¿Por qué especulan que el ‘topo’ de la Casa Blanca es el 'vice' Pence?

¿Por qué especulan que el ‘topo’ de la Casa Blanca es el 'vice' Pence?

El uso de una palabra en editorial anónimo contra Trump es la clave de las sospechas.

Mike Pence

El vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence ha negado en reiteradas ocasiones ser el autor del editorial anónimo del New York Times.

Foto:

Archivo / EFE

Por: Internacional
10 de septiembre 2018 , 03:09 p.m.

Después de la tormenta desatada por el anónimo artículo de opinión publicado por 'The New York Times' que tilda al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de errático y caótico y que devela que hay una campaña de resistencia dentro de la Casa Blanca que plantea una especie de gobierno paralelo, una veintena de sus más cercanos asesores y funcionarios han negado públicamente haber escrito dicho texto a través de comunicados oficiales.

Sin embargo, las especulaciones insisten en que el vicepresidente Mike Pence habría sido el autor de dicho texto, a pesar de que lo ha negado en repetidas ocasiones, y de que el presidente Trump ha desatado una campaña sin cuartel para develar al ‘topo’ de la Casa Blanca que probablemente generó la peor crisis dentro del gobierno del republicano, justo en la semana en que un libro del prestigioso periodista Bob Woodward (el mismo que reveló, junto con Carl Bernstein, el escándalo de Watergate, que provocó la renuncia del presidente Richard Nixon) lo había dejado cerca de un nocaut.

Incluso se ha hablado de la utilización del polígrafo para cazar al soplón o de sofisticados sistemas de análisis de palabras para detectarlo.

La única pista que se tiene son las palabras del editor del Times, James Dao, que aseguró que el lenguaje utilizado en el editorial podría revelar la identidad del autor. Y eso le dio vuelo a las especulaciones por el uso en el editorial de la palabra “lodestar”, de un uso muy poco común y que significa “estrella polar” o “inspiración” y que supuestamente el vicepresidente ha usado en varias ocasiones.

Pero Pence se desmarca: “Cualquiera que sea capaz de escribir un artículo anónimo calumniando a este presidente, que ha proporcionado un liderazgo extraordinario para este país, no debería estar trabajando para este Gobierno". "Debería renunciar, esa sería la acción honorable", anotó.

Para el biógrafo de Trump y Pence, Michael d’Antonio, en entrevista con el diario chileno ‘La Tercera’, “Pence puede negar la redacción del artículo y no habrá pruebas de que lo haya hecho. Esto no quiere decir que no estuvo involucrado. Parte del lenguaje del artículo y muchas de las ideas son consistentes con el pensamiento del vicepresidente. Creo que Trump está furioso y paranoico y Pence está ahora entre aquellos a los que teme”.

Bob Woodward

Bob Woodward, periodista de investigación de Estados Unidos, quien hace un perfil sobre la personalidad de Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

Foto:

Reuters

Para el periodista, ganador de un Pulitzer, y autor de un libro sobre el vicepresidente, ‘The Shadow President’, Pence “está tratando de apoyar a Trump mientras evita la mancha del escándalo. Esta es una estrategia inteligente para alguien que está calculando su futuro político. Él no querría ser el centro de la ira entre la base de Trump, pero también quiere ser aceptable para un gran rango de estadounidenses. Él sonríe. Habla en tonos medidos y escapa cuando las cosas se ponen demasiado calientes en la Casa Blanca. Es una pose muy inteligente”, para ser un eventual remplazante.

Por lo pronto avanza la ‘cacería’ o ‘la caza de brujas’. Según el ‘Times’, el jefe de gabinete, John Kelly, ya redujo a 13 personas la lista del posible autor, mientras continúan las presiones sobre el periódico para que revele el nombre de la fuente bajo el argumento de que es un tema de seguridad nacional. De la misma forma no se descartan las pruebas de polígrafo, o firmar declaraciones juradas como prueba de que no escribieron el polémico texto.

Pero el nombre del autor puede permanecer décadas en secreto. La historia de Estados Unidos recuerda el caso de ‘Garganta profunda’, la fuente anónima que ayudó a develar el complejo entramado de espionaje, sobornos y uso ilegal de fondos que terminó tumbando al gobierno del republicano Richard Nixon en 1974.

Solo 30 años después se supo el nombre del ‘topo’, y fue él mismo quién lo reveló en una entrevista con Vanity Fair. Se trató de Mark Felt, quien era el segundo del FBI. Una razón más para que Trump no duerma en paz.

INTERNACIONAL

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.