ginsburg

La jueza progresista de la Corte Suprema de EE. UU. Ruth Bader Ginsburg murió a los 87 años.

Foto:

AFP

En esta ocasión, y aunque faltan menos de 6 semanas para los comicios, los republicanos optaron por ignorar un precedente que ellos mismos establecieron.
La Constitución le otorga el derecho al presidente de nominar candidatos a la Corte cuando se presenta una vacante, y al Senado, el poder para confirmarlo.

En el caso de Obama, este partido ni siquiera quiso considerar a Merrick Garland, el escogido por el presidente demócrata.

De acuerdo con una encuesta de esta semana en el Washington Post, el 57 por ciento de los estadounidenses opinan que la vacante debería ser llenada por el ganador de las elecciones de noviembre y su confirmación pospuesta hasta el año entrante, cuando ya se haya posesionado el nuevo Congreso.

(Lea también: Trump mete a Colombia en su campaña de reelección con ataque a Petro)

Pero los republicanos, todo indica, piensan confirmar a Barrett antes de este 3 de noviembre, fecha prevista para los comicios presidenciales y legislativos. Y por varias razones.

La más importante es que con ello consolidarían la mayoría conservadora –que ya existe en la corte– y por varias generaciones.

Actualmente, en la institución hay 5 jueces de esta tendencia frente a 3 liberales.
Colocar a Barrett les permite ampliar su poder a 6 jueces
, una clara mayoría que garantiza un giro de la Corte en temas que son considerados vitales para ambos partidos. En particular el aborto, los matrimonios entre homosexuales, la discriminación de minorías, el futuro de los inmigrantes y el cubrimiento de la salud.

De hecho, la llegada de Barrett les asegura que finalmente podrán tumbar Roe vs. Wade, la decisión de esta misma Corte Suprema en 1973 que volvió legal el aborto en EE. UU.

Dado que los cargos en la Corte son vitalicios y que Trump ya nombró a otros dos jueces también muy jóvenes, ese poder se podría mantener por tres décadas o más.
Además, para los republicanos se trata de un tema urgente, pues saben que en estas elecciones podrían perder tanto la Casa Blanca como el Senado y les permite agitar un tema que puede motivar a la base para que vote en masa.

Pero para los demócratas esto equivale a una declaración de guerra. Y ya hace curso la idea de que si ganan la presidencia y recuperan la Cámara Alta, podrían optar por ampliar la corte a 11 o incluso 13 miembros. Es decir, darle al nuevo presidente la posibilidad de nominar a dos o cuatro nuevos jueces para recuperar el balance.
Barrett es madre de siete hijos y en el pasado ha dejado claro que su interpretación de la ley está basada en la religión.

(En otras noticias:Trump es abucheado durante homenaje a la jueza Ruth Bader Ginsburg)

Actualmente, jueza de una corte federal de apelaciones, dijo hace poco durante una ceremonia de graduación en la Universidad católica de Notre Dame que el deber de todos los abogados es ayudar a “construir el reino de Dios” en la tierra.

SERGIO GÓMEZ MASERI
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
WASHINGTON

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.